Las ejecuciones han sido una realidad en el Norte, solo han cambiado sus objetivos

Por Fyodor Tertitskiy
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.nknews.org/2015/09/the-many-ways-of-dying-in-north-korea/

Las noticias tristes a menudo provienen de Corea del Norte y esta noticia a menudo involucra a alguien siendo ejecutado. Por lo general, es un grupo anónimo de personas asesinadas por algo pequeño, como la posesión de DVD extranjeros, o algún funcionario de alto rango. Sin embargo, aparte de eso, la persona promedio no sabe mucho sobre la pena de muerte en Corea del Norte. ¿Cuándo se puede ejecutar a una persona? ¿Quién sentencia? ¿Quién administra el castigo?

TRIBUNALES PARA TODAS LAS OCASIONES

Los procedimientos legales en Corea del Norte tienen más de un camino. Uno existe para delincuentes comunes, otro para delincuentes políticos. Además, los militares, así como los campos de concentración, tienen sus propios tribunales y reglamentos internos.

Los procedimientos que regulan a los delincuentes comunes son bastante estándar: el acusado es juzgado y los jueces emiten un veredicto de acuerdo con el código penal de la RPDC. En la era de Kim Il Sung, el código penal en sí era de hecho un documento restringido. Incluso los diplomáticos en las embajadas extranjeras que hicieron todo lo posible para tener en sus manos el documento no pudieron hacerlo.

Ahora hay más apertura y el código penal está abierto al público. Según él, la pena de muerte puede llegar a un acusado declarado culpable de terrorismo (artículo 61), alta traición (artículo 63), sabotaje y desviación (artículo 65), traición a la nación (artículo 68), participación en el tráfico de drogas o comercio (artículo 208) o asesinato premeditado (artículo 266).

Los tribunales norcoreanos, como prácticamente todas las demás instituciones del país, son corruptos, por lo que uno puede sobornar a un juez para que no lo declaren culpable.

Sin embargo, cuando se trata de crímenes políticos, todo el procedimiento es diferente: una persona simplemente es enviada a un campamento por decisión de la policía secreta. No se toma una resolución judicial; un equipo de policías secretos simplemente llega a la casa de una persona, anuncia la sentencia y las víctimas son llevadas a un campo de concentración. Esto podría parecerse a la URSS de la era de Stalin, cuando el Consejo Especial del Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (es decir, la policía secreta) tenía el poder de encarcelar a una persona por medios extrajudiciales. Sin embargo, a mi leal saber y entender, la policía secreta solo puede condenar a alguien a encarcelamiento, no a ejecución.

Las ejecuciones son siempre públicas, ya que se llevan a cabo para inspirar miedo

Cuando se trata de campos de concentración para presos políticos, las personas allí son poco más que esclavos del estado, y la administración del campo sirve como supervisores. Sentencian a muerte ellos mismos; el crimen más común considerado digno de muerte es un intento de fuga. Las ejecuciones son siempre públicas, ya que se llevan a cabo para inspirar miedo, mientras que los reclusos del campamento son convocados para verlo.

El ejército norcoreano, como en muchos otros países, tiene su propio código criminal que, a diferencia del civil, todavía está clasificado. Sin embargo, sabemos algunas cosas sobre sus procedimientos legales internos. Los delitos menores generalmente son tratados por el comandante de la unidad, y cuanto mayor es la posición del oficial, más severo es el castigo que puede transmitir. Crímenes graves como el asesinato son llevados a un tribunal militar. Cada uno de los cuerpos de la RPDC tiene su propio tribunal. Compuesto por varios oficiales de rango relativamente alto -generalmente coroneles o coroneles de alto rango- estos tribunales tienen la autoridad de reducir el rango de uno, expulsar a uno de los miembros, enviar a uno a un campo de prisioneros o hasta sentenciar a uno a la muerte. Los militares son, como en muchos otros países, fusilados y nunca ahorcados. Por alguna razón, esto se considera más honorable, y por alguna razón aún más extraña, los militares son considerados más merecedores de la muerte honorable que los civiles.

002Jang Song Thaek fue llevado ante un tribunal especial antes de su ejecución. KCNA

Finalmente, hay un tribunal especial más en el ejército. Se llama el “Tribunal Militar Especial del Ministerio de Protección de la Seguridad del Estado”, y hasta 2013 su propia existencia era un secreto de estado. Este tribunal responde al departamento del ejército de la policía secreta y aprueba condenas por alta traición y otros delitos muy graves en casos muy especiales. Ahora su existencia es admitida públicamente, ya que fue este tribunal el que condenó a muerte a Jang Song Thaek. A juzgar por las fotos del tribunal publicadas en Rodong Sinmun, este tribunal funciona en el mismo edificio que el Tribunal Supremo de la RPDC y está compuesto por tres jueces. Dos de ellos son generales: un teniente general (dos estrellas) y un general importante (una estrella). El tercero es aparentemente un coronel de alto rango, aunque las insignias del oficial estaban borrosas y no se podían ver con claridad, por lo que no podemos decir con certeza.

