En su totalidad: ascensos y degradaciones en la 14a. Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte

Lo siguiente es una lista de los líderes del estado y los miembros del gabinete elegidos o nombrados el primer día de la Primera Sesión de la 14ª Asamblea Popular Suprema (APS).

También incluye una lista de los líderes del estado y del gabinete antes de esta elección.

VER LISTA

Con las sanciones comenzando a pasar factura, Kim Jong Un puede estar cambiando de rumbo 

Por Andrei Lankov 
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.nknews.org/2019/04/why-a-leadership-reshuffle-spells-trouble-for-the-future-of-north-korean-reforms/ 

La primera sesión de la 14a. SPA de la semana pasada y el 4 ° Pleno de alto nivel del 7° Comité Central de WPK estuvieron, como de costumbre, marcados por una reorganización de altos funcionarios. 

Si bien los actores clave en Corea del Norte pueden ser degradados o ascendidos casi en cualquier momento, la tradición establecida dicta que es preferible usar reuniones de las asambleas ceremoniales de Corea del Norte como lugares para declarar quién está, quién está arriba y quién está fuera. 

En la mayoría de los casos, tales reorganizaciones, a pesar de ser muy interesantes para los medios, tienen poco valor para los observadores de Corea del Norte. Se sabe muy poco acerca de los actores clave, y por lo general parece que se trata de otro grupo de funcionarios sin rostro vestidos con trajes grisáceos o uniformes sobrecargados de medallas para reemplazar a los predecesores que lucen y se comportan de la misma manera. 

Pero esta vez los cambios parecen ser significativos y, hasta cierto punto, descifrables para los extraños. 

Y, desafortunadamente, lo que podemos leer de las noticias no es bueno para quienes, como este autor, han esperado durante mucho tiempo una transformación gradual del estado y la sociedad de Corea del Norte. 

Parece que las fuerzas reformistas en el liderazgo norcoreano han sufrido un revés (de qué envergadura queda por ver). 

Si bien las consecuencias inmediatas de esto probablemente sean menores, a la larga, los cambios recientes reducen las posibilidades de que el “problema de Corea del Norte” no termine en un clímax dramático y sangriento. 

002Corea del Norte realizó una serie de importantes eventos políticos la semana pasada | Foto: KCNA 

Dos detalles importantes sobre la reorganización se hicieron públicos en la sesión de APS. En primer lugar, Choe Ryong Hae, quien durante mucho tiempo fue visto como el segundo al mando de Kim Jong Un, ha sido ascendido a una serie de nuevas posiciones. 

Estos nuevos nombramientos, tomados en conjunto, hacen de Choe uno de los funcionarios más poderosos en toda la historia del gobierno de la familia Kim en Corea del Norte. 

Nunca antes alguien que no formaba parte de la familia Kim había podido concentrar tanto poder en sus manos. 

En segundo lugar, se reemplazó a Pak Pong Ju, que había servido como jefe del Gabinete de la RPDC desde 2013. Esto no debe interpretarse necesariamente como una caída en desgracia: el veterano tecnócrata fue recompensado con una nueva posición, como vicepresidente del Comité Central de PTC. 

Sin embargo, queda por ver en qué medida podrá continuar con la política económica desde estas nuevas oficinas.   

Las fuerzas reformistas en el liderazgo norcoreano han sufrido un revés 

La vicepresidencia de PTC es un trabajo importante, sin duda, pero solo el tiempo dirá si Pak Pong Ju podrá y estará dispuesto a mantener el control sobre la situación económica en esta nueva función. 

Esto es malo. Pak Pong Ju es uno de los pocos altos funcionarios de Corea del Norte que tiene una alineación política conocida y es un partidario de las reformas económicas orientadas al mercado desde hace mucho tiempo. 

Su nombre está firmemente asociado con los primeros intentos de emular las reformas chinas (aunque de manera muy modesta y parcial) en Corea, y en general se acepta que Pak Pong Ju fue el autor intelectual de las reformas de 2002 o, al menos, apoyó a los reformadores con su peso político. 

