Por Tom Eck 
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-korea-at-70-how-it-survived-will-endure/ 

[Imagen superior: Soldados norcoreanos en formación durante un desfile militar celebrado el 9 de septiembre como parte de los eventos para celebrar el 70 aniversario del país. Imagen: Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA)] 

El 9 de septiembre de 1948, la República Popular Democrática de Corea (RPDC) fue declarada en el norte de Corea. Esto sucedió menos de un mes después de que Corea del Sur hubiera instituido formalmente su propio gobierno. Creada como resultado del imperialismo japonés, el fin de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, la división de la península de Corea sigue siendo una realidad geopolítica. Lo que sí es digno de mención es la capacidad inusual de la RPDC de sobrevivir de una manera no tradicional. Es probable que este estado no ortodoxo sobreviva en el futuro debido a su capacidad para obtener ayuda externa, el apoyo chino continuo y la capacidad de trabajar hacia sus objetivos diplomáticos. 

Corea del Norte ha soportado tanto tiempo como lo ha hecho porque los regímenes de Kim han logrado obtener ayuda externa de varias fuentes. Durante la Guerra Fría, esto tomó la forma de “diplomacia equidistante” en la que Pyongyang utilizaba a China y a la URSS como patrocinadores de la asistencia económica y militar. La RPDC tuvo bastante éxito en esto durante décadas. El apoyo chino ha continuado hasta el presente, pero se necesitaron otras fuentes después del colapso de la URSS en 1991. El Marco Acordado de 1994 allanó el camino para la ayuda y asistencia de los Estados Unidos y otros gobiernos extranjeros. La hambruna de Corea del Norte en la década de 1990 llevó al país a solicitar ayuda externa , que  ayudó a Pyongyang a sobrevivir a la hambruna que experimentó en la década de 1990. La política de Sunshine, que fue la política exterior de Corea del Sur entre 1998 y 2008, se basó en brindar ayuda a Corea del Norte. 

El principal objetivo del gobierno de la RPDC es la supervivencia del régimen. Fue un factor detrás de la creación del programa nuclear de Pyongyang. La cumbre de Trump-Kim generó esperanzas de que Corea del Norte se abra y reforme, pero parece más probable que Corea del Norte esté tratando de utilizar su posición de negociación para obtener más ayuda extranjera del exterior. Tanto los Estados Unidos como Corea del Sur no están buscando un cambio de régimen. Ambos países han brindado ayuda a Corea del Norte anteriormente y ambos tuvieron cumbres de Kim este año. El historial de Pyongyang en los últimos veinticinco años es perseguir su propia agenda y parece que se desvía ante la voluntad de la comunidad internacional. Esto parece ser lo que continuará después de la cumbre de Trump-Kim en al menos alguna forma. El programa nuclear de Pyongyang probablemente se usará como una herramienta de negociación para recibir ayuda a cambio de limitar futuras pruebas o detener la proliferación nuclear adicional. 

La relación de China con Corea del Norte se ha mantenido constante, ya que hay una larga amistad entre las dos naciones que se remonta a la década de 1940. A pesar de los informes que dicen lo contrario, los acontecimientos recientes han demostrado que China sigue apoyando a Corea del Norte. Kim Jong Un tomó el poder antes de cumplir los 30 años (en 2011) e inicialmente no se veía bien en China. En el sistema chino actual, los líderes son cultivados en lugar de ser capaces de ascender directamente a la cima, explicando parcialmente por qué Pekín inicialmente dudó del tercer líder Kim. Esto ayuda a explicar por qué no hubo una visita de estado donde se fuera recibido en China hasta este año. Las visitas recientes han reafirmado la relación duradera entre Beijing y Pyongyang. 

