Por Ha Yoon Ah
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/increase-in-vehicle-smuggling-across-border-sino-nk-border/ 

[Imagen superior: Vehículos detenidos en un puesto de control a lo largo de la orilla del río en la provincia de Pyongan del Norte. De archivo: DailyNK] 

Las empresas comerciales están contrabandeando vehículos de pasajeros de fabricación china a través de la frontera entre China y RPDC bajo la protección de las autoridades norcoreanas, informan varias fuentes del DailyNK. 

La resolución 2397 de la ONU, que fue adoptada en diciembre del año pasado, designa a todos los vehículos, incluidos los automóviles y camiones de pasajeros, como artículos de importación prohibidos. El contrabando de automóviles se detuvo por completo debido a las restricciones chinas, pero recientemente los servicios de seguridad fronteriza en ambos lados de la frontera permitieron nuevamente el contrabando de vehículos. 

Ha habido un aumento constante en la demanda de vehículos en Corea del Norte por una variedad de razones, incluso para uso personal y para taxis y compañías turísticas. Los automóviles nuevos se importan como componentes y se ensamblan en el país, mientras que los automóviles usados se transportan o conducen a través de áreas estrechas del río Yalu. 

El área de Samjang de Corea del Norte en el condado de Taehongdan, provincia de Ryanggang, es donde comienzan los ríos Yalu y Tumen, y cuenta con aguas poco profundas ideales para cruzar coches. Muchos contrabandistas de automóviles y motocicletas usan ese área. Las instituciones legales de Corea del Norte están estrechamente involucradas en el contrabando de vehículos, por lo que los contrabandistas generalmente evaden el castigo. 

Las autoridades norcoreanas también tienen planes de proporcionar vehículos de contrabando a cada jefe de los comités populares locales del país, lo que significa que se necesitarán unos 300 automóviles. 

“Se ha reducido la orden de proporcionar automóviles blancos a cada jefe de los comités populares provinciales y municipales. El 19 de octubre, una fuente con sede en la provincia de Ryanggang dijo al Daily NK que las empresas comerciales tienen la tarea de proporcionar los coches y los están introduciendo de contrabando. 

“Los directores del Comité Popular en la provincia de Ryanggang, donde ocurre la mayor parte del contrabando, hablan abiertamente de recibir coches. Los funcionarios del Partido de alto nivel recibieron automóviles en el pasado, y ahora los funcionarios de la administración de nivel inferior los están recibiendo”. 

Las empresas comerciales no han tenido problemas para introducir vehículos de contrabando en el país porque trabajan con funcionarios de seguridad fronteriza en ambos lados de la frontera, informó una fuente adicional en la provincia de Ryanggang. 

La mayoría de los artículos exportados de Corea del Norte [a China] incluyen productos de piel animal, piñones, frutas de montaña y productos medicinales. Algunas fuentes informan que los metales también se están exportando a China, mientras que las compañías chinas de ropa están recibiendo pedidos desde el interior de Corea del Norte y organizan el contrabando de productos terminados al país. 

“Las compañías comerciales norcoreanas contrabandean metales, productos medicinales y piel de conejo a China bajo la protección de la seguridad fronteriza en ambos lados de la frontera, los vehículos y los fertilizantes se están contrabandeando en masa”, dijo Isimaru Jiro, jefe de la oficina de Tokio de Asia Press. 

Las empresas comerciales están trabajando con redes de contrabando experimentadas a pequeña escala en la región fronteriza entre China y RPDC. Según los informes, los guardias de seguridad fronterizos están a merced de los contrabandistas porque dependen de ellos para obtener ingresos en forma de sobornos. 

“Las empresas comerciales están realizando actividades de contrabando debido a órdenes de arriba, pero la escala en la que están contrabandeando es cada vez mayor”, agregó una fuente separada en la provincia de Ryanggang. 

“Los vehículos están llegando a Corea del Norte desde China como si estuvieran conduciendo a través de una carretera, e incluso los empleados de las empresas de comercio están diciendo que el nivel de contrabando no se parece en nada a lo que habían visto antes”.