Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15207&cataId=nk01500

[Imagen superior: Ryomyong Street, Pyongyang, por la noche.Imagen: RPDC Hoy]

A medida que continúan las sanciones internacionales contra Corea del Norte, ha habido informes de que la provisión de suministros a los descendientes de aquellos que lucharon contra Japón y que reciben méritos del estado está disminuyendo. Las fuentes en Corea del Norte dicen que esta situación acelerará la desafección que los leales sienten hacia el régimen.

“El nieto de un ex guerrillero japonés recibió solo la mitad de sus raciones previstas para el mes”, dijo una fuente de Daily NK en la provincia de Hamgyong del Norte el 20 de mayo. “El nieto dijo que la cantidad de raciones recibidas por otros nietos también caído considerablemente”.

Otra fuente en la provincia de Kangwon informó que “un individuo que había hecho una gran contribución a la lucha contra los japoneses recibió 20 días de raciones, 300 g de brotes de soja, una botella de aceite de cocina, una botella de alcohol, 500 g de azúcar y 500 g de otros aperitivos surtidos, el mes pasado (que incluyó el cumpleaños de Kim Il Sung el 15 de abril). Sin embargo, este mes todavía no han recibido nada”.

Las autoridades de Corea del Norte se han asegurado durante mucho tiempo de que se suministren raciones a los descendientes de las guerrillas antijaponesas y otros miembros de la élite, según las fuentes en el país. La élite, como resultado, ha recibido raciones incluso cuando los norcoreanos regulares no lo han recibido.

Sin embargo, la situación ha cambiado en los últimos años. Las autoridades cambiaron la responsabilidad de suministrar raciones a los gobiernos provinciales locales debido a las preocupaciones sobre la escasez en las instalaciones nacionales de distribución. Las autoridades locales, que no tienen forma de asegurar nuevas fuentes de financiación, han empezado a fallar en enviar a las élites las raciones especiales a las que están acostumbrados.

“El aparato del Partido provincial se ocupó de racionar a las élites cuando el estado no estaba en problemas, pero ahora las operaciones municipales y regionales del Partido son responsables. Estas organizaciones locales del Partido hacen las cosas de la manera más económica posible, lo que significa que intentan reducir el número personas a las que racionar todo lo que pueden”, dijo la fuente de la provincia de Hamgyong del Norte.

“Las élites a las que han reducido sus raciones se han estado quejando, ‘¿De qué sirve el estado si ni siquiera puede proporcionar raciones a las pocas élites que existen?’ Creen que la situación económica es difícil ahora, pero debido a que la cumbre intercoreana fue tan bien, la economía volverá a crecer y las raciones seguirán fluyendo como de costumbre”.

La mayoría de las élites en Corea del Norte han acumulado riqueza a través de los privilegios que se les han otorgado, pero algunas se han vuelto más pobres porque solamente han dependido de las donaciones continuas del estado. La fuente de Kangwon informó que algunos norcoreanos han comenzado a criticar a las élites, diciendo que avergonzaron al “linaje del Monte Paektu [utilizado para legitimar el régimen]” y que “son unos tontos que ni siquiera se dan cuenta de que el socialismo se ha derrumbado”.

Agregó que un miembro de un Comité Popular a cargo de la distribución a la élite dijo que “[es] triste ver que hay élites que son más pobres que las personas comunes que se ganan la vida a través de actividades comerciales […] El Partido les da los mejores trabajos y los ayuda a llevar una vida estable, así que no sé por qué están así “.

“La razón por la cual estas élites son tan pobres es que solo esperan raciones y no trabajan. Se lo han hecho ellos mismos […] Los norcoreanos se comparan con estas élites y dicen: “Somos más capaces porque hemos sobrevivido a pesar de no recibir raciones en  veintitantos años”, concluyó.