Extracto de El Gulag Oculto Segunda Edición
Traducido por Josue de Juan

Shin Dong-hyuk pasó 23 años en el Campo 14, Kaechon, ubicado en el lado norte del río Taedong en la provincia de Pyongan del Sur bajo circunstancias muy inusuales. Nació allí en 1982 de dos presos modelo que los guardias de la prisión habían unido. Según Shin, algunas secciones del Campo 14 tenían un sistema de recompensa inusual para prisioneros jóvenes, el más ejemplar de los cuales se les permitiría tener relaciones sexuales tres o cuatro veces al año con otro preso elegido por el personal de la prisión. Se utilizó el término “estás casado”, aunque a los padres emparejados no se les permitía vivir con los niños, como le pasó a Shin Dong-hyuk. Los jóvenes presos dieron la bienvenida a estos uniones por razones obvias, especialmente porque a las mujeres que quedaban embarazadas fuera de estos “matrimonios” elegidos por los guardias se las llevaron y nunca regresaban a sus unidades de trabajo o residencia anteriores. Shin también cree que un motivo adicional para los emparejamientos fue la escasez de mano de obra en el campo de prisioneros debido a las altas tasas de mortalidad de prisioneros por desnutrición y accidentes de trabajo.

La familia del padre de Shin, su abuela, su abuelo, su padre y dos de sus tíos fueron llevados al Campo 14 en 1965 después de una redada previa al amanecer durante la cual la policía llegaron a su casa y se llevaron a la familia y sus muebles en un camión. Más tarde, Shin supo que esto se debía a que dos de los hermanos de su padre habían desertado a Corea del Sur. Shin vivió con su madre hasta los 12 años, tiempo durante el cual rara vez vio a su padre que estaba en otra parte del Campo. Y no veía mucho a su madre, una trabajadora agrícola que trabajaba en el campo desde la mañana hasta la sesión de crítica de trabajo nocturno. Shin tenía un hermano mayor, ocho años mayor que él, que ya había sido transferido a un “barracón de solteros” cuando Shin llegó a la edad de ingresar a la escuela primaria. Shin se encontró a su hermano solo tres o cuatro veces como para recordarlo. Shin tenía tan poca vida familiar que, lamentablemente, señala, no desarrolló ningún lazo de afecto hacia sus padres o su hermano.

La sección del Campo 14 donde Shin creció tenía seis áreas o “aldeas”, cinco para familias y una “aldea” para solteros, que no podían ser visitadas por personas de las aldeas familiares. Su hogar en la prisión, llamado “aldea principal”, tenía cuarenta casas con ciento sesenta familias, ya que cada casa contenía cuatro hogares de mujeres y niños pequeños. Para los niños de estos acoplamientos del Campo 14, había una escuela primaria donde los niños aprendían a leer y escribir, sumar y restar, pero solo eso. La multiplicación o la división no se enseñan, explica, después de haber aprendido de estas herramientas matemáticas básicas después de que escapó de Corea del Norte. En la escuela, había dos o tres clases por grado con una treintena de alumnos por clase hasta el quinto grado, lo que significaba aproximadamente cuatrocientos niños en total.

La vida en el Campo fue dura. Una vez, cuando tenía nueve años, oficiales de policía Bo-wi-bu asignados como maestros, registraron a los niños y encontraron una pequeña cantidad de trigo en el bolsillo de una niña. La obligaron a arrodillarse y la golpearon en la cabeza durante casi una hora hasta que se desmayó. Sus compañeros de clase la llevaron a su casa, pero al día siguiente se les dijo que la niña había muerto durante la noche. Un año más tarde, a la edad de diez años, durante la temporada de siembra de arroz, Shin, al igual que los otros niños, siguió a su madre al campo para ayudar a plantar. Indispuesta, su madre no pudo mantener el ritmo de la cuota de trabajo de su grupo. En lugar de permitirle almorzar, su madre se vio obligada a arrodillarse con las manos levantadas sobre su cabeza durante una hora y media. Sin almorzar, incluso más débil, su madre se desmayó en el campo alrededor de las tres de la tarde. Una vez más esa noche, en la sesión de crítica mutua, se vio obligada a arrodillarse durante otras dos horas, mientras que sus compañeros de trabajo se vieron obligados a acusarla repetidamente de ser floja y no cumplir con su cuota de trabajo.