Fue nombrado primer ministro por primera vez en 2003 cuando el impulso de la reforma alcanzó su punto más alto y perdió su trabajo en 2007 cuando Kim Jong Il se sintió decepcionado por su impulso inicial de reforma. 

Pak Pong Ju sobrevivió a su primer fracaso con poco daño, trabajando como gerente en el campo, e hizo una reaparición en 2010. 

003El tecnócrata reformista, Pak Pong Ju, parece estar marginado | Foto: Rodong Sinmun 

En 2013, fue nombrado primer ministro nuevamente y su regreso coincidió con otro estallido de reformas orientadas al mercado. Presidió y, se cree, lideró la reactivación masiva de la economía norcoreana, que duró hasta que el impacto de las sanciones sectoriales comenzó a notarse alrededor de 2017. 

Poco se sabe sobre Kim Jae Ryong, su reemplazo. Hasta hace poco, era el secretario del partido de la provincia de Jagang, un importante centro de producción militar, poco tocado por los vientos de la mercantilización. 

Parece que una persona con un compromiso comprobado de por vida con la mercantilización ha sido reemplazada por un funcionario que probablemente sea un defensor de la economía de comando al estilo antiguo. 

Esto se relaciona con lo que hemos visto recientemente: desde finales de 2016, el impulso de la reforma que había determinado la política de Corea del Norte desde el comienzo del gobierno de Kim Jong Un parece haber retrocedido. 

No se sabe que se hayan introducido nuevas normas, leyes o regulaciones orientadas a la reforma desde principios de 2016. El avance adicional de las reformas industriales aparentemente se ha detenido. En la agricultura, incluso hay señales de que algunas reformas anteriores se han revertido parcialmente, con el impacto negativo predecible en la productividad. 

Además, en los últimos meses hemos visto informes de represalias ocasionales en empresas privadas. Esta es una evidencia anecdótica, sin duda, pero las historias provienen de diferentes fuentes con una frecuencia alarmante. 

Este es un resurgimiento de viejos patrones: antes del surgimiento de Kim Jong Un, las campañas contra empresarios semi-legales eran una característica recurrente de la política económica de Corea del Norte. 

Una vez que Kim Jong Un tomó el poder, según los informes, ordenó que a los ricos se les dejara en paz. Esta política de tolerancia y aceptación tácita ha sido parcialmente revocada, o eso parece. 

Así que la noticia no es buena. El principal problema con todo el programa de reforma de Corea del Norte, iniciado alrededor de 2012 por Kim Jong Un, fue su total dependencia de la buena voluntad del líder. 

004La reforma económica puede ser la única esperanza de Kim para la estabilidad a largo plazo | Foto por nknews_hq 

Corea del Norte es, para todos los efectos, una monarquía absoluta, y todos los cambios podrían detenerse instantáneamente si el soberano tiene ganas de detenerlos. 

Es obvio por qué la RPDC está reduciendo la velocidad de las reformas: las sanciones sectoriales están comenzando a tener un impacto en la economía, y después de la fallida cumbre de Hanoi, está claro que no se van a eliminar en un futuro cercano. 

Corea del Norte tendrá que sobrevivir en un entorno difícil, y en esta situación, es más probable que los partidarios de la movilización y el control de masas obtengan ventaja. 

Como se ha predicho muchas veces, las fuertes sanciones y la presión solo ayudan a los opositores de la mercantilización y la liberalización política. 

El posible triunfo de los partidarios de la línea dura es, entonces, probable que tenga graves consecuencias para todas las partes interesadas, incluida la propia élite norcoreana.   

Las duras sanciones y la presión solo ayudan a los opositores de la mercantilización y la liberalización política 

Si Corea del Norte continúa demorando las reformas, la brecha económica entre ella y sus vecinos seguirá creciendo y la probabilidad de un colapso violento y sangriento aumentará. 

Sin reformas de mercado, no habrá recuperación económica, y sin recuperación será mucho más difícil evitar un “aterrizaje forzoso” para el régimen norcoreano. 

Y, como hemos visto en Libia y Siria nos siguen mostrando, no hay nada particularmente bueno en un brusco aterrizaje. 

Editado por Oliver Hotham 

Imagen destacada: KCNA