Por Mun Dong Hui
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-korean-soldier-imprisoned-for-military-service-complaint/ 

[Imagen superior: Soldados en Sinuiju, provincia de Pyongan del Norte. De archivo: DailyNK] 

Un soldado que trabaja en una instalación subterránea de almacenamiento de cohetes militares cerca del distrito de Nammun en Kanggye, provincia de Changgang, se quejó abiertamente del estado de los asuntos militares y de las políticas de PTC mientras estaba ebrio y puede ser expulsado de la instalación, informaron fuentes norcoreanas. 

Una fuente norcoreana de alto nivel en Pyongyang dijo al DailyNK el 13 de noviembre que el soldado, se emborrachó e hizo comentarios desfavorables sobre el estado actual de los asuntos y que sus comentarios fueron informados a un agente del Ministerio de Seguridad del Estado (MSE) y fue inmediatamente arrestado y detenido por el MSE. 

“Recibió una sentencia de un año en un centro de trabajo disciplinario por los delitos de beber mientras estaba de servicio y criticar al Partido de los Trabajadores de Corea (PTC)”, dijo la fuente. “Será deshonrosa su baja del servicio militar después de cumplir su sentencia y será enviado a una mina como minero”. 

En Corea del Sur, la negligencia en el cumplimiento del deber (Sección 35 del Código Militar) puede llevar a una sentencia de uno o más años en la cárcel, y en casos extremos puede justificar una sentencia de por vida. Sin embargo, el código militar de Corea del Norte no se ha hecho público, lo que dificulta determinar si la sentencia se ajusta al delito. 

El artículo 74 del Código Penal de Corea del Norte establece que el “delito de negligencia en ejecutar órdenes, decisiones y órdenes” conlleva una sentencia de al menos un año en un establecimiento penitenciario si la persona en cuestión “no ha ejecutado con precisión el debido proceso a las órdenes del Presidente de la RPDC, el director del Comité de Defensa Nacional o el Primer Director del Comité de Defensa Nacional; las órdenes, decisiones u órdenes del Comité Militar del Partido Central; o las decisiones y órdenes del Comité de Defensa Nacional”. 

El soldado también puede ser castigado por quejarse del trabajo en el ejército durante un período en el que las dos Coreas han entrado en relaciones pacíficas, dijo una fuente en la provincia de Chaggang. 

“Sse quejó de que ‘Corea del Sur y Estados Unidos han dicho que no iniciarán una guerra si nosotros [Corea del Norte] nos abstenemos de fabricar cohetes y armas nucleares”, continuó la fuente. 

Agregó que el soldado hizo otros comentarios, entre ellos, “Los Estados Unidos y Corea del Sur quieren la paz en este momento, por lo que es ridículo que tengamos que servir en el ejército durante 10 a 13 años para proteger estas instalaciones subterráneas […] Es triste que cientos y miles de jóvenes tengan que pasar sus mejores años en estas instalaciones de almacenamiento subterráneo […] Necesitamos [la RPDC] revisar nuestra estrategia para adaptarla al nuevo estado de cosas pacífico”. 

Las autoridades norcoreanas realizan regularmente vigilancia sobre los residentes comunes, pero los soldados y los oficiales del Partido son monitoreados a un nivel mucho más alto porque constituyen el aparato de poder del estado. 

Los comentarios del soldado fueron reportados al MSE por otra persona. 

Ahora hay una atmósfera de temor hacia comentarios indecorosos hechos entre soldados norcoreanos debido al incidente. 

“Los soldados se están diciendo entre ellos que si son atrapados por espías de MSE que dicen algo malo, sus vidas se terminaron”, dijo una fuente diferente en la provincia de Changgang.”Están diciendo que no pueden confiar en nadie y están teniendo cuidado de distanciarse del incidente”. 

Explicó que las autoridades militares de Corea del Norte están utilizando el incidente como una forma de fortalecer la disciplina dentro del ejército. 

“Después de que ocurriera el incidente, las autoridades militares dieron conferencias para enfatizar la necesidad de erradicar a fondo cualquier caso de dar oído a las palabras del enemigo”, continuó. “Las conferencias están dirigidas a fortalecer la ideología revolucionaria y militar entre los soldados”.