Por Ishimaru Jiro
Fuente http://www.asiapress.org/rimjin-gang/2018/08/recommendations/surveillance-of-residents/ 

[Imagen superior: Un oficial del Ministerio de Seguridad del Estado en el “10º Puesto de Guardia” revisando los permisos de viaje. Tomado en una provincia del norte de Corea del Norte por Mindulle en octubre de 2013. (ASIAPRESS)] 

◆ Extensa investigación sobre actividades de los ciudadanos en progreso 

Mientras que el régimen de Kim Jong-un está en el extranjero promocionándose como socio para el diálogo, también está fortaleciendo su vigilancia y control sobre las actividades de los ciudadanos de Corea del Norte. 

Uno de los métodos usados para monitorear las actividades de los residentes es el ‘censo’. Los oficiales de policía y los líderes del Inminban (grupo de vigilancia vecinal) visitan los hogares para verificar si hay inconsistencias entre el registro oficial de la familia y su situación real de residencia. Aunque el gobierno norcoreano emitió nuevas “tarjetas de nacionalidad” en 2011, el régimen de Kim Jong-un está trabajando en la creación de nuevas tarjetas de identificación para supervisar a los residentes y tratar con la gran cantidad de desertores, personas desaparecidas y personas que se reubican sin autorización. 

“Los ciudadanos se han estado sacando fotos desde finales del año pasado para las renovaciones de tarjetas. El gobierno dijo que las tarjetas se volverían a emitir para mayo, pero me enteré de que había habido una demora y que se retrasaría hasta agosto”, dice un socio informador de ASIAPRESS de una provincia del norte de Corea del Norte. 

No hay libertad de residencia o movimiento en Corea del Norte. Sin embargo, todavía hay residentes que se trasladan en secreto en busca de condiciones económicas más favorables o, en algunos casos, escapan de Corea del Norte. Debido a la corrupción generalizada entre los funcionarios del gobierno y los ejecutivos, los sobornos se utilizan con frecuencia en estas situaciones para evitar problemas. 

“Si una familia sale de Corea del Norte para ir al sur, paga sobornos por adelantado para que las autoridades los denuncien como desaparecidos o muertos. Sin embargo, muchos todavía temen el ‘censo’ ya que la verdad detrás de esta falsa información puede descubrirse si la investigación se lleva a cabo “, explica nuestro socio informante. 

La comunidad internacional también está involucrada en el ‘censo’. En octubre de este año, el gobierno de Corea del Norte planeó llevar a cabo un censo conjunto con el Fondo de Población de las Naciones Unidas y solicitó su apoyo financiero. El Fondo de Población de las Naciones Unidas solicitó a Corea del Sur una contribución financiera de seis millones de dólares, a lo que acordó el gobierno de Corea del Sur. Sin embargo, a través de un censo financiado por las Naciones Unidas, el régimen de Kim Jong-un podría asegurar un sistema eficaz para vigilar y controlar a sus ciudadanos.  

002Un ejemplo de tarjetas de identificación en Corea del Norte, actualizadas en 2004. (ASIAPRESS) 

◆ Cacheos a mujeres desvistiendolas 

Los controles de seguridad y las búsquedas se están fortaleciendo en Corea del Norte. Una compañera, que informa desde la provincia de Yanggang, recorrió las zonas rurales del norte de mayo a junio para comprar ingredientes de hierbas medicinales para su reventa. Ella dijo que fue detenida e interrogada frecuentemente por la policía durante este período. 

“Inspeccionan minuciosamente no solo tu carga sino también tu coche, incluso quitándo los asientos. Entré en una granja, cuyo dueño es un conocido, pero la policía se presentó y me arrastró diciendo que no estaba registrado para quedarme. Confiscaron los 30 kilogramos de mis ingredientes de hierbas medicinales”, dijo. 

La situación es aún más dura en un puesto de control llamado ’10º Puesto de Guardia’, que está bajo la jurisdicción del Ministerio de Seguridad del Estado (policía secreta). El proceso para los controles de seguridad fue descrito por una compañera informante en la provincia de Hamgyong Norte de la siguiente manera. 

“Un detector de metales fue llevado al ’10º Puesto de Guardia ‘. Si el detector suena cuando es acercado al cuerpo o carga, tiene que desempaquetarlo y mostrarle todo. Incluso si es mujer, e desvestirán sin excepción e incluso revisarán tu ropa interior. Las personas tienen miedo y no llevan nada que les pudiera causar problemas si les descubren”. 

Según los informes, los agentes de seguridad prestan especial atención a los pendrive o tarjetas de memoria de China, teléfonos celulares chinos y drogas. (Kang Ji-won)