En la cuarta parte de la serie sobre desertores norcoreanos, Um Yae-run arroja luz sobre cómo funcionan los intermediarios en el país.

Por Faras Ghani y Hae Ju Kang
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.aljazeera.com/indepth/features/north-korean-defector-money-180221095139644.html

Leer Parte 1 – ” El gobierno de Corea no trata a los desertores como personas

Leer Parte 2 – ” Como refugiado, Corea del Sur me ha dado todo

Leer Parte 3 – Desertor norcoreano describe la vida en su país a través de dibujos animados

Seúl, Corea del Sur – Alrededor de 31.000 norcoreanos han desertado en Corea del Sur desde el final de la Guerra de Corea en 1953.

Casi el 71 por ciento de los desertores son mujeres, la mayoría en sus 20 y 30 años.

Solo unos pocos toman la ruta más peligrosa a través de la Zona Desmilitarizada Coreana, por la que un soldado norcoreano le llevó a desertar a fines del año pasado.

La mayoría de los norcoreanos desertan a través del largo y costoso viaje que los lleva a China después de cruzar el río Yalu.

Este viaje lleva a los individuos a la frontera sur de China en Vietnam y Laos antes de llegar a Tailandia.

A menudo son llevados en avión a Corea del Sur desde Tailandia. Algunos incluso optan por ir a los EE. UU., según Liberty in North Korea, una ONG con sede en los EE. UU. y Corea del Sur.

Pero su llegada a Corea del Sur no indica el fin de sus preocupaciones y problemas.

En la cuarta parte de la serie, Al Jazeera habla con Um Yae-run, una desertora de 41 años que ahora trabaja en una agencia matrimonial y también como intermediaria.

Ella describe las rutas y los gastos asociados con la huida de Corea del Norte.

“Mi tía vivía en la región fronteriza y logró huir a Corea del Sur a través de China.

“Tres años después, ella contactó conmigo a través de un agente para tratar de que yo fuera. Lo medité durante aproximadamente un mes. No quería irme, pero finalmente, en 2009, dejé a mi hija y mi madre y huí.

“El agente me llevó a la frontera pero me hizo cruzar el río [en la frontera] a mediodía.

“No es muy ancho. Hay un agujero en el medio del río congelado, los norcoreanos bombean agua para lavar la ropa allí. Fingí hacer lo mismo y luego el agente del otro lado comenzó a gritar ‘señorita, déjelo y corre’. Le escuché y corrí.

“Los guardias fronterizos me dispararon. Había aprendido que tienes que correr en zig-zag para evitar que te disparen y eso es lo que me salvó.

“Desde China, el agente me llevó a Vietnam. Cuando llegamos a Hanoi, estuvimos en un motel durante unos cuatro días. Los intermediarios no llevan a una o dos personas, sino que reúnen a unas 10 y las mueven juntas.

“Luego tomamos un tren a la frontera de Camboya. Caminamos y luego gateamos por un kilómetro, tomando un camino que estaba totalmente oscuro y vacío a excepción de algunos puestos de control.

“Esperamos tres noches en Camboya. Luego nos montamos en un automóvil para llegar a un ferry que cruzó el río y fuimos llevados a la embajada de Corea. Nos trasladaron a una iglesia donde estuvimos tres meses.

“Muchas personas que vienen a Corea del Sur se convierten en intermediarios. Trabajan con intermediarios en China que trabajan con intermediarios en Corea del Norte.

“Si alguien en el sur quiere traer a un miembro de la familia, le dará la dirección de la persona en Corea del Norte para que el agente surcoreano lo pase.

“En Corea del Norte, no se puede confiar en nadie que diga que es un intermediario. Por lo tanto, le damos a los agentes información personal, como una palabra clave, para que la persona sepa quién envió al agente.

“La persona trabajará con los intermediarios para llevarlo a la frontera. Si no vive cerca de la frontera, necesita tomar un tren para el cual necesitará una autorización. Los intermediarios pagarán para que se suba al tren y sobornarán a los funcionarios del ferrocarril.

“En Corea del Norte, si tienes dinero, puedes hacer cualquier cosa. Una vez en la frontera, el intermediario indica un horario para cruzar el río. En el verano, puedes nadar con un bote de caucho negro, o la barca puede tener una cuerda unida al lado chino que los intermediarios tratarán de tirar hacia ellos para sacarte.

“Los intermediarios también pueden sobornar a la patrulla fronteriza para informarles sobre sus turnos para que puedan cruzar en ese momento. Si pueden llegar a un acuerdo todo es más fácil.

“Cuando crucé la frontera, me costó alrededor de 3 millones de won coreanos (2.800 dólares). Cuando vino mi hija, pagué 6.5 millones (6.000 dólares). Ahora, cuesta casi 10 millones de wones (9.300 dólares). Venir a Corea del Sur te costará mucho, 15 millones de won (14.000 dólares). Cruzar la frontera es la parte más cara. El resto es más barato.

“Después de llegar a Corea del Sur, la agencia de inteligencia me interrogó durante un mes antes de que me dejaran salir. Decidí trabajar como intermediaria porque por cada persona que ayudas ganas entre dos y cuatro millones de won coreanos (1.800 a 3.700 dólares)

“La primera persona a la que ayudé a huir era mi hija. Mi madre no quería. Quería que me casara en Corea del Sur y comenzar de nuevo. Tuve muchos pretendientes, pero después de traer a mi hija, todos huyeron.

“Cuando vine aquí, ahorré mucho dinero. No comía casi nada, no compraba nada caro. Mi ropa me costó de 2000 a 4000 wones (1.8 a 3.7 dólares) y también vestía ropa que otros me regalaban. Cuando recibes dinero gratis (Un desertor norcoreano recibe un beneficio social económico cuando llega a Corea del Sur.-ndt), no te das cuenta de cómo lo hacen. Mi madre actuaba como si fuera la madre de una hija rica.

“No estoy en contacto con mi madre ahora. Mis hermanos están con ella así que podría estar bien. A veces me siento mal porque no estamos en contacto, como si fuera egoísta, lo siento por mis padres. .

“Ahora trabajo en una casa matrimonial. Emparejamos a las mujeres norcoreanas con hombres surcoreanos u otros extranjeros. Traemos a las chicas a través de redes personales. Si hay chicas a mi alrededor que están solteras, solo las pongo en contacto y les mantengo informadas de los buenos clientes en mi compañía”.