Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15185&cataId=nk01500

[Imagen superior: Los norcoreanos usan smartphones, incluido uno (círculo amarillo más pequeño) con un auricular bluetooth. Imagen: de Archivo de Daily NK]

Los teléfonos inteligentes alguna vez fueron considerados como un signo de riqueza en Corea del Norte, pero ahora se consideran una necesidad para los residentes que demandan servicios y características como audio de alta calidad.

“A principios de la década de 2010, las casas ricas solo podían permitirse un solo teléfono móvil, pero ahora hay familias que tienen dos teléfonos. Esto muestra cuánto ha aumentado la propiedad”, dijo una fuente de la provincia de Ryanggang durante una llamada con Daily NK el 11 de mayo.

“Incluso las familias con fondos limitados han comenzado a considerar que los teléfonos móviles son una necesidad”, dijo la fuente. “Los residentes más pobres a veces usan teléfonos móviles plegables. Los residentes de las clases más bajas generalmente compran los teléfonos usados más baratos en los mercados”.

Dependiendo de la calidad del teléfono y las características que ofrece, algunos teléfonos se venden por  100 a 400 dólares, los teléfonos inteligentes de la más alta calidad alcanzan los 700 a 900 dólares.

“Incluso las familias con problemas económicos a veces compran un tachi pone (palabra prestada del inglés para “teléfono táctil” (touch phone), que significa “teléfono inteligente”, el típico smartphone) si tienen un hijo en la universidad. A través de tachi pone, el estudiante puede acceder a varios materiales académicos y muchos juegos disfrutados por la generación más joven. Aunque es una carga financiera, algunos se esfuerzan por hacer la compra”, explicó la fuente.

Se estima que Corea del Norte actualmente tiene 3,8 millones de suscriptores de comunicaciones móviles registrados. Corea del Norte se asoció con la firma egipcia Orascom para construir la red móvil del país, llamada Koryolink, en 2008. Después la cantidad de usuarios móviles subió rápidamente. El problema radica en la calidad de las llamadas. “Algunas llamadas se desconectan, lo que hace que los residentes quieran una mejor recepción”, dijo la fuente.

“La provincia de Ryanggang se encuentra en la frontera con China, donde [las autoridades emplean] localizadores de radio y bloqueadores de radio [para evitar que los residentes llamen al mundo exterior]. Esto significa que la calidad de la llamada es mala, y hay momentos en que la llamada se corta y una voz automática dice: “Fuera del área de recepción”. Estos incidentes son cada vez más frecuentes a medida que uno se aleja de las estaciones transmisoras. Cerca del río Yalu, el problema es particularmente grave”, explicó una fuente independiente en la provincia de Ryanggang.

El entorno de las comunicaciones móviles es significativamente diferente entre Pyongyang y las regiones rurales del país. La calidad del servicio se considera particularmente pobre en las provincias de Hamgyong Norte y Ryanggang, donde los bloqueadores y la falta de estaciones transmisoras afectan la recepción. En 2008, se lanzó Koryolink, y en 2011 una firma estatal llamada Kangsong Net comenzó a operar, pero los residentes han seguido notando problemas con la calidad de las llamadas.

Mientras tanto, los precios de las tarjetas SIM universales están aumentando. Al explicar los altos precios, una fuente en la provincia de Hamgyong del norte dijo: “Las tarjetas SIM universales son productos de alta tecnología, por lo que no se fabrican en Corea del Norte. Tienen que entrar a través de China. Hay problemas para importar los chips USIM en estos días, por lo que los precios no están bajando “.