a través de Kim Jong Un modifica la Constitución para proclamarse oficialmente jefe de Estado de Corea de Norte