Por  Thae Yong Ho
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-koreas-intentions-are-starting-to-show/ 

(Solo en inglés)

Tras la reunión con Kim Jong Un el 7 de octubre, el Secretario de Estado de los EE. UU., Pompeo, dijo que había tenido “conversaciones buenas y productivas” con Kim Jong Un y que había progresado en la desnuclearización de Corea del Norte al aceptar las inspecciones nucleares. 

Sin embargo, no se sabe si el inventario de las instalaciones nucleares de Corea del Norte, un punto que Estados Unidos ha estado impulsando como un paso primario hacia la desnuclearización, se discutió en absoluto durante su visita al Norte. 

El sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri que Corea del Norte ha ofrecido para una inspección, es el sitio que fue demolido en mayo por Corea del Norte, quien lo declaró como un “primer paso hacia la desnuclearización” en presencia de solo periodistas extranjeros y no expertos. 

Y las plataformas de lanzamiento de misiles Tongchang-ri que se discutieron para ser desmanteladas, ya habían prometido ser desmanteladas entre Estados Unidos y Corea del Norte en junio en Singapur. 

Algunas personas están optando por ver esto positivamente diciendo que la aceptación de Corea del Norte para permitir inspecciones de instalaciones incluso inútiles es un “progreso real”. 

Sin embargo, si empezamos a aceptar la “táctica de salami” de Corea del Norte de “adoptar un enfoque paso a paso para solo las cosas posibles”, entonces no vamos por el camino de la desnuclearización completa, sino por el camino del desarme nuclear. Aceptando a Corea del Norte como una potencia nuclear. 

Hay dos tipos de negociaciones nucleares. 

Negociaciones de desnuclearización para abandonar completamente las armas nucleares; y negociaciones de desarme nuclear para reducir la amenaza nuclear. 

A lo largo de la historia de la desnuclearización en otros países, primero se envió un inventario de las instalaciones nucleares, y se llevó a cabo un desmantelamiento de todas las instalaciones nucleares y las armas en base a esta lista. 

Usando este método, EE. UU. desmanteló 176 misiles balísticos y cerca de 1,800 ojivas nucleares en Ucrania después de la caída de la Unión Soviética en el transcurso de dos años entre 1991 y 1993. 

De esta manera, Ucrania, que fue la tercera mayor potencia nuclear, completó su proceso de desmantelamiento nuclear en dos años. 

Del mismo modo, si Corea del Norte está dispuesta a desnuclearizarse, puede completar el proceso dentro de dos años. 

Si Corea del Norte sigue los procedimientos genuinos para la desnuclearización, también podrá ganar mucho al recibir no solo miles de millones de dólares, sino también decenas de miles de millones de dólares en ayuda económica de la comunidad internacional, incluidos los Estados Unidos y Corea del Sur. 

Si Kim Jong Un realmente desea completar la desnuclearización lo más rápido posible para poder concentrarse en la economía, entonces no hay necesidad de evitar deliberadamente el reporte de sus instalaciones nucleares. 

Para que se lleve a cabo la desnuclearización, el punto de partida del proceso debe ser un informe e inspección del inventario de Corea del Norte de todas sus armas nucleares, sus sitios de producción y almacenamiento. 

Pero si intercambiamos la declaración de fin de guerra por Yongbyon y posponemos la presentación de informes del inventario nuclear de Corea del Norte con el pretexto de generar confianza primero, entonces estamos creando temporalmente la aceptación de Corea del Norte como una potencia nuclear. 

El problema ahora es que después de que Corea del Sur le pidiera a EE. UU. que pospusiera las demandas de reportar un inventario nuclear, Estados Unidos tampoco pronunció una palabra del inventario nuclear. 

La forma en que establecemos el método de la desnuclearización de Corea del Norte y el tipo de demandas que presentamos a los Estados Unidos determinará la dirección del futuro de un nuevo orden en el noreste de Asia.