Extracto de El Gulag Oculto Segunda Edición
Traducido por Josue de Juan

An Hyuk nació en la ciudad de Manpo, provincia de Jakang, en 1968 en una familia leal del partido. A la edad de doce años, recibió una beca del gobierno para una escuela de educación física. En 1986, cuando tenía diecinueve años, después de esquiar en Hyesan cerca del Monte Paekdu en la frontera con China, cruzó a China en gran parte por curiosidad. Arrestado en China, fue repatriado a Corea del Norte. Estuvo detenido durante un año y ocho meses en régimen de aislamiento en una pequeña celda subterránea en Maram ku-ryu-jang (centro de detención) en Yongsong, Pyongyang, y durante otro año y medio en el área de la prisión de solteros de Daesuk-ri en Yodok, una de las aldeas en la sección “re-revolucionaria” de Kwan-li-so No.15.

Mientras estuvo en Maram, An fue sometido a privación de sueño y obligado a permanecer inmóvil durante días. Vio solo a otros cuarenta detenidos, pero cree que hubo hasta 1.000. Entre los que se encontraban en las celdas cercanas había prisioneros detenidos por derramar tinta o no quitar apropiadamente el polvo de las fotografías de Kim Il-sung, cargos que, según An Hyuk, incluso los guardias de la prisión consideraban carentes de seriedad. An relata que cuando lo transfirieron a Yodok, los guardias allí le dijeron que había estado sentado demasiado tiempo y que era hora de que hiciera algún trabajo. Durante su año y medio en Yodok, había alrededor de 2.000 presos en la sección Daesuk-ri del campo de prisioneros para los presos solteros. En Yodok, la primera tarea laboral de An fue el trabajo de construcción en una planta de energía eléctrica accionada por agua en el Campo. Sus deberes implicaban romper hielo y vadear hasta la cintura en una corriente congelada para recoger piedras y colocar tablas para redireccionar el agua. Fue literalmente un proyecto de construcción “asesino”, con montones muertos expuestos, y perdida de dedos de manos y  pies por congelación. Su siguiente trabajo fue cortar y transportar árboles de maderas raras desde las altas montañas para exportarlos a Japón. Hubo muchas muertes como resultado de lesiones durante este proyecto también. Su último proyecto de trabajo fue recolectar hongos silvestres en las montañas, también para la exportación.

En 1992, An escapó a Seúl junto con su ex compañero prisionero en Yodok, Kang Chol-hwan. En 1995, Chongji Media en Seúl publicó sus memorias en prisión en coreano, Yodok List.