Mientras que en el papel son independientes, los juicios en la RPDC rara vez se alejan de los intereses del partido gobernante

Esta es la novena parte de una larga serie que examina algunas de las instituciones clave de Corea del Norte. La serie ha cubierto La Comisión de Asuntos de Estado, El Politburó y el Comité Central,  La Comisión Militar Central y La Asamblea Popular Suprema, El Gabinete, las Organizaciones independientesLos Paramilitares y el Gobierno Local.

Por Fyodor Tertitskiy
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.nknews.org/pro/how-the-north-is-run-the-courts/

La separación de poderes en las ramas legislativa, ejecutiva y judicial es una de las bases del gobierno estatal moderno, formalmente reconocida incluso en la mayoría de las autocracias. El sistema judicial de Corea del Norte no es una excepción, y en el papel existe como una institución independiente.

La jerarquía de los tribunales

El sistema colonial de jurisprudencia colapsó en 1945 con la llegada del Ejército Rojo. En los primeros años del gobierno soviético en el norte de Corea, se presentaron crímenes graves ante el Tribunal del 25º Ejército (responsable de dirigir la zona de ocupación), que dictaba sentencias de acuerdo con el Código Penal contemporáneo de la República Socialista Federal Soviética de Rusia.

El sistema actual de tribunales de Corea del Norte se esbozó en la Ley de formación de los tribunales (재판소 구성법), aprobada el 1 de marzo de 1950. Esta ley prescribía el siguiente sistema: los tribunales debían tener tres variantes: ordinaria, militar y de transporte. Esta especial atención prestada al transporte era una tradición soviética, ya que el Tribunal Supremo soviético también manejó los delitos relacionados con el transporte por separado.

Como en la mayoría de los países, la jerarquía vertical constaba de tres pasos, y el tribunal supremo era el tribunal de apelación final:

Crímenes ordinarios Crímenes militares Crímenes de transporte
Juzgado de tercera instancia Tribunal Supremo /Consejo Civil

최고 재판소 / 민사부

Junta especial de la Corte Suprema

최고 재판소 특별 부

Juzgado de segunda instancia Tribunal provincial
도 재판소
Tribunales de cuerpo (militar)

군단 재판소

Tribunal de transporte del distrito
관구 통운 재판소
Juzgado de primera instancia Juzgado popular del condado/ciudad
군 / 시 인민 재판소
Tribunales de División y Brigada
사단 / 려단 재판소
Tribunal de transporte de la región
지구 통운 재판소

Como muestra un conjunto de leyes de Corea del Norte compilada por el Servicio Nacional de Inteligencia de la República de Corea, este sistema ha cambiado hasta cierto punto.

El sistema de tres niveles todavía existe y los tribunales de la primera apelación todavía se llaman “Tribunales populares” (인민 재판소), pero la Corte Suprema se renombró a Corte Central (중앙 재판소) en 1972. El nombre más tarde volvió a convertirse a Tribunal Supremo y luego de nuevo al Tribunal Central. Por el momento, actualmente está presidido por el presidente (소장) Kang Yun Sok (강윤석). Está asistido por el Primer Vicepresidente (제 1 부소장) Choe Kun Yong (최근영) y seis Vicepresidentes (부소장).

Los militares tienen un sistema separado de tribunales y, en ese sistema, las apelaciones aparentemente no están permitidas: la decisión de un tribunal militar es definitiva. Los tribunales de transporte también se han renombrado a Tribunales de Ferrocarril (철도 재판소), que también existen como una institución separada.

Finalmente, hay un tribunal especial más, llamado el “Tribunal militar especial del Departamento para la Protección de la Seguridad del Estado” (국가 안전 보위부 군사 재판 재판). Su existencia se mantuvo en secreto hasta 2013, cuando condenó públicamente a Jang Song Thaek a muerte. Este tribunal opera en el mismo edificio que el Tribunal Central.

002Tribunal militar especial del Departamento de Protección de la Seguridad del Estado | Foto: Rodong Sinmun

Crímenes ordinarios Crímenes de transporte Crímenes políticos más importantes Crímenes militares
Tribunal central
중앙 재판소
Tribunal Militar Especial del Departamento de Protección de la Seguridad del Estado
국가 안전 보위부 특별 재판 재판
Tribunal militar
군사 재판소
Tribunales de ciudades provincial/centralmente gobernadas
도 / 직할시 재판소
Tribunal de ferrocarriles
철도 재판소
Tribunal Popular del Condado/Ciudad
군 / 시 인민 재판소

Cabe señalar que, según el Código de Procedimientos Penales de la RPDC, los delitos antiestatales y antinacionales que pueden dar lugar a la cadena perpetua o la pena de muerte se presentan directamente ante los tribunales provinciales.

