Por Moon Dong Hui
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/kim-jong-un-continues-to-ignore-rule-of-law-in-public-execution-of-military-officer/

[Imagen superior: El Tribunal Supremo de Corea del Norte. Imagen: Agencia de noticias Yonhap]

El Artículo 6, Cláusula 1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), que Corea del Norte firmó en 1981, declara que “el ser humano tiene el derecho inherente a la vida. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie será privado arbitrariamente de su vida.”

Daily NK informó recientemente que las autoridades norcoreanas llevaron a cabo un juicio público en una sala de reuniones en la Casa de la Cultura del 25 de abril en el distrito de Moranbong, seguida de la ejecución pública de Hyon Ju Song, que había ocupado el cargo de Director de la División de Inspección de la Oficina General de Servicios de Retaguardia del Ministerio de las Fuerzas Armadas Populares (Teniente General del Ejército del Pueblo), en un campo de tiro en la Academia Militar Kang Kon ubicada en el distrito de Sunan, Pyongyang.

Según informes, la ejecución pública se llevó a cabo por orden de Kim Jong Un, dejando de lado los procedimientos estipulados en el propio Código Penal y la Ley de Procedimiento Penal de Corea del Norte. El oficial ejecutado fue sometido a un juicio público después de que Kim ya había firmado personalmente su ejecución. En efecto, esto violaba los propios procedimientos de Corea del Norte relacionados con el enjuiciamiento penal.

La Cláusula 418 de la Ley de Procedimiento Penal de Corea del Norte establece que “los castigos se llevan a cabo después de que se ha emitido un juicio”. Las ejecuciones solo pueden llevarse a cabo siguiendo el permiso otorgado por la agencia correspondiente. “En otras palabras, el castigo por el crimen debería haber finalizado después del juicio para que la ejecución se haya llevado a cabo. Las autoridades norcoreanas ignoraron estos procedimientos legales.

Los norcoreanos en general no tienen acceso a abogados para ser representados. Es muy probable que la agencia pertinente no haya informado al oficial acusado sobre la naturaleza de los cargos en su contra.

Según un artículo de investigación escrito por el investigador norcoreano Yu Yong Tae titulado “Las realidades que enfrentan los abogados en el sistema de justicia penal de la República (RPDC)” (Investigación sobre Derecho político, No. 1, 2006), “Las actividades de los abogados [en el norte Corea] no solo se centra en apoyar los derechos de los acusados, sino que también apoya el trabajo de los tribunales para garantizar que todos los casos penales se tramiten de conformidad con las exigencias de las políticas y reglamentaciones del Partido de los Trabajadores de Corea (KWP)”.

Los abogados de Corea del Norte actúan para garantizar que los cargos contra el acusado coincidan con las políticas de KWP y, por lo tanto, son poco más que fiscales en el lado equivocado del pasillo. Los norcoreanos no pueden elegir a sus propios abogados, que son elegidos por un juez preliminar o un juez ordinario. Los abogados de los acusados ​​generalmente no están dispuestos a defender a sus clientes durante el transcurso de un juicio.

Un desertor que experimentó el sistema de justicia penal en Corea del Norte dijo a Daily NK bajo condición de anonimato que los abogados norcoreanos generalmente se presentan durante tres días en un juicio y simplemente explican al acusado el proceso por el que pasarán. “Me dijeron que simplemente respondiera ‘culpable’ cuando el juez preguntara si me declaro culpable o no. Fue ridículo”, dijo.

El oficial fue acusado de “informar falsamente sobre la potencia de las armas nucleares” y “tomar una decisión independiente sobre las provisiones”. La ejecución puede haber sido un intento, algunos dicen, de evitar el daño al prestigio del Líder Supremo mediante la idolatría hacia alguien que no sea Kim Jong Un.

Es un delito en Corea del Norte que alguien pueda subvertir la autoridad del régimen. Once actos prohibidos por el país, incluido el “robo de activos nacionales importantes” están sujetos a la pena de muerte como disposiciones complementarias del Código Penal.

*Este artículo fue enmendado el 4 de julio de 2018 para corregir una cita del investigador norcoreano Yu Yong Tae.