Por Gang Jiwon / Ishimaru Jiro
Fuente http://www.asiapress.org/rimjin-gang/2018/09/recommendations/foundation-day-released-prisoners/

[Imagen superior: Pared exterior de la tercera prisión a las afueras de la ciudad de Pyongyang. Se dice que los presos que están adentro se dedican a la producción de cemento. Fotografiado en agosto de 2009 por Kim Dong-chul (ASIAPRESS)] 

◆ Sentencias conmutadas por 3 años

El 9 de septiembre, el régimen de Kim Jong-un anunció que otorgará un “gran perdón” a los presos para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la RPDC. Por consiguiente, las cárceles de todo el país han liberado presos selectos desde principios de agosto. Este es el tercer indulto decretado por el régimen de Kim Jong-un en los últimos tres años.

Según nuestra fuente en Corea del Norte, el indulto especial reduce las penas de prisión en tres años y exige la liberación de los presos que les queden menos de tres años. Sin embargo, el perdón no se aplica a los presos políticos.

Nuestro periodista en la Provincia de Hamgyong del Norte informó lo siguiente:

“En la ciudad de Hoeryong, 20-30 personas quedaron en libertad con la primera liberación de ese tipo el 6 de agosto. No me arriesgaré a hablar sobre la situación dentro del centro correccional (prisión). Regresé a casa con la promesa de no comprometerme a cometer ningun crimen otra vez”.

Las familias de los presos liberados están, por supuesto, muy contentas pero, al mismo tiempo, impresionadas por el tratamiento y la gestión de los prisioneros. Dicen que debido a las malas condiciones de vida en las cárceles, los presos liberados están enfermos, golpeados y al borde de la muerte.

◆ Fragilidad debido a la desnutrición

“La mayoría de los ex reclusos están desnutridos. Por órdenes del partido (Kim Jong-un), ex compañeros de trabajo y vecinos de ex reclusos se les dice que den arroz y maíz. La policía quiere proporcionar a los ex prisioneros con trabajos, pero estan demasiado débiles y desnutridos para volver al trabajo y, por el momento, necesitan tiempo para recuperarse”.

Las Naciones Unidas y varios institutos de investigación coreanos también son conscientes de que los centros de detención de Corea del Norte son muy inadecuados. La malnutrición es común ya que los reclusos reciben raciones insuficientes y las enfermedades infecciosas a menudo se desencadenan debido a las duras condiciones de vida en las pequeñas celdas compartidas.

De acuerdo con una mujer que fue liberada hace dos años desde la Instalación Correccional 12 (también conocida como Campo de Concentración Chongori) en la provincia de Hamgyong del Norte:

“La gente moría de hambre y enfermedad todos los días. Los cadáveres los llevaban los presos en carros para enterrarlos en la montaña. Las celdas estaban tan llenas que no se podía ni caminar. La tuberculosis era endémica”.

◆ Vigilancia para evitar que los presos liberados huyan del país

Algunos presos, que están divorciados o cuyas familias han huido del país, son liberados pero no tienen adónde ir. En estos casos, la policía les ordena que vivan con colegas de su trabajo anterior o con vecinos. Por supuesto, hay muchas personas que no quieren.

Además de esto, la policía tiene que lidiar con el cansino tema de monitorear a los presos liberados que pueden intentar huir del país. Después de su liberación de los centros correccionales, muchos ex prisioneros intentan escapar a través de China, y algunos son capturados y repatriados por la fuerza. Sin embargo, después de saborear la vida en China, los ex prisioneros ya no toleran la vida en Corea del Norte y tratarán de escapar nuevamente.

Según nuestro colaborador informante, “en la ciudad de Hoeryong, la policía está buscando trabajo y hogares para ex presos para desalentar la deserción. Aunque la policía está procurando por cuidar las vidas de los ex prisioneros, están actuando bajo órdenes de el gobierno central y, por lo tanto, están acarreando un esfuerzo inaguantable”.

* ASIAPRESS proporciona a sus socios en Corea del Norte teléfonos móviles chinos para mantener el contacto.