Por Ha Yoon Ah
Fuente https://www.dailynk.com/english/as-private-education-industry-expands-interest-grows-across-demographics/

[Imagen superior: Estudiantes de la Escuela Revolucionaria Mangyongdae en Pyongyang. Imagen: Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA)]

La educación privada se está volviendo cada vez más popular en Corea del Norte, con servicios de tutoría en el hogar y escuelas repletas en todo el país, informan fuentes locales.

“El número de escuelas y tutores privados ha aumentado en todo el país. Mientras que en el pasado solo la clase media y alta eran patrocinadores de la educación privada para sus hijos, incluso los residentes comunes ahora están empezando a preguntar sobre estas escuelas”, dijo una fuente de la Provincia de Pyongan del Sur al Daily NK el 25 de septiembre.

Este nuevo entusiasmo en la educación privada se puede atribuir a los padres que comienzan a “amar más a sus hijos”, explicó. A medida que más y más padres buscan brindar oportunidades para sus hijos fuera del sistema de educación pública, el mercado para la educación privada se está expandiendo.

“El padre ordinario ha comenzado a valorar el dar dinero a los educadores privados en lugar de a la educación pública, lo que lleva a un aumento no solo en el número de escuelas privadas, sino también en las materias que se enseñan”, agregó.

“Al principio, la mayoría de las tutorías privadas se enfocaban en preparar a los estudiantes para los exámenes de ingreso a la universidad, pero ahora el enfoque se ha expandido a la enseñanza de temas como la interpretación vocal, computación, baile, arte, varios deportes y música”.

Una fuente en la provincia de Pyongan del Norte señaló que a medida que “los padres se dan cuenta de la importancia del aprendizaje, existe una mayor preocupación respecto a si los maestros de escuela están lo suficientemente calificados para educar a sus hijos”.

“Como resultado”, dijo, “solo los maestros con talento son capaces de operar exitosamente escuelas de apoyo o convertirse en tutores privados”.

Sin embargo, ambas fuentes confirmaron que estas escuelas no han obtenido permiso para abrir ni han recibido reconocimiento oficial del gobierno. Aunque son oficialmente ilegales, el gobierno actualmente no tiene manera de detener el rápido aumento de la educación privada, impulsada por el celo de los padres por la educación de alta calidad para sus hijos.

“Aunque el Ministerio de Educación sabe exactamente lo que está pasando, no están haciendo nada para lidiar con la situación, aparte de ir de puerta en puerta a las escuelas de apoyo pidiendo sobornos”, explicó la fuente de la Provincia de Pyongan del Sur.

La mayoría de las escuelas de apoyo en Corea del Norte se establecen a través de un maestro que usa su propia casa para dar lecciones hasta que puedan ahorrar suficiente dinero para una parcela de tierra y un edificio para usar como escuela. La mayoría de los estudiantes pagarán 15 dólares por mes por un día entero de instrucción o 10 dólares por medio día, pagando casi 200 dolares al mes al instructor privado.