Por Jieun Kim 
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.rfa.org/english/news/korea/executions-04102019175353.html 

Imagen superior: En una foto de archivo se muestra un monumento en Pyongyang al Partido de los Trabajadores Coreanos de Corea del Norte. Photononstop 

Las autoridades norcoreanas organizaron un juicio público y condenaron a muerte a dos adivinas el mes pasado, que obligaron a decenas de miles de personas a verlo, en lo que parecía ser una reanudación de las ejecuciones públicas.

Las ejecuciones de las dos mujeres se llevaron a cabo en marzo en la ciudad de Chongjin, en el norte de Hamgyong, y tenían como objetivo forzar a los funcionarios a que dejaran de financiar a los adivinos y realizar otras conductassupersticiosas“, según dos fuentes que hablaron con el Servicio Coreano de RFA bajo condición de anonimato .

“Los juicios públicos y las ejecuciones se reanudaron este año, mientras las autoridades judiciales llevaron a cabo estos juicios en múltiples ubicaciones por razones de mantenimiento del orden social”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte, en la frontera con China, al Servicio Coreano de la RFA.

Las ejecuciones públicassorprendieron” a los residentes de la ciudad, dijo la fuente de la RFA.

Ellos pronunciaron sentencias de muerte y llevaron a cabo ejecuciones públicas de inmediato“, dijo la fuente, y agregó que dos de las tres mujeres procesadas fueron ejecutadas por disparo, mientras que la tercera fue condenada a cadena perpetua.

Decenas de miles de personas de fábricas, universidades y unidades de vivienda de Chongjin se vieron obligadas a asistira la ejecución pública en marzo“, agregó la fuente.

Los tres crearon un grupo llamado Chilsungjo (Grupo Siete Estrellas) para llevar a cabo lo que las autoridades describieron comoactividades supersticiosas“, dijo la fuente.

Habían utilizado a un niño de tres años y de cinco años para llevar a cabo sus actividades, afirmando que los niños estaban poseídos por un oráculo espiritual y que recibían dinero para adivinación”, dijo.

Ahora es común en Corea del Norte que las personas consulten a los adivinos antes de planificar bodas o hacer negocios, o que consideren otras decisiones importantes en sus vidas, dijo la fuente, y agregó: “Incluso los funcionarios gubernamentales de alto rango y las familias de las autoridades judiciales a menudo visitan a los adivinos“.

Haciendo de ello un ejemplo

También hablando con la RFA, una segunda fuente en el norte de Hamgyong dijo que las preocupaciones del gobierno sobre la participación de funcionarios de alto rango en actividadessupersticiosas” ha llevado a las autoridades a dar un ejemplo para los que intentan visitar y hablar sobre adivinación.

“El Comité Central ha enfatizado la eliminación del comportamiento antisocialista y la preservación del orden social, pero es difícil encontrar residentes que sigan estas órdenes“, dijo la fuente.

“La gente teme que morirán de hambre si viven de acuerdo con la ley, por lo que no es exagerado decir que ahora las actividades ilegales se han vuelto comunes“.

En febrero, las autoridades llevaron a cabo un juicio abierto inusual en el distrito de Pohang en Chongjin para estudiantes de secundaria de 15 a 16 años que se habían organizado en grupos de dos a tres para llevar a cabo robos por la noche, dijo la fuente.

Actuaron violentamente contra los residentes y robaron todo lo que pensaron que les haría ganar dinero. La atmósfera se volvió incómoda en el área por la noche, y fue difícil, por un tiempo, encontrar gente caminando por la noche“.

Debido a que los acusados eran menores de edad, se les dio sentencias severas, dijo la fuente.

“Pero los adultos juzgados en público están siendo sentenciados a muerte, o al menos reciben sentencias de por vida, por lo que los residentes viven con miedo“, dijo.

Estadísticas poco claras

Es difícil encontrar estadísticas precisas sobre el uso de la pena de muerte en Corea del Norte.

En febrero, el Servicio Coreano de la RFA informó que una ONG norcoreana con sede en Seúl había detallado que el régimen de Kim Jong Un había purgado a 421 funcionarios desde 2010 para consolidar el poder en torno a Kim.

El informe, “Ejecuciones y purgas de las elites de Corea del Norte: una investigación sobre el genocidio basada en testimonios de funcionarios de alto rango“, del Centro de Estrategia de Corea del Norte, recopiló los testimonios de 14 desertores de élite de Corea del Norte, seis funcionarios de Corea del Norte en China y otros cinco desertores que presenciaron ejecuciones.

El informe señala el conocido caso del tío de Kim, Jang Song Thaek, un alto funcionario que fue ejecutado en 2013, dice que “más de 15 personas murieron y otras 400 fueron purgados.

En una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte en diciembre de 2017, la embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, fue citada por Reuters y otras agencias de noticias diciendo que “los desertores informaron que todos los norcoreanos, mayores de 12 años, son requerido para asistir a ejecuciones públicas, un recordatorio gráfico de las consecuencias de la desobediencia hacia el gobierno”, dijo 
En un histórico informe en 2014, la Comisión de Investigación de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Corea del Norte encontró que “como una cuestión de política estatal, las autoridades llevan a cabo ejecuciones, con o sin juicio, de manera pública o secreta, en respuesta a políticas y otros asuntos, por delitos que a menudo no se encuentran entre los delitos más graves”.

“La política de llevar a cabo regularmente ejecuciones públicas sirve para infundir temor en la población general”, dijo el informe, basado en entrevistas extensas con desertores del Norte.

El informe de la ONU dijo que si bien las ejecuciones públicaseran las más comunes en la década de 1990″, continuaron hasta el momento de la publicación del histórico informe en 2014, y que en 2013 se produjo un “aumento en el número de ejecuciones públicas con motivaciones políticas“.