¿Qué tan bien encaja Corea del Norte la propaganda ultranacionalista, ocasionalmente teñida de racismo?

Por Fyodor Tertitskiy 
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.nknews.org/2016/03/is-north-korea-a-racist-state/ 

Corea del Norte es un estado comunista y la ideología comunista era antinacional desde el momento de su inicio. El famoso lema comunista “¡Trabajadores del mundo, únanse!” Afirmó justamente que las personas deben estar unidas por su clase, en una definición marxista de la palabra, en lugar de por nacionalidad o etnia. En otras palabras, el trabajador británico Smith debía entender que su aliado natural no es el capitalista británico Brown, sino el trabajador alemán Schmidt y el trabajador japonés Sasaki, y que Brown es un enemigo de los tres, junto con el capitalista alemán Meyer y un capitalista japonés. Sugimoto.

Sin embargo, en realidad, los trabajadores del mundo no se unieron. Smith preferiría hablar con Brown, Schmidt con Meyer y Sasaki con Sugimoto. Un trabajador tiene temas para discutir con su empleador (como el pago y las condiciones de trabajo), además de que hablan el mismo idioma y tienen el mismo origen cultural, mientras que los hermanos extranjeros en su clase eran más como una entidad abstracta. Además, ¿cuántos “trabajadores” incluso ahora, y especialmente entonces, podían hablar un idioma extranjero?

Después de la creación de la Rusia soviética, y luego de la URSS, el primer “estado de trabajadores y agricultores en la historia humana” comenzó a aplicar una política bastante dudosa. Por un lado, la URSS y sus aliados declararon que protegían los intereses de las “clases oprimidas” de todo el mundo, independientemente de su nacionalidad o etnia. Por otro lado, la lucha de los nacionalistas de las colonias por independizarse de la metrópoli se promovió como una “lucha de liberación nacional”, definitivamente algo bueno. Así, se suponía que el trabajador Chang de la Corea colonial no se aliaba con el trabajador Sasaki del continente japonés, sino con el pequeño burgués Pak, ya que Pak también era coreano. 

Esto finalmente causó que los países poscoloniales prosoviéticos se volvieran bastante nacionalistas. Corea del Norte sería uno de los ejemplos más vívidos de esto.

RACISMO EN LA TIERRA DE LOS TRABAJADORES

Como saben los lectores, Kim Il Sung fue un activista de un “movimiento de liberación nacional”. Pasó su juventud en Manchuria, donde después de que Japón estableciera un estado títere de Manchukuo en 1932 se unió al movimiento. En otras palabras, recolectaba alimentos de agricultores que simpatizaban con su causa, robaron a los que no lo estaban, y trataron de adquirir armas y matar a la mayor cantidad de soldados japoneses y enemigos de China posible. Todo por la gran causa: la caída del Imperio de Japón.

(Kim Il Sung) realmente no le gustaba los matrimonios mixtos 

Kim era, por supuesto, un nacionalista coreano. Por lo tanto, no le gustaron realmente los matrimonios mixtos y, después de que Corea del Norte se volviera políticamente independiente de la URSS, la RPDC tomó todas las medidas posibles para romper los matrimonios entre hombres norcoreanos y mujeres soviéticas, tras lo cual las ex esposas de los norcoreanos se vieron obligadas a regresar a la URSS.

Otro ejemplo: a fines de la década de 1950 había muchos trabajadores de Alemania Oriental en Hamhung que vinieron a ayudar a sus hermanos socialistas a reconstruir el país después de la Guerra de Corea. Algunos se enamoraron de las chicas locales y familias alemanas coreanas aparecieron en Hamhung. Pyongyang no lo aprobó y, a principios de la década de 1960, ordenó a todos los trabajadores alemanes que se divorciaran de sus esposas y regresaran a la RDA. Muchos tenían hijos, y la RPDC decidió que los niños que parecían coreanos se quedarían, y los que parecían alemanes se fueran a casa con el amoroso abrazo del camarada Walter Ulbricht. 