MÉTODOS DE EJECUCIÓN

Hay rumores sobre métodos de ejecución crueles e inusuales utilizados en Corea del Norte. Si bien algunos de ellos son probablemente ciertos, tales métodos son poco comunes. La mayoría de las personas condenadas a muerte reciben un disparo: el condenado está atado a un árbol o a un poste y el escuadrón de ejecución dispara varias veces. El trabajo de un verdugo no es agradable, y el asesinato es solo el comienzo: uno debe desatar el cuerpo de la persona que acaba de matar, empacarlo en un saco especial y poner este saco en un camión. Algunas personas han renunciado a trabajos prestigiosos en la policía secreta porque esto era demasiado para ellos. La peor parte, según algunos ex verdugos, es la última mirada del acusado, que a menudo ni siquiera tiene los ojos vendados, segundos antes del tiroteo.

En la época de Kim Il Sung, otro método popular de ejecución era el ahorcamiento, y se suponía que el verdugo hacía un nudo no detrás del cuello del acusado sino en la parte posterior, lo que prolongaba el sufrimiento de la víctima. Una vez que Kim Jong Il tomó el poder en 1994, abolió algunos de los métodos más bárbaros de su padre y ahora casi nunca se usa el ahorcamiento: la ejecución por el pelotón de fusilamiento es casi un método universal.

Las ejecuciones a menudo son públicas, y no en el sentido de que aquellos que estén dispuestos a verla sean libres de hacerlo, sino que la población (incluso los niños en edad escolar) en realidad está obligada por el estado a mirar. El “espectáculo” es deprimente, por lo que algunas personas sobornan a los funcionarios, para que ellos y sus hijos no tengan que ir.

SQUADS DE EJECUCIÓN

Recientemente, las noticias sobre las ejecuciones en Corea del Norte han comenzado a aparecer con mucha más frecuencia. Los observadores de Corea del Norte conocen la razón: el nuevo líder norcoreano, Kim Jong Un, en marcado contraste con su padre y su abuelo, a menudo ordena ejecuciones de altos funcionarios.

Cuando las personas desaparecen del Rodong Sinmun y luego… se borran de los documentos históricos, uno solo puede llegar a una conclusión

Algunos de estos rumores han demostrado ser falsos, como Jang Song Thaek siendo “comido vivo por una jauría de perros”, o la cantante famosa Hyon Song Wol, quien fue, sin ninguna prueba, llamada “ex novia de Kim Jong Un” siendo asesinada por “protagonizar porno”. Sin embargo, sería absurdo suponer a partir de esto que toda la información sobre las purgas es igualmente falsa.

La represión continúa, claramente. Cuando las personas desaparecen del Rodong Sinmun y luego, como sucede a menudo, se borran de los documentos históricos, se puede llegar a una sola conclusión: estas personas fueron purgadas.

Algunos rumores también son más persistentes que otros y, cuando provienen de múltiples fuentes independientes, es muy probable que sean ciertos, al menos en cierta medida. Por ejemplo, hay rumores persistentes de que estas ejecuciones se llevan a cabo mediante ametralladoras pesadas, que separan el cuerpo de la víctima, haciendo que la escena sea aún más espantosa, y dado que el autor ha escuchado esto de varias personas independientes y confiables cree que así ocurrió.

Apenas se puede ver un patrón en estas ejecuciones: hay casos de militares y civiles, funcionarios antiguos y nuevos asesinados. La élite está aterrorizada y la gente tiene miedo de aceptar trabajos que conlleven alguna responsabilidad y la atención del Líder Supremo porque, quién sabe, si se enojara, su vida podría terminar rápida y dolorosamente.

¿TERMINARÁ?

Lo importante es que esta política, al menos por ahora, no se dirige a la gente común. Y cínicamente hablando, muchos de estos ex miembros de la élite norcoreana ejecutados solían hacer cosas sangrientas y horribles, por lo que no deberían estar de luto. Pero esto significa una cosa: Kim Jong Un es un hombre cruel. Psicológicamente, es más duro sentenciar a una persona que conoces bien que sentenciar a muerte a un hombre que nunca has visto en tu vida. Jang Song Thaek, Hyon Yong Chol, Kim Jong Un los conocía bien y, a pesar de esto, no dudó en matarlos. Eso significa que matar a los plebeyos es aún menos un problema para él si surge la necesidad, y si tenemos algunas actividades organizadas contra el gobierno en el país, podemos estar seguros de que los disidentes serán tratados de la manera más brutal.

Corea del Norte está a cargo de un solo hombre y, si Kim Jong un decide, la pena de muerte se abolirá inmediatamente. Ha habido precedentes de una dictadura comunista que abolió la pena capital: la URSS de Stalin no la tuvo entre 1947 y 1950. Sin embargo, es poco probable que Kim siga este ejemplo. Le hemos visto ordenar fácilmente que un pariente o un hombre que él conoce personalmente sea fusilado, así que seguramente escucharemos más sobre las ejecuciones que se llevan a cabo en el Norte.

Imagen principal: Wikimedia Commons