Fiscalía, abogados y jurado

Al igual que en muchos países comunistas, la fiscalía en Corea del Norte tiene más autoridad que en otras naciones. En primer lugar, es la fiscalía, no el juez, quien emite órdenes de detención y registro.

El Código de Procedimiento Penal también otorga derechos especiales a los fiscales: “supervisan” los tribunales y ejercen el control de los mismos por parte de los agentes. Notablemente, la independencia de los tribunales del Partido ni siquiera se ha declarado formalmente.

Cada tribunal en la RPDC tiene una oficina de procesamiento correspondiente. La más alta, la Fiscalía Central, tiene una estructura similar a la del Tribunal Central: el Presidente Kim Myong Kil (김명길) está asistido por el Primer Vicepresidente (제 1 부소장) Ri Chol (리철) y seis vicepresidentes.

Como es el caso de los tribunales, la acusación militar también está separada de su contraparte civil.

En cuanto a los abogados, los defensores de la RPDC están unidos en una “Sociedad de Abogados Coreanos” (조선 변호사 SAC), gobernada por un Comité Central (중앙 위원회). Para convertirse en abogado, un norcoreano debe recibir la educación legal necesaria, graduándose del departamento jurídico de una universidad, trabajando en el aparato legal estatal durante cinco años o más, o aprobar un examen estatal. Muchos abogados (así como jueces y fiscales) provienen del Departamento de Jurisprudencia (법학과) de la Universidad de Economía Popular (인민 경제 대학).

A diferencia de, por ejemplo, la URSS de Stalin, los tribunales de Corea del Norte tienen jurados (인민 참심원), pero en la práctica, los jurados no pueden influir en las decisiones de la corte, lo cual es hecho por un juez.

Procedimientos

Un caso criminal comienza con un instigador que lo presenta al tribunal. Durante la investigación, la fiscalía puede ordenar que el sospechoso sea detenido. Hay límites para las detenciones, que, sin embargo, pueden ser anuladas si es necesario.

Se supone que los juicios están abiertos, aunque, como lo prescribe el CPP (Código de Procedimiento Penal), pueden ser un régimen cerrado si es necesario proteger un secreto de estado o en caso de que un juicio pueda tener “un mal efecto en la sociedad”. Sin embargo, la sentencia siempre se emite públicamente.

Según el CPP, un juicio se compone de las siguientes etapas: el comienzo del juicio (재판 심리 시작), la evaluación de los hechos (사실 심리), los argumentos y debates (론고 와 변론), la última declaración del acusado (피소자 와 변론) 의 마지막 달), y la sentencia (판결). Si bien la idea de que una persona acusada por el estado puede ser inocente no es muy común (el CPP, por ejemplo, usa la palabra “criminal” como sinónimo de “acusado”), existen sentencias de “inocencia”. En estos casos, no se ofrece compensación y la persona exonerada simplemente es liberada.

003Los veredictos ´no culpables´ son raros | Foto por nknews_hq

Una sentencia condenatoria, mucho más común, normalmente se lleva a cabo de inmediato, aunque en algunos casos se puede llevar a cabo una audiencia de apelación. Debe notarse que la decisión de un tribunal superior de alterar la sentencia crea consecuencias para el juez subordinado.

Los tribunales siempre han estado controlados por el Partido, pero el momento en que este control estuvo bajo un control más estricto desde finales de la década de 1960 y hasta el fin de la década de 1970. Uno de los testimonios consultados sobre los procesos penales ocurridos durante ese período se puede encontrar en el informe de Amnistía Internacional sobre el caso de Alí Lameda, un lingüista comunista nacido en Venezuela, que trabajó como traductor en la RPDC en la década de 1960 y pasó años en el Campo de trabajo de Sariwon:

“El tribunal no hizo ninguna acusación específica, no hubo cargos formales, sino que el mismo acusado tiene que acusarse así mismo ante el tribunal. Por lo tanto, no había necesidad de que el tribunal presentara ninguna prueba. No tenía derecho a defenderme, solo podía admitir mi culpa”.

Los tribunales norcoreanos aún responden ante el Partido, aunque se informa que ambas instituciones están plagadas de corrupción: ha habido informes de algunos jueces valientes que ocasionalmente alteran la sentencia prescrita por el Partido y respetan la ley.

