Por Jo Hyon, PhD, Universidad Kyungnam
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-korea-must-move-on-from-its-policy-of-economic-self-reliance/

[Imagen superior: Kim Jong Un visita una planta de energía hidroeléctrica en el condado de Orang, según un informe del 17 de julio en el Rodong Sinmun. Imágenes: Rodong Sinmun] 

El Banco de Corea anunció que la tasa de crecimiento económico de Corea del Norte fue de -3.5% en 2017. Esto no fue una sorpresa, dado las acciones tomadas por los líderes de Corea del Norte, quienes creen que el entusiasmo ideológico hacia los objetivos políticos puede superar la crisis económica del país. Los líderes de Corea del Norte han cometido varios errores políticos fatales, por causa de una vision distorsionada  por estadísticas económicas infladas. 

El error más importante ha sido aumentar el gasto militar mientras se invierten los recursos del país en el desarrollo nuclear. La escasez de recursos causada por el aumento de los gastos militares se ha visto exacerbada por la adhesión continua del país a las políticas de “autosuficiencia” (Juche – Ndt) y su economía planificada. Además, los líderes han elegido ciegamente creer que pueden desarrollar los campos de ciencia y tecnología del país sin permitir que su economía se abra al mundo. 

Los trabajadores industriales se ven obligados a trabajar siete días a la semana durante 10 o más horas por día debido a las llamadas “batallas rápidas” destinadas a lograr un gran volumen de trabajo en el menor tiempo posible. La esfera económica de Corea del Norte está llena de todo tipo de “batallas” y “tropas de choque”. Los planes del país para las tasas de producción industrial continúan aumentando, particularmente en las esferas de la agricultura, el carbón, la minería, la electricidad y el acero. 

Las continuas sanciones internacionales y los problemas económicos han llevado a una reducción de las importaciones y un aumento de la escasez de alimentos en todo el país. Algunas áreas del país están al borde de la inanición masiva. Las recientes sequías, inundaciones y otros desastres naturales solo se han sumado a las dificultades del país. 

Las sanciones internacionales han empeorado la situación económica del país, pero el problema fundamental es de naturaleza política. Las estrategias fallidas de los políticos de Corea del Norte han ignorado casi por completo las tendencias y los cambios que se producen en todo el mundo. 

Este año, el liderazgo de Corea del Norte determinó la necesidad de medidas drásticas e insinuó nuevos cambios en las políticas. El discurso de Año Nuevo enfatizó la paz, mientras que las Olimpiadas de Pyeongchang, dos cumbres intercoreanas y la cumbre entre EE. UU. y la RPDC han seguido despertando el interés de la comunidad internacional hacia la desnuclearización y la paz en la Península Coreana. 

El liderazgo de Corea del Norte presentó una nueva estrategia para el crecimiento económico y los mercados generales del país continúan revitalizándose. La responsabilidad de la producción agrícola se ha trasladado de las granjas cooperativas a las unidades familiares, y el país está intentando una amplia variedad de medidas de recuperación económica. 

Sin embargo, el liderazgo de Corea del Norte aún no ha logrado alejarse de su obsoleto marco de política económica de “autosuficiencia” y no avanza resueltamente hacia medidas que implementen plenamente la economía de mercado en el país. 

¿Por qué la economía autosuficiente de Corea del Norte es irracional? 

Se da prioridad a las políticas que apoyan la defensa nacional y las llamadas medidas “militares primero”. El Ejército Popular de Corea (EPC) interviene en asuntos económicos para resolver los graves problemas económicos que afectan al país. En última instancia, los militares se han entrelazado tanto en asuntos económicos que se ha creado un nuevo término: la economía militar. 

El énfasis en la agricultura y la manufactura se ha logrado a través de la gestión económica, pero la economía aún depende en gran medida de un sistema planificado, lo que hace que sea casi imposible que los métodos de gestión competitivos en el mercado se infiltren desde el exterior. 

El sistema dual de fijación de precios del país, que ha surgido debido a la coexistencia de las economías planificadas y de mercado, está impidiendo el avance hacia un sistema económico completamente basado en el mercado. 

Además, la incapacidad del país para apartarse de la economía planificada socialista es un problema. El gobierno aún no se está adaptando al mercado y los empresarios, y las granjas cooperativas y las organizaciones que tienen el derecho a la propiedad conjunta todavía tienen restricciones para participar en actividades de libre mercado debido a las políticas del gobierno. 

La escasez de inversión de capital extranjero en el sector manufacturero del país ha dificultado que la competencia real tenga lugar en el mercado de consumo y ha llevado al estancamiento en la innovación y la calidad de los productos. 

La inversión del estado se centra en industrias pesadas y militares junto con proyectos de construcción para la élite, lo que ha creado una brecha en el desarrollo de la infraestructura económica. El enfoque de Corea del Norte en la industria pesada ha consumido una gran cantidad de capital y tecnología a expensas de la industria de bienes de consumo. Por esta razón, el país tiene recursos infraestructurales insuficientes, mientras que los líderes de Corea del Norte han estado utilizando los pocos recursos que existen de manera muy ineficaz. 

Entonces, ¿cómo puede Corea del Norte convertirse en un país fuerte y próspero? 

El siguiente fragmento de un artículo publicado en la edición del 16 de julio de 2018 de la publicación estatal Rodong Sinmun es una lectura aleccionadora. 

Ahora no es el momento de sentarse y esperar o llorar por las condiciones adecuadas para que todo encaje en su lugar“. Este es el momento para que todos los trabajadores tomen una valiente decisión y trabajen proactivamente como luchadores con un espíritu de darlo todo hasta incluso morir convirtiéndose en la llama eterna que impulsa el rápido desarrollo e implementa perfectamente y rápidamente lo que puede ofrecer al Partido. Nuestros trabajadores no tienen derecho a desmayarse o morir antes de llevar a cabo las políticas y órdenes del Partido”. 

Este artículo hace alusión a la posición en la que se encuentran los burócratas de nivel medio de Corea del Norte. No tienen suficientes recursos disponibles para ellos, pero sin embargo deben esforzarse incondicionalmente para lograr las tareas que les exige el Partido. 

Para que el país se desarrolle, las condiciones correctas deben ser establecidas por el gobierno. El régimen debe reformar la economía del país y mostrarle al mundo que está intentando librarse de la corrupción. 

En lugar de criticar a los burócratas por no terminar de construir proyectos, el gobierno debe enfocarse en reformar el sistema económico irracional del país y cooperar con el mundo exterior. Esto impulsará a Corea del Norte a convertirse en un miembro respetado de la comunidad internacional.