Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-korean-authorities-hire-more-informants-to-clamp-down-on-dissent/ 

[Imagen superior: Puesto de guardia militar en la provincia de Pyongan del Norte a lo largo del río Amnok/Yalu. De archivo: Daily NK] 

Las fuentes norcoreanas han aumentado recientemente el número de informantes secretos en las ciudades norcoreanas que se encuentran a lo largo de la frontera entre China y la RPDC como parte de los esfuerzos para prevenir nuevas deserciones, según las fuentes del país. 

“Los informantes del Ministerio de Seguridad del Estado (MSE) se han triplicado en las ciudades norcoreanas en la frontera entre China y RPDC”, dijo una fuente norcoreana actualmente en China el 2 de noviembre. “Las autoridades han aumentado enormemente el número de personas que monitorean a los norcoreanos que viven en las ciudades fronterizas”. 

“El número de informantes de MSE ha aumentado significativamente, lo que significa que las autoridades tienen la intención de observar muy de cerca los movimientos de todos”, agregó otra fuente en China con vínculos con Corea del Norte. 

El creciente número de informantes en el terreno apunta a fortalecer la “primera línea de defensa” del estado de seguridad contra las deserciones. El líder norcoreano, Kim Jong Un, ordenó a los servicios de seguridad que “conocieran cad palmo, incluso la caída de una aguja”, después de entrar al poder. 

Los desarrollos también sugieren que las autoridades no tienen la intención de aflojar ninguna restricción existente sobre la libertad de expresión o pensamiento. El aumento en el número de informantes se produce después de las órdenes del gobierno central a raíz de la reciente cumbre de Pyongyang para “comprender a fondo lo que piensan los miembros de PTC [Partido de los Trabajadores de Corea] y el pueblo”. 

Una fuente de la provincia de Ryanggang dijo al Daily NK: “La gente dice entre sí que las [cumbres], inesperadamente, no han tenido éxito y que las sanciones siguen vigentes. Están molestos porque el gobierno habló de que la unificación está a la vuelta de la esquina, pero en realidad, realmente nada ha cambiado”. 

Las autoridades han detectado el descontento entre la población recientemente y parecen haber tomado medidas al aumentar el número de informantes para controlar ese sentimiento. 

La necesidad de aumentar en gran medida el número de informantes ha llevado a un aflojamiento de los requisitos de contratación. Los informantes tenían que provenir de “buenos antecedentes” en la “clase principal” (a diferencia de las clases hostiles o vacilantes) y serían descalificados si alguno de sus familiares tenía antecedentes penales. 

Además, hubo muchos casos en los que los informantes provenían de los lugares reales a los que se dirigían las actividades de monitoreo, ya que esto les permitía comprender con precisión las condiciones locales. 

Sin embargo, recientemente las autoridades se han acercado a los contrabandistas para que se conviertan en informantes, según otra fuente en la provincia de Ryanggang, quien señaló que “los informantes no fueron seleccionados entre los contrabandistas en el pasado, pero ahora se dice que son elegidos por el MSE”. 

Como la noticia del reciente arresto de un intermediario que ayuda a los desertores en Onsong, en la provincia de Hamgyong del Norte, se ha extendido junto con la noticia del reciente aumento de informantes, los norcoreanos dicen ahora más que nunca que “es más peligroso que antes”. 

“Era fácil adivinar quien era un informante en el pasado”, dijo la segunda fuente de la provincia de Ryanggang, sugiriendo que las personas ahora están siendo intimidadas en silencio. “Pero ahora la gente dice que es más difícil saberlo […] Ahora tienen que tener cuidado con lo que dicen”. 

“He escuchado que menos personas se dirigen directamente a Corea del Sur desde Corea del Norte en la actualidad”, dijo a Daily NK un desertor que vive en Seúl bajo condición de anonimato. 

“Los intermediarios no están ayudando a tantos desertores como antes porque tienen miedo de ser atrapados”.