Hay dos elementos importantes relacionados con este arreglo que vale la pena mencionar. El primero es la solidificación del poder de Xi Jinping dentro de China. Ahora, un líder aparente de por vida como su homólogo norcoreano, está animado a perseguir objetivos de política exterior en el exterior. También puede no doler que Kim Jong Un haya estado en el poder durante algunos años y haya envejecido un poco. En segundo lugar, China no teme verdaderamente a una Corea del Norte nuclear; Teme la inestabilidad en la frontera que comparten. Para China, Corea del Norte es un estado intermedio que proporciona seguridad fronteriza y es una herramienta de negociación. Dado que China y los Estados Unidos están involucrados en una guerra comercial ahora, parece poco probable que Beijing respalde más sanciones de la ONU contra Pyongyang. Como principal patrocinador de Corea del Norte, el apoyo de China es primordial, ya que aproximadamente el 90% del comercio de Corea del Norte es con China. En todo caso, los eventos recientes han fortalecido la relación entre Corea del Norte y su aliado más cercano. 

Irónicamente, es probable que Corea del Norte vuelva a la diplomacia equidistante. En su forma del siglo XXI, esto implica jugar los intereses de Washington y Beijing en beneficio de Pyongyang. El comodín en esta ecuación es Seúl, que quiere paz y prosperidad en la península de Corea. Esta nueva forma de diplomacia equidistante estaba en el centro de la celebración del 70 aniversario de Corea del Norte este fin de semana. El mensaje enviado a Washington se vio en la falta de misiles nucleares en exhibición en el desfile. Esto es visto como positivo por la administración de Trump, que hay un serio deseo de desnuclearización antes de una posible segunda cumbre de Trump-Kim. 

El mensaje enviado a Beijing fue otra afirmación de amistad. Kim tomó la mano de un líder chino de alto rango mientras se escuchaba una canción china para que todos la escucharan. Esto sirvió para afirmar la estrecha colaboración que se ha mostrado a lo largo de este año mientras se sigue tranquilizando a China luego del establecimiento de una línea de comunicación directa con Washington. Para Seúl, la Declaración de Panmunjom de principios de este año reflejó un mensaje de paz y amistad. A medida que las relaciones intercoreanas se preparan para volver a ocupar un lugar central con la segunda reunión de los actuales líderes coreanos programada para finales de este mes, es posible que el comodín sea el factor impulsor de las circunstancias diplomáticas para seguir adelante. Dos temas clave que probablemente se discutirán en la próxima cumbre intercoreana son la coordinación económica y la declaración de un fin oficial de las hostilidades para establecer un “régimen de paz”. Esta reunión podría acercar a las dos Coreas y permitir que Pyongyang juegue un rol mas duro para su propio beneficio. 

La estrategia de supervivencia no convencional de Corea del Norte ha ayudado al estado a durar setenta años. Obtener ayuda para financiar el régimen ha sido una estrategia duradera que ha producido una sorprendente cantidad de éxito. Ayudó a los regímenes de Kim a conservar el poder en el país y, a su vez, a trabajar en el desarrollo de armas nucleares. Kim Jong Un está utilizando el problema nuclear para la seguridad del régimen y probablemente lo usará para negociar más ayuda externa. El apuntalamiento de la relación Beijing-Pyongyang también asegurará la supervivencia de Corea del Norte. La reciente demostración externa de amistad junto con la importancia estratégica de Corea del Norte para China ha llevado a la reafirmación de la asociación de larga duración entre estos países. 

La exhibición exterior este fin de semana de una política equidistante del siglo XXI podría ser un indicio del avance de Pyongyang. Pero las relaciones intercoreanas serán el factor clave que impulsará la situación diplomática a corto plazo. Corea del Norte ha utilizado con éxito la ayuda externa, el patrocinio de su aliado más importante y una diplomacia astuta para resistir mucho más de lo que muchos esperaban. 

* Las opiniones expresadas en Columnas de invitado no reflejan necesariamente las de Daily NK. 

Tom Eck es un candidato a Ph.D. en la Universidad de Texas A&M. Tiene una maestría en administración pública de A&M y ha vivido en China y Corea del Sur.