La Unión Soviética parece un bastión del liberalismo en comparación con la vida en la RPDC

Por Fyodor Tertitskiy
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.nknews.org/2017/01/north-korea-and-the-ussr-how-similar-are-they/

Esta es la primera parte de una serie de dos que examina las similitudes y diferencias entre Corea del Norte y la superpotencia que lo creó.

Uno de los estereotipos más comunes sobre Corea del Norte es que el país es esencialmente una copia pequeña de la Unión Soviética.

Las similitudes son, de hecho, difíciles de negar. Pero la RPDC es diferente de su estado creador en la misma medida en que un niño es diferente de su padre (es decir, bastante diferente).

En primer lugar, cabe señalar que no se puede hablar de “la URSS” o “la RPDC” de forma homogénea: ambos países han experimentado cambios significativos a lo largo de la historia.

La historia soviética puede, por ejemplo, dividirse en los años relativamente liberales de la Nueva Política Económica, proclamada incluso antes de que se creara la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en 1922, la era de Stalin, el deshielo de Jrushchov, la Era del Estancamiento (1964-1985)  y, finalmente, la perestroika de Gorbachov.

La historia de Corea del Norte también se puede dividir en varios períodos. El primero se puede llamar “soviético”, que duró de 1945 a 1957: Pyongyang estaba bajo el control de la URSS y, al menos al principio, los representantes de Moscú tenían mucho más poder que Kim Il Sung.

002Kim Il Sung, flanqueado por oficiales del Ejército Rojo, en 1945 | Foto: Wikimedia Commons

La segunda era (1957-1967) fue de transición, ya que Kim Il Sung afirmó la independencia del país y la RPDC, en general, se puso del lado de Pekín en lugar de Moscú.

La última es la era kimista de dominio absoluto de la primera familia y el descarado culto a la personalidad que ha perdurado hasta nuestros días (estamos hablando de política aquí; cuando se trata de economía, Corea del Norte entró en una era completamente nueva en la década de 1990).

ES LA ECONOMÍA, ESTÚPIDO

El primer y más importante rasgo de la economía norcoreana de los años de Kim Il Sung fue el sistema de distribución pública: los bienes no se compraban sino que, en cambio, los proporcionaba el Estado de acuerdo con las cuotas. Al igual que la mayoría de los otros países, la Unión Soviética solo utilizó este sistema en sus peores momentos, para evitar que la población (o al menos parte de ella) muriera de hambre. Como resultado, los soviéticos vieron el sistema de distribución pública como un signo de colapso económico casi total.

Corea del Norte fue todo lo contrario: el sistema de distribución pública existía desde finales de la década de 1950 y se percibía como la norma, no como una medida de emergencia. Su colapso de facto en la segunda mitad de la década de 1990 coincidió con la hambruna y, por lo tanto, en general, Corea del Norte consideraba la abolición del sistema de distribución pública como un signo de colapso económico casi total.

003En comparación con los norcoreanos, los ciudadanos soviéticos vivían vidas de lujo | Foto de (stephan)

La segunda diferencia es que la economía de la RPDC era, y hasta cierto punto aún lo es, parasitaria Pyongyang esperaba prosperar con la ayuda extranjera, los diplomáticos norcoreanos fueron recibidos en Moscú, Pekín y, más tarde, en otras capitales también.

En tercer lugar, los mercados de Corea del Norte ahora juegan un papel mucho más importante que nunca en la Unión Soviética. Casi todo se puede comprar y vender, y la mayoría de los norcoreanos están vinculados a los bazares de alguna manera. En otras palabras, mientras que bajo Kim Il Sung este sector semi-legal de la economía era mucho más pequeño que en la URSS, bajo Kim Jong Il se volvió verdaderamente colosal.

En cuarto lugar, la Unión Soviética era más rica. Incluso un aldeano bajo Brezhnev probablemente aún sería más rico que un residente promedio de Pyongyang. Y a pesar de que la situación está mejorando, a la capital norcoreana aún le falta electricidad. Moscú, una ciudad donde bajo el comunismo la gente podía comer carne todos los días, era percibida por los norcoreanos como una especie de paraíso impensable de los ricos.

