En la sexta parte de la serie sobre desertores norcoreanos, Al Jazeera habla con Lee Min-bok, jefe de Corea del Norte Balloon Group.

Por Faras Ghani
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.aljazeera.com/indepth/features/north-korean-defector-sends-true-news-south-180216141628668.html

[Imagen superior: Los globos a menudo se lanzan cerca de la zona desmilitarizada en Paju, Corea del Sur [Kim Hong-Ji / Reuters]]

Leer Parte 1 – “El gobierno de Corea no trata a los desertores como personas

Leer Parte 2 –  “Como refugiado, Corea del Sur me ha dado todo

Leer Parte 3 – Desertor norcoreano describe la vida en su país a través de dibujos animados

Leer Parte 4 – Desertor norcoreano: “Si tienes dinero, puedes hacer cualquier cosa”

Leer Parte 5 – Artista norcoreana: “Nunca volvería a casa”

Seúl, Corea del Sur – Alrededor de 31.000 norcoreanos han desertado en Corea del Sur desde el final de la Guerra de Corea en 1953.

Casi el 71 por ciento de los desertores son mujeres, la mayoría en sus 20 y 30 años.

Solo unos pocos toman la ruta más peligrosa a través de la Zona Desmilitarizada Coreana, por la que un soldado norcoreano le llevó a desertar a fines del año pasado.

La mayoría de los norcoreanos desertan a través del largo y costoso viaje que los lleva a China después de cruzar el río Yalu.

Este viaje lleva a los individuos a la frontera sur de China en Vietnam y Laos antes de llegar a Tailandia.

A menudo son llevados en avión a Corea del Sur desde Tailandia. Algunos incluso optan por ir a los EE. UU., según Liberty in North Korea, una ONG con sede en los EE. UU. y Corea del Sur.

Pero su llegada a Corea del Sur no indica el fin de sus preocupaciones y problemas.

En la parte seis de la serie, Al Jazeera habla con Lee Min-bok, de 58 años, quien es el jefe del Grupo de Globos de Corea del Norte y envía globos al otro lado de la frontera desde el sur.

“Vengo de un lugar donde no había radio o Internet. Hace diecisiete años vi un folleto surcoreano y fue entonces cuando decidí desertar y hacer esto desde el otro lado de la frontera.

“Salí de Corea del Norte en 1990 y tardé cinco años en llegar al sur. Dejé a mis hermanas y mi madre. No he sabido de ellas desde entonces. Lo intenté (comunicarme con ellas) varias veces, pero no tuve suerte.

“Descubrí que el gobierno de Corea del Sur enviaba globos al norte y mi participación se limitaba a dar sugerencias y opiniones.

“Después de la cumbre intercoreana en 2000, dejaron de enviar esos folletos. En 2003, desarrollé mis globos y me convertí en el primer civil en hacerlo.

“A través de los globos, envío lo que llamo la verdadera noticia para desmitificar la mentira de que la Guerra de Corea fue instigada por Corea del Sur y EE. UU. y la mentira de que Corea del Sur necesita ser liberada de los imperialistas.

“No tengo un grupo como tal. Hay uno o dos expertos que vuelan los globos y el resto son patrocinadores. Para volar los globos se necesita una licencia para transportar gas, una estación para los globos y un vehículo que pase las normas de seguridad.

“La ubicación exacta donde se envían los globos depende del viento. La mayoría se envían desde el área de DMZ durante el verano. La última vez que enviamos el globo fue en noviembre de 2017. El viento no es tan bueno en el invierno, por lo que estamos planeando nuestra próxima ronda por ahora.

002

“Podemos rastrear los globos ya que la tecnología nos permite conectar el GPS y estimar la dirección y el volumen del viento. Escuché de un soldado desertor que el globo más lejos alcanzó fue en la provincia de Ryanggang, que se encuentra en el noreste de Corea del Norte.

“Debido a mi trabajo, he estado sujeto al terror por parte del gobierno de Corea del Norte. Fui atacado con agujas envenenadas, por lo que el gobierno de Corea del Sur contrató a seis guardaespaldas para estar conmigo en todo momento y una CCTV donde sea que vaya.

“Ahora, tengo una familia aquí en Corea del Sur, una esposa y tres hijos, y ellos me ayudan a enviar los globos”.