Por Mun Dong Hui  
Traducido por Josue de Juan 
Fuente https://www.dailynk.com/english/forced-labor-prescribed-for-north-koreas-malnourished-street-children/ 

Los niños de la calle de Corea del Norte, conocidos como kkotjebi, detenidos por el estado en instalaciones designadas están siendo sometidos a trabajos forzados bajo desnutrición porque el personal de las instalaciones les está robando sus raciones de alimentos, según fuentes del país. 

“Hace poco vi a un agente de seguridad decirle a un niño de la calle que les daría algo para comer mientras se los llevaba”, dijo una fuente de la provincia de Hwanghae del Norte el 16 de agosto. “Los niños no se resisten, pero se los están llevado a las granjas y les obligan a trabajar “. 

Añadió: “Cuando las autoridades reunieron a todos para plantar repollo el agosto pasado, los niños de la calle en su adolescencia también fueron movilizados. Los niños trabajaron y obtuvieron su propia porción de vegetales para comer, pero se les veía en un estado lamentable al verse obligados a trabajar así”. 

Corea del Norte puede haber violado la cláusula de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño relativa a la prohibición del trabajo forzado de niños menores de 18 años. Corea del Norte firmó el tratado en 1990. 

Sin embargo, hay una necesidad de examinar más de cerca si Corea del Norte violó el tratado, dicen los expertos. 

“Puede haber motivos para argumentar que Corea del Norte ha forzado a los niños menores de 18 años a trabajar y, por lo tanto, ha violado el tratado”, dijo Kwon Eun Kyoung, secretario general de la Coalición Internacional para Detener los Crímenes de Derechos Humanos en Corea del Norte. 

Sin embargo, agregó, “tendríamos que confirmar si los niños de la calle en cuestión eran menores de 18 años y si fueron obligados a trabajar o recibieron un pago justo por su trabajo”. 

Daily NK informó recientemente que muchos niños de la calle en Corea del Norte ya no dependían de la mendicidad para obtener alimentos y que a algunos les pagaban por el trabajo que estaban haciendo, un desarrollo relativamente reciente. 

Otras fuentes informaron que los niños de la calle enfrentan condiciones terribles en las instalaciones de detención y sufren de desnutrición. 

“Algunas instalaciones hacen un buen trabajo siguiendo las órdenes enviadas por el gobierno central, pero otras se encuentran en condiciones extremadamente malas y son esencialmente prisiones”, dijo una fuente en la provincia de Hwanghae del Sur. 

“Los niños mendigan o tratan de encontrar cosas para comer en la calles, pero una vez que ingresan a las instalaciones, no pueden comer y simplemente trabajan todo el día”. 

Se supone que deben recibir una cantidad fija de 400 gramos de comida por día, pero el personal de las instalaciones se los quita, dijo, y agregó que “los niños se encuentran en una condición nutricional tan pobre que sus caras están demacradas”. 

El Libro Blanco 2018 sobre Derechos Humanos de Corea del Norte, publicado por el Instituto Coreano para la Unificación Nacional cita testimonios de desertores diciendo que hay muchos casos en que niños de la calle huyen de las instalaciones debido a las malas condiciones y por las normas excesivamente estrictas impuestas por el personal. 

No hay niños de la calle en Pyongyang y otras áreas seleccionadas en gran parte debido a las medidas contra su presencia, informó una fuente en la ciudad capital. Pero aún se pueden ver en áreas fuera de Pyongyang y otras ciudades importantes. 

“En Pyongyang o Wonsan (provincia de Kangwon) no hay niños de la calle, pero eso se debe a que el estado los ha perseguido. No hay muchos niños de la calle en las estaciones de tren y los mercados en las provincias, pero a veces los puedes ver allí”, dijo. 

“Los niños de la calle que deambulan en grupos de tres o cuatro se pueden ver en las zonas más pobres del país. Algunos incluso parecen casi ser adultos”.