A la edad de 12 años, Shin ingresó a lo que se denominó “escuela secundaria”. Pero no hubo educación; las “clases” fueron escuadrones de trabajo infantil organizados para deshierbar, cosechar, transportar fertilizantes, etc. En 1996, Shin fue esposado, con los ojos vendados y llevado en automóvil a un centro de interrogatorio y detención subterráneo donde estuvo retenido durante unos seis o siete meses. En el curso de sus interrogatorios, Shin fue informado de los motivos de la detención inicial de su padre en el Campo 14: dos de los hermanos de su padre habían huido a Corea del Sur. La detención de Shin en las celdas de castigo en el Campo estaba relacionada con un intento o plan de fuga aparente de su madre y su hermano mayor. Shin fue torturado repetidas veces, siendo suspendido sobre un fuego, quemándole la espalda, mientras estaba agujereado por los pliegues de su estómago para evitar que se retorciera de las llamas en su espalda, para confesar detalles de la fuga de su madre y su hermano. Sus heridas se infectaron gravemente, y le colocaron en la celda contigua de un prisionero anciano que estuvo retenido durante mucho tiempo en la celda de castigo dentro del campo de prisioneros, que cuidó a Shin hasta tener una salud razonable. Shin cuenta esto como la única bondad humana que encontró en 23 años en el Campo 14. Shin fue llevado afuera donde vio a su padre, quien, sin el conocimiento de Shin, también había sido detenido en las celdas subterráneas en el Campo 14. Shin y su padre fueron vendados y expulsados. Cuando se quitaron los vendajes, padre e hijo estaban en el lugar de ejecución del Campo, donde Shin había sido testigo de múltiples ejecuciones cada año. Él pensó que él y su padre iban a ser ejecutados. Pero los colocaron en la primera fila cuando arrastraron a dos desdichados prisioneros. A corta distancia, para su sorpresa, Shin reconoció a su madre y a su hermano, aunque su hermano era solo piel y huesos y el rostro y el cuerpo de su madre estaban hinchados de moretones. Fueron denunciados como enemigos de la gente. Su madre fue ejecutada ahorcándola y su hermano fue asesinado por un pelotón de fusilamiento. Shin miró hacia el suelo o hacia su padre, que también miraba al suelo con lágrimas rodando por sus mejillas.

El padre de Shin fue enviado a un sitio de construcción en otro lugar del Campo y Shin fue devuelto a su brigada de trabajo de secundaria. Entre la primavera de 1998 y el otoño de 1999, a lo largo de con otros jóvenes adolescentes, Shin se movilizó para construir una presa conectada a una pequeña instalación de generador eléctrico. Allí, se sorprendió por la cantidad de niños muertos en accidentes de trabajo mientras construía la presa. Shin y otros adolescentes de la brigada de trabajo de la escuela también fueron enviados a las minas del Campo 14 para cargar trozos sueltos de carbón que los prisioneros adultos habían desenterrado en carros que empujaban con palancas con sus propias manos.

Más tarde, Shin fue asignado a trabajar en un taller de reparación de máquinas de coser en una gran fábrica de ropa dentro del Campo, donde estimó que unos 2.000 presos, en su mayoría mujeres jóvenes, producían uniformes militares. En un momento, Shin dejó caer la base de una máquina de coser que llevaba al segundo piso de la fábrica. En castigo por dañar la máquina, los guardias cortaron la punta de su dedo medio en el primer nudillo. Para evitar las patadas y los golpes por las cuotas laborales no satisfechas, las mujeres jóvenes de la fábrica de prendas de vestir buscaban trabajos para limpiar las oficinas de los funcionarios de prisiones, aunque la provisión de servicios sexuales podría ser parte de la tarea. Una mujer joven, que había estado en las mismas clases que Shin, estaba entre esas mujeres de limpieza. Cuando la niña quedó embarazada, Shin y algunos otros compañeros de clase trataron de ocultar su embarazo. Pero su embarazo pronto fue descubierto. Nunca regresó. Los compañeros presos creyeron que había sido ejecutada para eliminar la evidencia del abuso sexual de las reclusas por parte de los funcionarios de la prisión.

En 2004, otro prisionero asignado a la fábrica de prendas de vestir se convirtió en el amigo íntimo de Shin. Este prisionero había crecido en el mundo exterior, e incluso había visto Pyongyang y había visitado China. Aprender sobre el mundo fuera del Campo 14 disparó la imaginación de Shin. Shin llegó a odiar la vida que conocía en el Campo y decidió escapar y ver el mundo exterior del que tanto había aprendido. Seis meses después, a principios de 2005, los dos jóvenes fueron asignados a recoger leña en lo alto de la montaña en el extremo del Campo. Al ver la valla de alambre de púas, los dos corrieron hacia ella. Su amigo fue primero pero quedó atrapado en la valla electrificada y se desplomó sobre el alambre de púas. Shin lo atravesó.

Durmiendo en el bosque o en edificios abandonados y robando comida y ropa durante un mes, Shin se dirigió hacia el norte, cruzando la frontera con China. Trabajó durante un año y medio cuidando vacas en la China rural, mientras trataba de escuchar las emisiones de radio de Corea del Sur. Fue al consulado de Corea del Sur en Shenyang. Después de la evacuación a Corea del Sur, Shin fue hospitalizado durante dos meses por depresión y ansiedad. Su historia fue publicada por el reportero Blaine Harden bajo el titulo Escape del Campo 14.