Por Ha Yoon Ah
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15177&cataId=nk01500

[Imagen superior: Un oficial de la unidad de inspección de Corea del Norte interroga a dos residentes en Provincia de Hamgyong del Norte, ciudad de Chongin. Imagen: Daily NK, tomada a principios de 2017]

Después de la Cumbre Moon-Kim del 27 de abril, las autoridades de Corea del Norte han formado una unidad de inspección con el pretexto de impedir el “fenómeno capitalista”, encargado de llevar a cabo operaciones a gran escala.

Durante una llamada telefónica con Daily NK el 4 de mayo, una fuente interna de la provincia de Pyongan del Sur dijo: “La unidad (encargada de erradicar la actividad “antisocialista”) fue formada por las autoridades centrales y se ha vuelto bastante activa recientemente. La unidad está evaluando la ropa y los peinados de las personas, participando en feroces reprimendas.”

“Hay unidades enviadas al nivel provincial desde las autoridades del Partido Central,” explicó la fuente. ”Dentro del nivel provincial, hay unidades formadas dentro de Comités Regionales Populares en las oficinas del Ministerio de Seguridad Estado, estaciones de policía y oficinas. Todos han recibido licencias para ejercer censura. En una hoja blanca de papel, de 20 centímetros por 10 centímetros, está escrito en rojo que permite al titular emprender medidas represivas y censura contra cualquier tipo de comportamiento antisocial.

La unidad antisocial ubicada dentro del Partido Central tiene una autoridad casi ilimitada para cuestionar la apariencia de los residentes y controlar la propagación del pensamiento y las tendencias del capitalismo. No solo están evaluando individuos. También están observando los bienes producidos por las empresas y tomando medidas severas, según la fuente.

La fuente dijo, “La unidad antisocial inspecciona cuidadosamente todo el contenido de las bolsas y pertenencias de uno. Si se encuentran artículos ilegales, se los confisca directamente. Por ejemplo, si alguien tiene una llanta que no puede ser producida en Corea del Norte, los oficiales de la unidad preguntarán, ¿de dónde sacaste esto? O, ¿a dónde estás enviando esto? Si no tiene un recibo o una factura, se considera ilegal y se confisca.”

Si la propiedad personal o corporativa tiene escritura en un idioma extranjero, se considera que es antisocial y, por lo tanto, puede confiscarse.

“El Partido ha investido a la unidad con amplias autorizaciones, lo que le da el poder de entrar en los mercados, empresas y fábricas. Pero técnicamente no pueden entrar a hogares privados a menos que la gente informe actividad sospechosa primero”, agregó una fuente en la provincia de Pyongan del Norte.

Agregó que antes de que las unidades se activaran, se emitían avisos que decían: “Si alguien es detectado con lo siguiente, debe ser reportado inmediatamente: ropa que no es de nuestro estilo, peinados que no son de nuestro estilo, canciones extranjeras y lenguaje que no es nuestro.”