Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.dailynk.com/english/north-korean-officials-abuse-power-to-secure-retirement/

[Imagen superior: Soldados norcoreanos en Sinuiju, provincia de Pyongan del Norte / Imagen: Daily NK]

Los informes sugieren que altos funcionarios de Corea del Norte están aplicando un nuevo método para garantizar la seguridad financiera después de su jubilación. La práctica consiste en preparar a individuos específicos a quienes los funcionarios que se jubilan planean entregar sus puestos, con el entendimiento tácito de que la persona ascendida continuará pagando sobornos en el futuro.

“Recientemente, los funcionarios han estado delegando discretamente su poder a jóvenes leales que son tomados bajo su protección. Están tratando de asegurar el futuro de su propia familia y prepararse para la jubilación a través de esta transferencia de poder”, explicó una fuente de Hamgyong del Norte durante una llamada telefónica a Daily NK el 20 de junio.

“Los funcionarios en estos días están preocupados de que no podrán mantenerse por mucho tiempo una vez que dejen el cargo, sin importar cuánta riqueza hayan acumulado. Creen que será difícil llegar a fin de mes después de que se jubilen y pierdan su flujo de ingresos de los sobornos”.

Según la fuente, fueron los militares los primeros que se dieron cuenta de que, debido a que la mayoría de la gente se está ganando la vida en el mercado en estos días, a las personas sin intereses comerciales o de negocio les resultaría más difícil llegar a fin de mes durante la jubilación.

“Cuando vuelven a la sociedad, tienen que comprar todo, desde un hogar hasta artículos para el hogar. Es obvio que están tomando medidas para evitar dificultades, porque no tienen conexiones o habilidades comerciales”, dijo.

El Ministerio de Seguridad del Estado, conocido por aceptar sobornos de los residentes, también está participando en estas prácticas. “También temen un mundo donde el trabajo sea más importante que el estatus en términos de ganarse la vida”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang.

Varios años antes de la jubilación, un funcionario en particular de una agencia de seguridad provincial supuestamente seleccionó a un individuo confiable, con un buen songbun y miembro del Partido de los Trabajadores, y le brindó apoyo para subir escalafones.

“Cuando este oficial se retire, el individuo más joven heredará su posición. Se llegó a un acuerdo para asegurar una fuente de ingresos para la jubilación. La creación de este tipo de ‘relaciones especiales’ se ha convertido en una tendencia “, dijo la fuente de Ryanggang.

Sin embargo, agregó que la desaprobación entre los residentes de Corea del Norte con respecto a los crecientes niveles de corrupción en el país ha crecido aún más y también hay críticas al sistema social en quiebra.

“Los residentes están criticando estas prácticas al referirse a ellas como ‘grooming adoptado por los funcionarios’. A pesar de que hay un sistema para cuidar a las personas mayores, solo hay suficiente dinero para un kilogramo de arroz por mes, por lo que las personas están utilizando todos los medios necesarios para asegurar los fondos de jubilación. El estado ha obligado a estas personas a tomar esas decisiones”, dijo en su evaluación de la situación.

El artículo 74 de la Ley del Trabajo de Corea del Norte estipula que “el Estado otorga pensiones de vejez a los trabajadores varones que hayan cumplido 60 años y a las trabajadoras que hayan cumplido 55 años de edad, cuando hayan acumulado una cierta cantidad de años de servicio laboral”.

Sin embargo, se ha señalado que la pensión es escasa, ya que se calcula de acuerdo con el salario oficial del estado (alrededor de 3.000 KPW por mes, o 0,38 dólares).