Este grupo disidente es un grupo legítimo que ejecuta las acciones que los estados cobardes occidentales no se atreven a hacer, las embajadas norcoreanas no son legítimas y deberían ser clausuradas de inmediato por formar parte de un régimen dictatorial que ejecuta acciones criminales que superan en bestialismo al comunismo y al nazismo.

Los paises que mantienen embajadas del régimen dictadorial de Corea del Norte están colaborando económicamente con la dictadura, las embajadas sirven como puertas de enlace para contratos empresariales y grupos de inversión que benefician únicamente a la república de Pyongyang, donde se concentra toda la élite del régimen y desde donde se maneja toda la economía del país. La ONU debería sancionar a todo país que tuviera una embajada de esta dictadura, parar las transacciones económicas y la expulsión inmediata de todos sus embajadores.