Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.dailynk.com/english/north-koreans-protest-unfair-market-crackdowns/

[Imagen superior: Comerciantes vendiendo mariscos en un mercado oficial en la ciudad Rason de Corea del Norte. Imagen: De archivo. DailyNK, 2014.]

Con el pretexto de erradicar elementos antisocialistas, las autoridades de Corea del Norte están tomando duras medidas contra la actividad del mercado. Como reacción, algunos residentes han protestado abiertamente contra los oficiales de seguridad del estado del país.

“Hubo una evaluación a principios de mes sobre las amplias inspecciones realizadas para descubrir elementos antisocialistas en el centro de la ciudad de Hyesan [ubicada cerca de la frontera con China]. Los residentes respondieron quejándose en la reunión, oponiéndose a la censura de una manera organizada porque la orden no se estaba aplicando por igual, y no se llevó a cabo muy bien en general”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang Daily NK el 29 de junio.

“Los residentes decían, ‘Algunas casas fueron registradas muy a la ligera, mientras a otros les robaron más de 10,000 RMB (mas o menos 1,500 dolares) en efectivo’. Algunas personas estuvieron sujetas a tales medidas, mientras que otras pudieron evadirla’. quejándose abiertamente, “si vas a robar dinero, ¡robales a todos por igual!”

“Aquellos que estuvieron fuera de sus casas durante la redada fueron sobre avisados por el consejo del Ministerio de Seguridad del Estado (policía política). A medida que se acercaba la redada, se prepararon sacando todo el dinero y productos de sus hogares y desaparecieron sin dejar rastro. ¿Por qué esas personas recibieron un tratamiento especial mientras que el resto de nosotros fuimos golpeados muy duramente? “, Agregó.

Las protestas en el mercado han disminuido desde el comienzo de la era de Kim Jong Un, lo que ha provocado un aumento en la actividad del mercado. Sin embargo, las autoridades han introducido y aplicado medidas intermitentes para obstaculizar y reprimir estos acontecimientos. Pero los residentes de Corea del Norte, prestando atención a la propaganda del régimen y aconsejándoles “sustentarse por sus propios medios”, han llegado a considerar la actividad comercial como un derecho inherente.

Ha habido muchos enfrentamientos con funcionarios del Ministerio de Seguridad del Pueblo (policía) en este sentido. Sin embargo, funcionarios del Ministerio de Seguridad del Estado, encargados de manejar el control ideológico de la gente, alguna vez fueron considerados como “ángeles de la muerte” antes del período de comercialización. Pero ahora incluso su poder ha sido debilitado por la estructura cambiante de la sociedad norcoreana, específicamente por los valores cambiantes provocados por la mercantilización.

“Los residentes estaban ocupados quejándose ante los agentes del Ministerio de Seguridad del Estado en la evaluación, diciendo: ‘¿Qué poder tenemos?’ Frente a esta presión de los residentes, los agentes de la investigación se negaron a tomar medidas preventivas y en lugar de eso abandonaron apresuradamente la sala,” señaló una fuente independiente en la provincia de Ryanggang.

Muchos también están molestos porque los agentes del Ministerio de Seguridad del Estado son muy conocidos por aceptar sobornos de los comerciantes del mercado. A medida que los niveles de desconfianza e ira aumentan la situación se deteriora.

Cuando se le pidió que describiera la atmósfera actual, una tercera fuente con sede en Ryanggang dijo: “Anteriormente, cuando llegaba una redada, las personas se avisaban unas a otras. Ahora las personas se advierten mutuamente pero también se acusan mutuamente. Ganarse la vida es difícil y las autoridades no hacen nada más que iniciar investigaciones y confiscar dinero, por lo que la gente se está atacando”.

Los residentes también están molestos por la propaganda del régimen y por el hecho de que los castigos no se aplican de manera uniforme.

“Se dice que todo el dinero y los bienes incautados durante las investigaciones se envían a proyectos de construcción en el condado de Samjiyon, pero nadie realmente cree eso. El Ministerio de Seguridad Popular llevó a cabo evaluaciones ideológicas de los residentes después de la investigación, pero los residentes son incapaces de resistir”, concluyó la fuente inicial.

Corea del Norte proclamó que lanzaría una guerra de aniquilación contra el comportamiento antisocialista este año, y ha reforzado su represión contra el comercio de contenido cultural surcoreano y productos que reflejan la cultura capitalista.