Por Jo Hyon, PhD, Universidad Kyungnam
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/kim-jong-uns-demands-for-economic-growth-can-only-be-answered-by-political-reforms/ 

[Imagen superior: El presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un, dio órdenes de modernizar los equipos durante una visita el 10 de julio a la provincia de Yanggang para observar los esfuerzos agrícolas. Imagen: Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA).] 

En circunstancias normales, el crecimiento económico se logra invirtiendo en habilidades laborales e infraestructura física, la introducción de un sistema económico mercantilizado y la protección de las poblaciones de clase baja y vulnerables. 

Pero esta no es una tarea fácil en Corea del Norte, que le exigiría escapar de los grilletes de su sistema económico planificado, atraer inversiones externas, tecnología e implementar sistemas eficientes. Todo esto depende de los legisladores. 

Cuando Kim Jong Un se perdió una reunión con el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, durante su visita a Corea del Norte, se desconocía su paradero. Según los medios estatales de Corea del Norte, sin embargo, Kim estaba en la provincia de Yanggang, en el condado de Samjiyon. Allí, supuestamente supervisaba el cultivo de patata, y dio órdenes para mecanizar y modernizar el equipo, según los medios de Corea del Norte. Esto sugiere un mayor enfoque en ese área. 

Actualmente, el equipo agrícola de Corea del Norte está en ruinas y en mal estado. Las granjas están utilizando equipos obsoletos fabricados hace unos 30-40 años. Al carecer de repuestos, llantas y aceite, gran parte del equipo no se puede usar. Kim aparentemente ha notado tales observaciones y reaccionó con desilusión. 

Ante esta realidad, Kim instó a que el “cambio y el desarrollo” ocurra para cumplir con los estándares modernos y mantenerse al día con las tendencias mundiales. Pero, ¿qué debe cambiarse primero para permitir tal desarrollo? 

Los cambios más importantes son mejoras en el sistema político y la estructura económica del país. Los legisladores de políticas llevan sus puntos de vista obsoletos a problemas modernos, el cambio de este problema tiene prioridad. Si los legisladores continúan anulando el consejo de sus subordinados, el cambio significativo seguirá siendo difícil.

Una gran proporción del ingreso económico nacional se ha dedicado a las industrias militar y pesada, y el capital social general se ha enfocado principalmente en instalaciones básicas con características de “bien público”. 

Entonces, ¿qué pasa con el residente norcoreano común? Al trabajar como jornaleros en empresas comerciales involucradas en los mercados, han logrado mejoras sin precedentes en los niveles de vida. La cantidad de trabajadores de la industria pública ha disminuido debido a que las empresas públicas han tenido dificultades para proporcionarles salarios adecuados y una calidad de vida razonable. 

La fuente principal de la mayoría de los ingresos familiares ha cambiado rápidamente de entidades públicas a entidades de mercado. La economía de mercado atrajo gran cantidad de trabajadores del sector público.

Las autoridades de Corea del Norte están haciendo la transición de la educación socialista a un ámbito más amplio de educación destinado a crear una fuerza de trabajo con un conjunto más amplio de habilidades prácticas. Pero los problemas permanecen. El capital material es insuficiente, el sistema financiero tiene numerosos problemas y el sistema económico es defectuoso. 

Para hacer avances significativos hacia el desarrollo, este sistema deberá cambiar. Veamos el sector agrícola como ejemplo. Los agricultores de la provincia de Hwanghae del Norte no han podido recibir los beneficios adecuados ni la compensación de su cosecha porque deben contribuir con sobornos a los militares y a la ciudad capital. El mercado agrícola podrá sobrevivir si obtiene acceso a los mercados internos y externos y persigue incentivos basados en los beneficios. Esto dará como resultado una mayor productividad y una menor carga para el resto de la economía. 

En verdad, ha pasado mucho tiempo desde que los productos se mantienen bajo un flujo adecuado, y los mercados han entrado en un lugar importante en la vida de la mayoría de los residentes de Corea del Norte. Estos mercados serán fundamentales para eliminar los vestigios restantes del viejo sistema económico socialista. 

La oportunidad de obtener un beneficio económico en Corea del Norte está cerca, una que los norcoreanos ni siquiera podían soñar unas décadas atrás. Muchos de los problemas económicos de Corea del Norte se pueden aliviar mediante la cooperación y el intercambio ferviente con Corea del Sur. Esto aumentaría la competitividad económica de los productos de Corea del Norte y ayudaría a elevar el nivel de vida. 

Lo importante es la transición para convertirse en un país normal. Al cumplir su promesa de desnuclearizarse, desechar sus políticas que violan los derechos humanos y unirse a la comunidad internacional, Corea del Norte puede cambiar sustancialmente su reputación y lugar en el mundo. 

La comunidad internacional necesita países como Corea del Norte con amplios recursos y una fuerza de trabajo educada. Corea del Norte puede posicionarse para beneficiarse de esto. 

Estos recursos se pueden adquirir mucho más baratos en Corea del Norte que en otros lugares. Las oportunidades económicas también se crean gracias a la disponibilidad de mano de obra en la industria de los servicios y la fabricación. También puede adquirir tecnologías avanzadas de Corea del Sur. Todo esto depende de cuán sinceramente Corea del Norte desee hacer una transición hacia políticas favorables al mercado. 

Al ser testigo de los problemas económicos de su país, el presidente Kim Jong Un exigió que sus funcionarios avanzaran hacia el cambio y el desarrollo. Pero en realidad, el cambio debe comenzar desde arriba.