Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/rations-restart-for-some-military-families-in-north-korea/

[Imagen superior: Soldados norcoreanos en el condado de Musan, en la provincia de Hamgyong del Norte, cuidando una pequeña manada de cabras. Imagen: De archivo. DailyNK]

Tras el torbellino de cumbres para involucrar a la comunidad internacional, Corea del Norte ha reiniciado la distribución de raciones a algunas familias de militares, que no han recibido tales suministros durante algún tiempo.

“Las familias de oficiales militares que no habían recibido raciones durante más de un año recibieron recientemente provisiones destinadas para el ejército, principalmente maíz con algo de arroz”, dijo una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte a Daily NK.

“Parece que hay mucho más arroz fluyendo hacia Corea del Norte desde China ahora después de la[s] cumbre[s] entre nuestros países y esa es probablemente la razón por la cual las raciones están por venir. Las autoridades han liberado las disposiciones de racionamiento del Número 2 (destinadas en tiempos de guerra) y las están distribuyendo a familias de militares, antes de reponer los suministros”.

Anticipando un mayor apoyo internacional, especialmente de Corea del Sur y China, las autoridades probablemente distribuyan las raciones a las familias de los militares para aumentar la lealtad hacia el régimen en medio de las cambiantes prioridades políticas nacionales y extranjeras.

No está claro si tales raciones se han distribuido a familias militares en todo el país, aunque la probabilidad sigue siendo baja debido a que la afluencia generalizada de ayuda alimentaria depende de la relajación de las sanciones y Corea del Norte está dando pasos significativos hacia la desnuclearización.

“Algunos cónyuges que fueron a casa de sus padres u otros parientes [por comida o dinero] están regresando a casa con las noticias sobre la distribución. Hay muchas expectativas y anticipación por todos lados. Las personas asocian las cumbres intercoreanas y estadounidenses con un aumento en la ayuda y al escuchar que las familias militares han recibido raciones, y esperan que los beneficios se extiendan a toda la población”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang.

Pero confiar en raciones más amplias es desacertado, según la fuente, que agregó que los mercados son la única garantía para la seguridad de los medios de subsistencia.

“La mayoría de las familias militares viven con unidades militares a cierta distancia de las bulliciosas áreas de la ciudad [donde están ubicados los mercados], lo que ha obstaculizado su acceso a los mercados. Sin embargo, algunos cónyuges militares han encontrado formas de juntarse y vender suficiente alcohol o tofu para evitar la pobreza extrema”, agregó la fuente de Ryanggang.

“Las familias militares que creen en las autoridades y dependen del racionamiento estatal de raciones lo han pasado muy mal. Aquellos que no entienden que los tiempos han cambiado con respecto a la supervivencia en la economía de mercado se están quedando atrás”.