La economía de la RPDC era, y hasta cierto punto aún lo es, parasitaria

MANTENIENDO EL CONTROL

Una patria socialista necesita ser protegida para que el gobierno del Partido Comunista no sea desafiado, y probablemente ningún otro país tenga tantos medios para facilitar esto como Corea del Norte.

Con excepción de los niños y los reclusos de los Campos, todos los norcoreanos son miembros de una organización estatal. Puede ser la Unión de Niños de Corea, la Liga Juvenil Kimilsungista-Kimjongilista, el Partido de los Trabajadores de Corea o la Unión de Mujeres Democráticas de Corea, por nombrar algunos. Cada una de estas organizaciones tiene sesiones ideológicas regulares (por lo general, dos o tres veces por semana), donde los miembros se reúnen para escuchar sobre la grandeza del Líder y realizar sesiones de crítica y autocrítica.

La URSS no tenía el sistema norcoreano de “grupos populares”, más comúnmente conocido como inminban. Estas fueron en realidad una de las pocas cosas que Corea del Norte heredó de la era colonial: en la Corea japonesa, estos fueron llamados “grupos patrióticos” (aikokuhan). Mientras que las organizaciones dirigidas por el estado controlan a una persona en la escuela o en su lugar de trabajo, los “grupos populares” hacen eso en casa.

004Incluso las vidas privadas de los norcoreanos están controladas, en formas con las que Stalin solo podría haber soñado | Foto de Roman Harak

A veces estos grupos realizan inspecciones sorpresa: una presidenta y una patrulla de policía revisan los apartamentos de las casas que pertenecen a los grupos: si hay personas que no pertenecen al edificio están en problemas. En la Unión Soviética, la residencia privada casi no se controlaba en absoluto: algunos disidentes bromeaban: “la autoridad de los soviéticos termina en la entrada de mi apartamento”.

Con excepción de los niños y los reclusos de los Campos, todos los norcoreanos son miembros de una organización estatal.

La RPDC, a diferencia de la URSS, trata la cuestión de los orígenes de una persona como algo muy serio. Incluso bajo un Stalin tardío, una persona de origen noble no sería seriamente discriminada, pero cuando se trata de Corea del Norte, el país desarrolló un complejo sistema de estatus oficial, songbun y kaechung, para marcar los orígenes de una persona y prescribir el lugar de esa persona en la sociedad.

POLÍTICA DE PARTIDO

La Unión Soviética, a diferencia de Corea del Norte, fue un poco más laxa en cuanto a la participación política de masas. Se suponía que todos los niños se unirían a los Pequeños Octubristas y luego a los Jóvenes Pioneros, pero una hija de un sacerdote, por ejemplo, podría mantenerse al margen de estos grupos. A fines de la URSS, todos los hombres y mujeres jóvenes debían unirse a la Liga de Jóvenes Comunistas Leninistas de Toda la Unión, pero un joven pandillero se le podía rechazar su solicitud por el secretario.

En la Unión Soviética, la residencia privada casi no se controlaba en absoluto: algunos disidentes bromeaban diciendo: “la autoridad de los soviéticos termina en la entrada de mi apartamento”

En todas las elecciones, solo había un candidato preaprobado, pero uno podía votar en contra del candidato del partido sin ninguna consecuencia. En las elecciones generales, no importaba, ya que el Politburó aprobó los resultados oficiales antes de que se llevaran a cabo, pero en niveles inferiores, como una célula del Partido, no sería imposible bloquear la propuesta de un superior mediante un voto.

Los norcoreanos, por otro lado, no pueden votar en contra de una candidatura o una propuesta, y todos los votos deben emitirse únicamente para respaldar al Estado.

005En la URSS, la membresía del partido no era esencial como lo es en Corea del Norte | Foto de Mark Surman

Y aunque toda la élite soviética estaba compuesta por miembros del PCUS, hubo algunas excepciones: incluso un científico de alto rango no necesariamente tendría que ser un miembro del Partido.

