Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-korean-anti-socialist-task-force-groups-stage-end-of-year-crackdown/

[Imagen superior: Los residentes de Corea del Norte se dirigen a vender productos en un mercado no oficial de “saltamontes” en una aldea en la ruta a Pyongyang. Imagen: blogger chino con el siguiente ID: 龙 五 * 狼 之 吻]

Según se informa, algunos residentes de Corea del Norte se quejan de duras medidas de represión lideradas por grupos de fuerzas de trabajo antisocialistas (enviados por el gobierno) por transacciones ilegales en Hyesan y áreas de la provincia de Ryanggang a medida que se acerca el fin de año.

“Los grupos de fuerza de tareas antisocialistas están saqueando mercados en Hyesan sin advertir y verificar si los comerciantes están vendiendo productos y medicamentos importados prohibidos”, dijo una fuente con sede en la provincia de Ryanggang al DailyNK el 8 de noviembre.

“El grupo de trabajo ha confiscado medicamentos, alegando que fueron contrabandeados a China o que eran drogas ilícitas”, agregó la fuente. “Los comerciantes que fueron víctimas de las redadas se unieron y protestaron ante los funcionarios diciendo cosas como: ‘La gente común usa estos medicamentos para tratarse a sí mismos, ¿por qué nos los quitan?,’ pero fue en vano”.

Un comerciante cuyo total de medicamentos fue confiscado tenía a alguien que conocía que protestaba ante las autoridades en su nombre, pero no hubo resultados. En última instancia, pudo recuperar algunas de sus acciones después de sobornar a los funcionarios con dinero y cigarrillos.

Durante cada trimestre del año pasado, las autoridades norcoreanas han desplegado grupos antisocialistas para reprimir las actividades consideradas “antisocialistas” como parte de los esfuerzos más amplios para “corregir el espíritu moral de las personas”. Esta reciente represión se ha centrado en los mercados, en oposición a las represiones pasadas que se centran en los cruces fronterizos ilegales o el uso de teléfonos móviles.

Los grupos también se dirigieron a las granjas del condado y publicaron folletos que afirmaban que los productos alimenticios chinos hechos en paquetes que se vendían en varias tiendas pequeñas de alimentos no habían pasado las inspecciones de higiene. Estos productos “contaminados” fueron confiscados. Los grupos también tomaron medidas enérgicas contra aquellos que vendían productos de puerta a puerta y en sus hogares, declarando que realizaban negocios sin pagar el “impuesto a los puestos” del mercado.

“Los grupos que llevan a cabo las medidas de represión, sin embargo, se escabullen si reciben sobornos de dinero o cigarrillos”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte.

“La gente se queja de que la activación repentina de los grupos solo apunta a ganar dinero”.

Aparentemente, los grupos actuaron por orden de las autoridades norcoreanas, pero algunos han sugerido que solo pretenden obtener dinero extra para uso personal.

Los últimos desarrollos traen recuerdos de que la policía lanzó de repente una ofensiva contra los conductores que no usaban cinturones de seguridad a finales del año pasado para establecer sus cuotas anuales de multas, informó una fuente independiente en la provincia de Ryanggang.

“Para que sus miembros paguen por el cemento que necesitaban obtener, el grupo de trabajo antisocialista en Hyesan arrestó a los locales que habían contrabandeado cosas de China o habían usado teléfonos celulares chinos. Hicieron que pagaran una multa y luego los liberaron ”, dijo.

“En otras palabras, la represión fue solo para obtener el dinero que necesitaban para completar su propio trabajo”.