Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/fear-politics-spreads-with-rumors-of-strengthening-electronic-surveillance/

[Imagen superior: Un soldado en un puesto de guardia en Corea del Norte supervisa un bote en el río Amnok que colinda con Dandong, China. Imagen: Foto de archivo/Daily NK]

Agentes del Ministerio de Seguridad del Estado de Corea del Norte están divulgando información falsa relacionada con el “fortalecimiento del equipo de vigilancia electrónica”, informan fuentes en Corea del Norte.

Las autoridades de Corea del Norte han estado fortaleciendo el control de la población a medida que el país celebra cumbres con Corea del Sur, Estados Unidos y China. Este desarrollo reciente parece estar relacionado con las medidas para evitar que los norcoreanos usen teléfonos fabricados en China, lo que facilita el contacto con el mundo exterior.

“El Departamento de Seguridad de Estado está enviando rumores de que se ha traído el último equipo de vigilancia electrónica desde China”, dijo una fuente de la provincia de Hamgyong del Norte el 24 de mayo.

“El estado está difundiendo estos rumores porque le preocupa que la gente se comunique con los desertores o familiares que viven en el extranjero sobre las recientes cumbres con los EE. UU. y Corea del Sur y compartir esa información con otros”.

Corea del Norte compró previamente equipos de alto rendimiento de Alemania utilizados para rastrear llamadas telefónicas en áreas escasamente pobladas como las montañas. Según los informes, el país posee equipos que pueden identificar la ubicación de una persona que llama en menos de un minuto.

Una fuente independiente en la provincia de Hamgyong del Norte señaló que al estado norcoreano le faltaron fondos para comprar equipos caros debido a las continuas sanciones internacionales en el país. Corea del Norte también estaría en la mira de las autoridades chinas si su equipo de vigilancia afectara las llamadas a través de la frontera en China.

Los rumores recientes sobre el fortalecimiento de la vigilancia electrónica difundida por las autoridades se entienden como un intento del estado de crear una atmósfera de miedo para evitar que la información externa se filtre.

“Después de escuchar estos rumores, las personas que habían usado teléfonos celulares chinos frecuentemente ahora los usan solo cuando es absolutamente necesario”, explicó una fuente en la provincia de Hamgyong del Sur. “Por lo general, hacen llamadas en áreas con poca gente, pero ahora están siendo aún más cautelosos porque ser atrapados por la policía les causaría muchos problemas”.

Algunos coreanos del Norte han comenzado a darse cuenta de que los rumores carecen de credibilidad a medida que pasa el tiempo, informó la fuente.

“El estado ha difundido tales rumores en el pasado, y ha habido una reacción violenta que dice que los rumores sobre los nuevos equipos son falsos”, dijo la fuente de la provincia de Hamgyong del Sur.

“De todos modos, todos están siendo precavidos”.