La élite norcoreana está compuesta en su totalidad por miembros del partido gobernante

Corea del Norte no tiene esta flexibilidad. Todos los niños, con la excepción de los más jóvenes y los que están encarcelados, deben ser miembros de la Unión de Niños de Corea y la Liga Juvenil Kimilsungista-Kimjongilista. Una vez le dije a una mujer de Pyongyang que esta no era la forma en que sucedían las cosas en la URSS y se sorprendió: ¿un ciudadano de un país socialista no es miembro de una organización afiliada a un partido? ¿Cómo puede ser?

La élite norcoreana está compuesta en su totalidad por miembros del partido gobernante. A diferencia de la URSS, donde unirse al PCUS era visto como una declaración voluntaria de lealtad al estado, unirse al PTC es percibido como un procedimiento burocrático esencial, que otorga a un ciudadano amplios derechos.

MONARQUÍA CONTRA OLIGARQUÍA

Una de las ventajas políticas más importantes de la URSS en comparación con Corea del Norte es que la Unión Soviética no era una monarquía. Lenin no tenía hijos y Stalin, afortunadamente, no era muy cercano al suyo. El hijo de Stalin, Vasiliy, murió como teniente general ordinario de la Fuerza Aérea, no como un gran sucesor de la causa revolucionaria de Lenin y Stalin.

006La dinastía gobernante de los Kim es esencial para la continuidad del poder en Corea del Norte | Foto de InSapphoWeTrust

Un resultado de este sistema fue que un sucesor no tuvo problemas para lidiar con el legado de su predecesor: después de que Nikita Khrushchev denunciara a Stalin, el número de prisioneros políticos en la URSS cayó a menos del 1% de su total bajo Stalin.

Al designar a su hijo como sucesor, Kim Il Sung se aseguró de que se siguiera su línea. Por lo tanto, a pesar de que la economía es muy diferente, social y políticamente, la RPDC sigue siendo como era bajo el difunto Kim Il Sung.

ASUNTOS MARCIALES

El ejército soviético estaba basado en el reclutamiento. El periodo de servicio en el ejército era de dos años, o tres para los que elegían la armada. A veces el estado prolongaba el plazo: aquellos que tenían mucha mala suerte tenían que servir durante seis años.

Sin embargo, en comparación con Corea del Norte, los ciudadanos soviéticos tuvieron suerte. En la RPDC, el plazo para el reclutamiento es de diez años, y de 1996 a 2003 fue de trece. Desde 2015, las mujeres también son reclutadas, pero la duración de su servicio es menor que la de los hombres.

Al designar a su hijo como sucesor, Kim Il Sung se aseguró de que se siguiera su línea

Sin embargo, los norcoreanos tienen una actitud mucho más positiva hacia el servicio militar que la mayoría de los ciudadanos soviéticos. La mayoría de los ciudadanos de la URSS, especialmente los que vivían en las ciudades, se alegraban de evitar el servicio militar obligatorio. En la RPDC, muchas personas se unen alegremente al ejército por varias razones.

En primer lugar, para una persona con un songbun y kaechung bajo, el servicio militar es una de las pocas, si no la única, forma de mejorar su estatus social y unirse al Partido. En segundo lugar, si desea ingresar en una academia, primero debe actuar como soldado raso, por lo que para aquellos que quieren ser oficiales, el reclutamiento es la primera etapa de esta carrera.

Finalmente, para los pobres, una carrera militar se ve atractiva: te dan de comer y vives en los barracones, por lo que no tienes que preocuparte por la comida y la ropa. No hay controles sorpresa de inminban, por lo que un soldado puede dormir bien. Y después de ser dado de baja, eres miembro del partido: tal vez te conviertas en un oficial menor. Como resultado, muchas personas se unen al EPC y no evitan el servicio.

Estos son solo algunos de los interesantes contrastes entre Corea del Norte y la URSS. En la segunda parte, examinaremos las diferencias críticas entre los dos en términos de ideología, asuntos internacionales y derechos humanos.

Imagen destacada: Museo del Comunismo – Praga-13 de Mark Surman en 2009-10-06 09:14:39