Encarcelado en virtud de culpabilidad por asociación, el Sr. Lim fue llevado al Campo No.18 en 1967 y pasó dos décadas allí. Su padre había sido un soldado surcoreano en la Guerra de Corea que fue capturado por el Norte al comienzo de la guerra, quien luego sirvió durante tres años en el ejército norcoreano. Su madre era de una familia anteriormente acomodada que se benefició por su asociación con Japón. El abuelo materno del Sr. Lim, quien anteriormente estudió fotografía en la Universidad de Waseda en Tokio, había sido ejecutado públicamente debido a su asociación con Japón.

Durante los años setenta y ochenta, hubo muchos japoneses-coreanos repatriados que fueron enviados al Campo No.18. El Sr. Lim recordó a un hombre japonés-coreano llamado Jung Bong-sun que era bien conocido dentro del Campo porque enseñaba karate a los guardias de seguridad. Sin embargo, fue ejecutado públicamente cuando intentó escapar en mayo de 1982. La principal industria del Campo No.18 era la minería. Los hombres trabajaban en las minas y las mujeres se organizaban en unidades de trabajo, trabajando de 5 a.m. a 9 p.m., recogiendo carbón o haciendo otros trabajos de construcción. El Sr. Lim describe cuatro categorías de residentes en el Campo. Las dos primeras categorías se denominaron cola-min (presos políticos) y e-ju-min, un eufemismo que literalmente significa migrante o inmigrante.

Eran personas que habían hecho daño al sistema o economía socialista por equivocación. Estos dos grupos eran el nivel más bajo de prisioneros en la colonia de trabajo. Vivían en casas o barracones sin los retratos del Gran Líder. Los niños de estos dos grupos fueron a escuelas primarias que tampoco tenían retratos, donde la educación era mínima, y ​​donde los niños también tenían asignaciones de trabajo todos los días. La ausencia de retratos era una indicación de que estas personas no iban a ser liberadas en la sociedad norcoreana, aunque algunos de los e-ju-min estaban sujetos a una “reforma revolucionaria” y una eventual liberación.

Los coreanos étnicos que fueron “repatriados” desde Japón y que posteriormente fueron enviados al Campo Nº18 se clasificaron como cola-min. La familia del Sr. Lim fue tratada como cola-min, pero después de que su padre trabajó mucho en las minas de carbón durante más de 10 años, fueron reclasificados como e-ju-min. El Sr. Lim fue liberado después de 20 años en el Campo.

Él describe un centro de detención separado dentro del kwan-li-so para encarcelar a personas dentro del campo de prisioneros que desobedecieron las normas internas o que no trabajaron lo suficientemente duro. El Sr. Lim llamó a la prisión dentro del campo de prisioneros un chong-hwa.78 El Sr. Lim fue testigo de múltiples ejecuciones públicas de personas que fueron atrapadas mientras intentaban escapar. La mayoría de las ejecuciones públicas incluyeron tres o cuatro personas a la vez, pero el Sr. Lim presenció ejecuciones públicas más grandes en las que murieron entre quince y veinte personas. Él estima que el número de ejecuciones anuales ha sido de cincuenta a sesenta personas.

El Sr. Lim también recordó el acoso sexual a mujeres y la prohibición de relaciones sexuales entre hombres y mujeres en las secciones de menor rango del Campo No.18. A los presos en su sección del campo no se les permitió aparearse. El Sr. Lim presenció la muerte de un hombre japonés-coreano con el apellido de Yoon. Se enamoró de una hija del jefe del escuadrón laboral de la mina y quedó embarazada. Cuando las autoridades del Campo se dieron cuenta, ataron al hombre desnudo detrás de una bicicleta y lo obligaron a recorrer todo el Campo varias veces al día. A otros prisioneros se les ordenó maldecirlo y apedrearlo. Después de diez días, el hombre murió de agotamiento y heridas por la lapidación. Todas las mujeres detenidas eran consideradas propiedad de las autoridades que podían aprovecharse de ellas todas las veces que quisieran.

Este testimonio fue presentado en la conferencia del 7 de diciembre de 2008 en Tokio, al que asistió el autor de “El Gulag Oculto”. La historia y el testimonio del Sr. Lim en coreano y japonés están disponibles en el sitio web de la ONG japonesa “No Fence”.

Notas
78 Literalmente significa “adoctrinamiento político”.