Por Kang Mi Jin 
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/support-for-the-underprivileged-in-urban-areas-of-north-korea-shows-signs-of-improvement/ 

[Imagen superior: Los niños juegan fuera de un orfanato en Pyongyang. De archivo: DailyNK] 

Algunas instalaciones de alojamiento para los desfavorecidos en Corea del Norte han experimentado una expansión significativa recientemente. Los niños que viven en las calles, los huérfanos y los ancianos cerca de Pyongyang han visto mejoras en sus respectivas condiciones de vida. 

Corea del Norte se embarcó recientemente en la construcción de hogares grupales y escuelas modernizadas para huérfanos y jóvenes sin hogar como parte de proyectos de desarrollo urbano en las ciudades de Samjiyon y Hyesan. El régimen ha estado usando estos proyectos para propaganda, con Kim Jong Un visitando personalmente las áreas, aumentando su representación como “Padre del Pueblo”.   

Aunque el gobierno está haciendo esfuerzos para mejorar las condiciones de los menos privilegiados, las fuentes de DailyNK informaron que las ciudades pequeñas fuera de Pyongyang están viendo mejoras limitadas. Se sabe que las instalaciones de alojamiento en estas áreas están plagadas de malversaciones y de una fuerza laboral desmotivada. 

Después de regresar de visitar a un familiar que reside en un asilo de ancianos en los suburbios de Pyongyang, una fuente que vive en la capital informó: “Las instalaciones parecían muy agradables. Más de 40 residentes vivían allí y parecía que se les brindaba una atención muy adecuada en términos de comida, ropa y servicios de alojamiento”. 

“Con frecuencia se les permitía a los hombres pescar o jugar al ajedrez coreano, con un pequeño número de residentes que iban a un jardín cercano para cosechar repollo”, dijo. 

“No sé si recibieron un tratamiento especial porque había venido de visita, pero a todos nos proporcionaron arroz, varios tipos diferentes de mariscos y varios platos de verduras para nuestra comida. Los residentes aquí parecen comer incluso mejor que el ciudadano promedio que vive en Pyongyang”. 

Las mejoras reportadas en las instalaciones de alojamiento se están llevando a cabo no solo en Pyongyang, sino también en otras áreas. “Después de las visitas a hogares de ancianos y hogares para jóvenes en Pyongsong y Sinuiju, puedo decir definitivamente que las comidas han mejorado mucho más que antes. Sin embargo, las instalaciones en ciudades más pequeñas siguen siendo bastante pobres”, dijo una fuente en la provincia de Pyongan del Sur. 

A pesar de que el gobierno proporciona alimentos, como arroz, carne de cerdo y varios tipos de mariscos, se sabe que los trabajadores roban estas raciones y las venden en el mercado abierto. Incluso con el gobierno supervisando la distribución de las raciones, la malversación desenfrenada sigue siendo una característica de la vida cotidiana. 

“No importa si se trata de un orfanato, un hogar de jóvenes, una escuela o un asilo de ancianos, el bienestar de las personas depende en gran medida de tener un gerente honesto y confiable. “Si la persona equivocada se pone a cargo, a menudo llevará a la malversación y las raciones no llegarán a los necesitados”, dijo la fuente de la provincia de Pyongan del Sur. 

Otra fuente de la provincia de Hwanghae del Sur también informó que las condiciones de las instalaciones rurales son muy malas y dijo que a pesar de que las instalaciones en Haeju fueron bien construidas por los residentes del gobierno, no se ven muchas mejoras en sus vidas diarias. Específicamente, señaló, en el condado de Unpa, los ancianos residentes de hogares de ancianos se están utilizando como jornaleros en granjas locales. 

Una fuente adicional en la provincia de Hwanghae del Sur agregó: “Los cuidadores que envían a los ancianos como trabajadores para que ganen dinero para su uso personal están aplacando a los ancianos al calificarlos de una oportunidad para participar en “actividades de ocio” y les dicen que no deberían ser ‘ingratos’ porque lo tienen mucho mejor ahora que cuando vivían solos”.