Por Ha Yoon Ah
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/new-pyongyang-sinuiju-train-service-for-north-korean-elite/ 

[Imagen superior: Pequeños taxis y camiones esperan a los clientes fuera de la estación de Pyongyang. Imagen: Daily NK] 

Se está operando un “tren opulento” en Corea del Norte para ser utilizado por la élite del país, incluido el donju (los nuevos ricos) y altos funcionarios gubernamentales. Un servicio similar fue operado ocasionalmente en el pasado, pero el nuevo tren está siendo operado como un proyecto conjunto del sector privado/estatal, informan las fuentes en el país. 

“El tren viaja entre Pyongyang y Sinuiju y es operado conjuntamente por el Ministerio de Ferrocarriles y algunos donju”, dijo una fuente de Pyongyang a Daily NK el 30 de agosto. 

“El Ministerio de Ferrocarriles permite el uso de su motor diesel mientras que el donju suministra combustible y los dos grupos dividen las ganancias el 70% y 30%, respectivamente”. 

“El tren funciona con diesel, a diferencia de los trenes normales, la velocidad máxima que puede alcanzar es aproximadamente el doble de rápida”, continuó, y señaló que “también es más cómodo que un tren normal y ofrece una amplia gama de bebidas, incluida la cerveza y el vino, e incluso ofrece a los viajeros en tren fruta fresca”. 

Aunque son superiores a los trenes regulares en velocidad y comodidad, los billetes son considerablemente más caros. Un viaje de Pyongyang a Sinuiju cuesta alrededor de 400,000 a 500,000 won norcoreanos (50-60 dolares), 10 veces más que un billete regular y es demasiado caro para la mayoría de los norcoreanos. 

“En los trenes regulares, los oficiales de seguridad llevan a cabo inspecciones serias de los pasajeros y obligan a los viajeros a pagar sobornos, pero los oficiales de seguridad en el ‘tren opulento’ brindan a los pasajeros un gran respeto”, agregó una fuente diferente en Pyongyang. 

“Las personas que viajan en el tren generalmente son funcionarios gubernamentales de alto nivel ricos y sus familias, por lo que los funcionarios de seguridad son cuidadosos con su comportamiento por temor a las repercusiones”. 

El tren, que recuerda a los trenes de lujo utilizados por la élite, también tiene un “código social” a bordo completamente diferente de los trenes regulares, dijo. Si un joven sube al tren, los extraños no tienen reparos en acercárseles y preguntar qué hacen sus padres, o cómo llegaron a bordo de un tren de ese tipo. 

Además, incluso cuando los pasajeros desembarcan, la escena sigue siendo algo inusual para Corea del Norte. Por lo general, son recibidos por familiares que los esperan o por transportistas de equipaje, y con frecuencia tienen un aire de actitud para enfatizar que son personas influyentes, según la segunda fuente de Pyongyang. 

“Los trenes regulares generalmente demoran doce horas en lugar de los nueve habituales para ir de Pyongyang a Sinuiju porque se detienen y arrancan todo el tiempo. Y doce horas todavía se considera rápido para trenes ordinarios; hay momentos en que lleva más tiempo”, informó una fuente en la provincia de Pyongan Norte. 

“Los trenes diesel son rápidos y no se detienen en el camino. Por eso son caros. Solo aquellos con dinero pueden pagar un billete”.