Por Elizabeth Shim
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.upi.com/Top_News/World-News/2018/05/17/North-Korean-defectors-at-risk-after-TV-interviews/7421526530477/

[Imagen superior: Camareras de Corea del Norte se preparan para actuar en un restaurante de Corea del Norte con sede en Beijing. Un grupo que huyó de un establecimiento diferente en China está en riesgo de “repatriación forzada”, dicen activistas y desertores. Foto de archivo por Wu Hong / EPA]

NUEVA YORK, 17 de mayo (UPI) – La vulnerabilidad de las desertoras de Corea del Norte aumentan tras las polémicas entrevistas aireadas en una cadena de televisión de Corea del Sur la semana pasada, en las que aparece un grupo que huyó de un restaurante de Pyongyang en 2016, afirman los activistas.

Jihyun Park, desertora y activista norcoreana radicada en Gran Bretaña, contó a UPI en una reciente entrevista por Skype que la mejora de las relaciones entre Corea del Norte y Corea del Sur han generado nuevas preocupaciones entre los refugiados, incluso cuando la diplomacia ha proporcionado un bienvenido respiro a la mayoría de los surcoreanos.

Park, que es activa en las redes sociales y mantiene una estrecha comunicación con los desertores en el sur, dijo que Corea del Norte ha obtenido lo que quiere incluso antes de que la Declaración de Panmunjom, firmada en la frontera por los dos líderes coreanos, haya pasado por la Asamblea Nacional de Seúl .

A pesar de que el proyecto de ley está pendiente, Corea del Sur tomó medidas que están causando temor en los corazones de los desertores, dijo Park.

La desinstalacion de los altavoces que reproducían canciones pop coreanas y transmitían noticias censuradas como el asesinato del medio hermano del líder norcoreano Kim Jong Nam, fue visto como un gesto de buena voluntad del Sur antes de la cumbre del 27 de abril.

Pero la acción pudo haber sido solicitada por el Norte, para enviar un mensaje de advertencia a los desertores en el Sur, dijo el activista.

“Corea del Norte es el peor país para los derechos humanos del mundo”, dijo Park, y agregó que el desmantelamiento del altavoces hizo que los disidentes se sintieran políticamente inseguros.

Del mismo modo, la última controversia sobre las 12 camareras de Corea del Norte y su gerente está despertando viejos temores de repatriación forzosa.

Park dijo que es probable que Heo Kang Il, el gerente del restaurante que fue entrevistado por la red surcoreana JTBC, haya sido amenazado de alguna manera por Corea del Norte y que haya elegido hablar después de dos años de silencio.

Si bien los motivos de Heo son objeto de especulación, sus afirmaciones de que el grupo fue “atraído y secuestrado” por agentes surcoreanos se pueden disipar fácilmente, dijo Park.

Park, que una vez caminó descalza mientras cumplía su condena en un campo de prisioneros norcoreanos después de ser repatriada, dijo que la historia de Heo “no tiene sentido”.

El grupo viajó a través de Malasia y el proceso se hizo a través de la Embajada de Corea del Sur en Kuala Lumpur. Sabían que viajaban a Seúl.

Si no querían viajar hacia el sur, podrían haberse negado a entrar a la embajada, pero en cambio, entraron voluntariamente, dijo Park, ya que descartó un motivo de secuestro.

Greg Scarlatoiu, director ejecutivo del Comité de Derechos Humanos en Corea del Norte en Washington, dijo que las afirmaciones hechas por la agencia de espionaje de Corea del Norte de un secuestro por parte Corea del Sur no tienen credibilidad.

“Hay 31.000 desertores en Corea del Sur”, dijo Scarlatoiu a UPI el miércoles. “¿Qué razón habría para que el gobierno de Corea del Sur secuestre norcoreanos?”

El defensor de los derechos humanos dijo que Corea del Norte la está  tomando con el tema de las camareras porque es un caso de alta repercusión mediática.

“Realmente les gustaría ver a una o dos o todas ellas regresar a Corea del Norte para darles un castigo ejemplar, amenazar a otros, asegurarse de que no deserten, [y también] amenazar a los desertores en Corea del Sur”, dijo Scarlatoiu. “El régimen está muy preocupado por los hallazgos de la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas y quieren que se vayan”.

La cuestión de las camareras está dividiendo a la sociedad surcoreana.

El lunes, la organización progresista Minbyun celebró una conferencia de prensa, pidiendo que se revelara la verdad sobre el “secuestro” de las norcoreanas.

“Minbyun afirmó que se están abusando de los derechos de los norcoreanos, pero ellos mismos se están involucrando en el abuso de ciudadanos surcoreanos [desertores] pidiendo su repatriación”, dijo Park.

Los miembros de Minbyun son partidarios de reunir a las camareras con sus familias en el Norte.

Pero tal medida violaría los pactos internacionales, incluida la Convención de Refugiados de las Naciones Unidas de 1951, dijo Scarlatoiu.

“El gobierno de Corea del Sur tiene que ser muy cuidadoso en el manejo de este caso”, dijo.

“Los desertores norcoreanos en Corea del Sur y en otros lugares necesitan protección. Los norcoreanos y las ONG que administran necesitan asistencia. Necesitan apoyo”.