Durante la Guerra Fría se habló poco de la grandeza de la nación coreana, pero en 1989, Kim Jong Il publicó un artículo titulado “Teoría de la primacía de nuestra nación”, elogiando la grandeza del pueblo coreano. ¿Por qué son la nación más grande de la Tierra? La respuesta es clara: tienen a Kim Il Sung, el más grande de los genios, el radiante sol de la humanidad, como su líder.

002
La aparición de Barack Obama ha sido ocasionalmente blanco de los medios estatales de Corea del Norte. Foto de feelsgoodlost

En 2006, Rodong Sinmun publicó un artículo titulado “Sociedad multirnacional y multirracial: una amenaza para la nación”. Aquí hay una cita de ella:

La teoría “A” de la sociedad multinacional y multirracial “en la que hablan las fuerzas traidoras lacayas estadounidenses pro estadounidenses en Corea del Sur, rechaza el carácter unitario de la nación. Su objetivo es traer naciones extranjeras a Corea del Sur, contaminarlas y americanizarlas. No puede ser tolerado”.

Además, el 2 de mayo de 2014, la KCNA publicó el mensaje citando a un trabajador de Corea del Norte, que llamó a Barack Obama “un mono”:

“Cuando veo a Obama, me hace vomitar. Sus grandes y grises arrugas en su negro hocico, sus grandes fosas nasales, su orejas ligeramente abiertas, lleno de pelambrera descuidada… realmente parece el hocico de un mono de la jungla africana. Cuando sube o baja del avión o está dando un discurso, constantemente mueve nerviosamente sus largas extremidades parecidas a mazorcas de maíz y se ve realmente como un mono, moviendo su culo rojo, salta de un árbol a otro, pela frutas, o excava el suelo en busca de hierbajos”. 

AMISTAD ENTRE LAS NACIONES

Teniendo en cuenta todo lo anterior, muchas personas pueden suponer que Corea del Norte es un estado racista, y toda la retórica comunista que utiliza es meramente una cobertura de su verdadera naturaleza. Sin embargo, en algunas otras circunstancias, los norcoreanos se comportaron de manera completamente diferente. 

En 1979, la RPDC proporcionó refugio a Mónica Macias, la hija del ex dictador de Guinea Ecuatorial Francisco Nguema. Antes de que Nguema fuera derrocado por su sobrino Teodoro (quien más tarde se convirtió en un líder tan implacable como su tío), Francisco logró enviar a su familia a Corea del Norte, donde Kim Il Sung los aceptó e intentó facilitarles la vida: a Monica le dieron una lugar en una de las escuelas más prestigiosas del país: Colegio Revolucionario Mangyongdae. Sin embargo, la RPDC trató de no difundir información sobre la presencia de africanos de alto rango en el país y evitar el contacto con extranjeros.

Otro ejemplo: en la década de 1950 muchos japoneses-coreanos estaban siendo repatriados desde Japón. Algunos hombres estaban casados con mujeres japonesas. Aquí el gobierno de la RPDC hizo todo lo contrario de cómo trataba a los soviéticos: todas las mujeres recibieron ciudadanía en Corea del Norte y se les prohibió regresar. Mucho más tarde, bajo Kim Jong Un, hubo otro caso fascinante: el líder supremo agradeció personalmente a una mujer japonesa que solicitó la ciudadanía de la RPDC.

La política similar se llevó a cabo hacia la diáspora china: nunca se prohibieron los matrimonios mixtos y sus solicitudes de ciudadanía norcoreana fueron bienvenidas y siempre fueron aprobadas. 

Pero quizás el episodio más fascinante fue el encuentro de Kim Jong Un con el jugador de baloncesto estadounidense Dennis Rodman, que visitó la RPDC varias veces. Una foto de él hablando con Kim apareció en la primera página de Rodong Sinmun varias veces. En un estado racista que hubiera sido imposible: imagínese a Hitler hablando con un rabino en la televisión alemana a fines de la década de 1930. 

