Por Elizabeth Shim
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.upi.com/Top_News/World-News/2018/07/11/North-Korea-says-human-rights-is-obstacle-to-peace/2711531324106/

11 de julio (UPI) – Corea del Norte está desafiando a los críticos sobre el historial de violaciones de los derechos humanos del país y apuntando a los Estados Unidos y Corea del Sur por plantear un tema espinoso.

El diario del Partido de los Trabajadores, Rodong Sinmun, emitió un comunicado el miércoles, en el que instó a Washington y a Seúl a “dejar de lado” su política de presionar a Pyongyang sobre su historial de derechos humanos.

“Estados Unidos y Corea del Sur deben dejar de lado su anacrónico juego de presión sobre los derechos humanos”, dijo el Rodong en su declaración.

El periódico estatal también describió las denuncias de abusos de los derechos humanos como una “alteración del viejo orden”.

“La trama para crear disturbios con los derechos humanos hacia [Corea del Norte] es un desafío a nuestros esfuerzos en pro de la paz, que está poniendo fin a la Guerra Fría y contribuyendo a la seguridad de la región y el mundo”, afirmó Rodong. “[Los derechos humanos] se burla de la comunidad internacional, que espera mejoras en la relación entre Estados Unidos y Corea del Norte”.

El periódico agregó que “ahora es el momento de resolver la desconfianza” entre los dos países, y a pesar de los avances, Estados Unidos “sigue forcejeando con la presión anacrónica de los derechos humanos”.

En Rodong también advirtieron a las “autoridades de Corea del Sur” que no participen en “disturbios con el tema los derechos humanos en Corea del Norte”, que son la “principal fuente de desconfianza y confrontación entre el Norte y el Sur”.

Corea del Norte le ha dicho a la comunidad internacional que su historial de derechos humanos es sin culpa, pero las Naciones Unidas dicen que Corea del Norte debe abrirse y hablar sobre los abusos.

Tomás Ojea Quintana, relator especial de la ONU sobre los derechos humanos en Corea del Norte, dijo el martes que Corea del Norte necesita comprometerse en los derechos humanos “como una señal concreta de su compromiso, que solo servirá para reforzar el proceso en curso”.

La crisis humanitaria en el país está empeorando, dijo.