Por Kang Mi Jin  
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/families-with-defector-relatives-facing-heavy-surveillance/ 

[Imagen superior: Cámaras de vigilancia instaladas en los puestos de la guardia fronteriza en el área de Musan, en la provincia de Hamgyong del Norte. De archivo: DailyNK] 

Las autoridades norcoreanas están fortaleciendo sus esfuerzos para monitorear a algunas familias de desertores a medida que aumenta la esperanza entre los residentes de mejorar las relaciones intercoreanas después de la cumbre de Pyongyang. 

“La estación de policía local en el distrito de Chongam, que está bajo el mando de la sucursal del Ministerio de Seguridad del Estado de Chongjin en la provincia de Hamgyong del Norte, está vigilando de cerca a las familias de algunos desertores”, dijo una fuente con sede en la provincia de Hamgyong del Norte el 30 de octubre. Los oficiales de policía están monitoreando sus casas y algunas veces usan informantes para vigilar a las familias”. 

La fuente también informó que un oficial de policía local incluso hizo que su esposa vigilara a las familias a las que fue designado para cuidar cuando él no pudo. En general, las autoridades parecen haber aumentado su nivel de vigilancia en comparación con el pasado. Anteriormente, visitaban los hogares de las familias y simplemente les preguntaban a dónde habían ido los desertores al tiempo que confirmaban que las familias no se habían mudado a otro lugar. 

La vigilancia intensificada parece estar enfocada en tipos específicos de familias. Experimentar una vigilancia más estricta es hacia aquellos que han tenido miembros de la familia que intentaron la deserción o aquellos con familiares que son miembros del Partido de los Trabajadores de Corea (PTC) o ingenieros gubernamentales. 

Una fuente en la provincia de Ryanggang agregó: “Las autoridades requieren que los familiares que viven con estas familias se reporten a la policía local cuando vayan a trabajar o salgan de su casa. El funcionario de PTC en su lugar de trabajo asume las tareas de vigilancia hasta que regresan a casa”. 

Así, las familias son monitoreadas las 24 horas. Ambas fuentes dijeron que sus teléfonos móviles probablemente han sido intervenidos por las autoridades. 

Los desertores en Corea del Sur informan que la vigilancia del gobierno norcoreano de sus familias en el norte es un fenómeno nacional. 

“Finalmente pude comunicarme por teléfono con mi familia en la provincia de Hwanghae del Sur, y me dijeron que tenían que informar verbalmente lo que habían hecho cada día a la policía local”, dijo un desertor al DailyNK. “Lo que es más, los oficiales están monitoreando lo que mi familia se dice en su propia casa para que tengan cuidado”. 

“Otras familias con parientes desertores pueden no ser atacadas tanto por la vigilancia, pero algunas están sometidas a una fuerte vigilancia y enfrentan dificultades para recibir permisos para viajar a diferentes áreas”, agregó otro desertor. “Estas familias ya no pueden usar teléfonos móviles chinos [por temor a ser intervenidos], por lo que sus negocios [incluido el contrabando y otras actividades] también están sufriendo”. 

“La reciente cumbre intercoreana ha generado esperanzas [de unificación] entre la gente, pero a las autoridades les preocupa que más intenten desertar debido a la atmósfera pacífica”.