Según (Kim Jong Il), la grandeza del pueblo coreano radica únicamente en su líder 

Finalmente, si analizamos los textos oficiales de Corea del Norte sobre la cuestión de la nación, veremos una cosa importante: nunca afirmaron que los coreanos son biológicamente superiores. De hecho, tal declaración siempre fue condenada directamente por Kim Jong Il. Según él, la grandeza del pueblo coreano radica únicamente en su líder. Los coreanos son geniales porque están liderados por Kim Il Sung, no por ninguna otra razón.

SIN LÓGICA

Los intelectuales a menudo intentan crear una cosmovisión lógica. Esto es especialmente así cuando se trata de lo académico: en las últimas décadas las humanidades, especialmente de habla inglesa, han tratado de imitar a las ciencias naturales, y por lo tanto, se supone que los artículos sobre historia o sociología tienen una “explicación teórica” de los hechos presentado en ellos. Sin embargo, muchas personas que no recibieron una educación adecuada no piensan así y su imagen del mundo está llena de contradicciones y agujeros lógicos. Kim Il Sung fue uno de ellos: de ninguna manera era un intelectual, era un guerrillero de los bosques de Manchuria. Tratando de explicar su patrón de pensamiento y gobernar el país con una teoría simple: “la RPDC es un estado racista”, “la RPDC es una monarquía tradicional”, “la RPDC es una copia de la URSS” – sería una distorsión de los hechos, sobre todo porque muchas veces después de que un investigador llega a una conclusión, comienza a descartar los hechos que contradicen esa conclusión por irrelevantes. 

Por supuesto, Kim era un nacionalista coreano: de lo contrario, no se habría unido al movimiento partidista. Si alguien le hubiera preguntado qué pensaba de los japoneses, habría respondido algo así como: “No me gustan, por supuesto. Conquistaron nuestro país, oprimieron a nuestra gente”. Pero al mismo tiempo, cuando vio a una persona japonesa dispuesta a aceptar la ciudadanía de la RPDC y trabajar por el bien de Corea del Norte, le gustaría ese hombre. Realmente, él habla como nosotros, ama a nuestro país, me ama: sin duda, debe ser una buena persona.

Has visto, tal vez, algunos racistas blancos, a quienes les gusta hablar de cómo odian a los “negros”, pero ¿a que tienen un amigo negro que “es un buen tipo”? De eso es exactamente de lo que estoy hablando. No hay lógica, ni intento de crear una cosmovisión pseudocientífica, ninguna racionalización; todo está impulsado exclusivamente por las emociones y la experiencia personal.

Pero terminemos con una nota positiva. La buena noticia es que el norcoreano promedio tiende a ignorar todo el elemento racial y nacionalista en la propaganda. Los medios de la RPDC hablan de raza y naciones una vez cada tantos años, por lo general crean una respuesta en los medios internacionales, pero hablan del líder todos los días. Desde el punto de vista de un extranjero, el hecho de que Obama sea llamado mono es un evento significativo, ya que fue reportado por la BBC, la CNN y muchos otros de los medios de comunicación más importantes del mundo. Desde el punto de vista de Corea del Norte, este fue otro grito propagandístico del que puede olvidarse al día siguiente.

Por lo tanto, cuando los norcoreanos llegan al sur, tienden a ser mucho menos nacionalistas que el surcoreano promedio. En lo que respecta a los refugiados, los intelectuales de Seúl hablan de que los coreanos que son constantemente oprimidos por potencias extranjeras caen en saco roto. Un ciudadano promedio de la RPDC es una persona simple, bastante mercantilista y no malévola. No les importan la nación, la sangre y la raza; simplemente quieren alimentar a sus familias.

Imagen principal: Cammy Smithwick, NK News