Sentencia

Al igual que las leyes mismas, las sentencias en los tribunales de Corea del Norte están escritas de manera más coloquial que en la mayoría de los países. Las condenas a muerte deben ser aprobadas por el Tribunal Central y, según los informes, también por el Presidium de la Asamblea Popular Suprema. Lo que sigue es un ejemplo:

______________________________
Kim Chun Nam (36 años, delito por daño deliberado a propiedad estatal)

Sobre el comportamiento criminal del acusado Kim Chun Nam

Nombre del evento [criminal]: daño deliberado a la propiedad estatal (Apéndice del Código Penal, Artículo 4)

Acusado: Kim Chun Nam, hombre

Lugar de residencia: provincia de Pyongan del Norte, condado de Yomju

Lugar de trabajo: trabajador, condado de Yomju

Chulsin-songbun: militar

Membresía del partido: Partido de los Trabajadores

Naturaleza del crimen: desde 2008 hasta 2010, el acusado Kim Chun Nam cometió doce casos de robo. Él, actuando como miembro de un grupo criminal, cortó, robó y vendió en el mercado negro 191.5 kg de alambre de cobre en el condado de Tongrim (alto voltaje de 3300 voltios, 1100 metros en total, 4 y 5 mm de diámetro, con un valor de 73.000 ganado por pieza), acumulando 1.004.100 won, que usó para necesidades personales.

El co-acusado Choe Yong Suk, quien ha participado con él en los actos de robo cuatro veces, robando 80 kg de alambre de cobre (5 mm de diámetro, por valor de 35.000 wones) y vendiéndolo en el mercado negro fue sentenciado a tres años de reeducación laboral según el Artículo 89, párrafo 2 del Código Penal (delito de robo de propiedad estatal). El coacusado Ri Ki Ung, que a sabiendas recibió 71 kilogramos (valor de 11500 won) de cable de cobre robado del acusado tres veces, fue condenado a dos años de reeducación laboral de acuerdo con el artículo 115, párrafo 1 del Código Penal (crimen de contrabando de metales no ferrosos). El caso del co-acusado Han Song Un, que vendió en el mercado negro 73.5 kg (valuado en 11.300 won) de alambre de cobre robado que había recibido del acusado, dado que su primo Han Song Gu (varón, 24 años, militar) del Ejército Popular de Corea) sirve en una unidad especial, fue apartado para un procedimiento separado.

La opinión del Tribunal Supremo: confirma la sentencia de muerte al acusado Kim Chung Nam y confirme al  público sobre la pena capital.

_____________________

Una vez que aprueba una sentencia y es final, la corte produce los documentos necesarios. En los casos en que la sentencia es muerte, se trata de una copia de la sentencia (판결서 등본) y “documentos que ordenan proceder con la ejecución” (사형 집행 지휘 문건). La sentencia de muerte debe aprobarse en las “formas de disparar” (총살 같은 방법,) la Ley de Sentencia y Proceso de Adjudicación de la RPDC se expresa de esta forma de manera informal bastante común en la legislación de Corea del Norte.

Para los encarcelados en un campo de trabajos forzados, estos son, nuevamente, una copia de la sentencia, un aviso de confirmación (확정 통지서), una declaración de pertenencias personales (령 치품,), y “documentos para la comprensión detallada del delincuente” (범죄자 료해자료).

Castigo extrajudicial

Algunas personas en Corea del Norte son sentenciadas de manera extrajudicial. Esto se hace mediante resoluciones de los Comités de Seguridad (안전 위원회), que existen desde 1957. Compuestos por representantes del Partido, la fiscalía, la policía secreta y criminal y presididos por el presidente del partido local, estos tienen el poder de enviar personas a campos de concentración, conocidos oficialmente como ijumin kwanliso (이주민 관리소) – “centros de administración para los reasentados”. A diferencia de los campos normales, las personas son enviadas allí con familiares. Sin embargo, estos comités no pueden sentenciar a muerte a personas.

Conclusión

En el papel, el sistema judicial de la RPDC no es tan diferente al de las otras naciones y su estructura y procedimientos tienen cierta similitud con los tribunales de muchas naciones. Pero varias diferencias clave hacen que los procesos judiciales en Corea del Norte sean completamente únicos. Lo más importante de esto es que los tribunales ni siquiera son formalmente independientes, como todo lo demás en el país de la RPDC, tienen que obedecer la voluntad del Partido.

Algunas sentencias se transmiten fuera del sistema legal, por una decisión de un Comité de Seguridad, mientras los fiscales en la RPDC tienen más poder de lo habitual: emiten órdenes de detención y registro en lugar del tribunal.

Mientras los tribunales de Corea del Norte gozan de mayor autonomía que muchas otras organizaciones estatales, como la Asamblea Popular Suprema, siguen siendo en gran parte herramientas del partido gobernante, y no organismos enfocados en defender el estado de derecho.

Editado por Oliver Hotham

Imagen destacada: NK News