En la tercera parte de la serie sobre desertores norcoreanos, Al Jazeera habla con el dibujante Sung-guk que huyó en 2010.

Por Faras Ghani y Hae Ju Kang
Traducido por Josue de Juan
Fuente https://www.aljazeera.com/indepth/features/north-korean-defector-describes-life-home-cartoons-180216132727372.html

Leer Parte 1 – ” El gobierno de Corea no trata a los desertores como personas

Leer Parte 2 – ” Como refugiado, Corea del Sur me ha dado todo

[Imagen superior: Choi Sung-guk tardó solo 15 días en llegar a Corea del Sur desde el norte [Faras Ghani / Al Jazeera]

Seúl, Corea del Sur – Alrededor de 31.000 norcoreanos han desertado en Corea del Sur desde el final de la Guerra de Corea en 1953.

Casi el 71 por ciento de los desertores son mujeres, la mayoría en sus 20 y 30 años.

Solo unos pocos toman la ruta más peligrosa a través de la Zona Desmilitarizada Coreana, por la que un soldado norcoreano le llevó a desertar a fines del año pasado.

La mayoría de los norcoreanos desertan a través del largo y costoso viaje que los lleva a China después de cruzar el río Yalu.

Este viaje lleva a los individuos a la frontera sur de China en Vietnam y Laos antes de llegar a Tailandia.

A menudo son llevados en avión a Corea del Sur desde Tailandia. Algunos incluso optan por ir a los EE. UU., según Liberty in North Korea, una ONG con sede en los EE. UU. y Corea del Sur.

Pero su llegada a Corea del Sur no indica el fin de sus preocupaciones y problemas.

En la tercera parte de la serie, Al Jazeera habla con el dibujante de 37 años Choi Sung-guk, quien también trabaja como conferencista e intermediario, ayudando a más norcoreanos a escapar del país y llegar a Corea del Sur.

“Estaba bajo vigilancia por copiar y distribuir películas de Corea del Sur en el Norte cuando decidí huir en 2010.

“De hecho, envié a mi familia, mi madre, mi hermana y mi sobrino a China porque estaba preocupado. Sin embargo, después de que se fueran, fui arrestado y enviado a un centro de detención durante seis meses. Logré huir del país por mi cuenta después de que el período de detención terminara.

“Las cosas no le fueron  nada bien para mi familia en China. Fueron arrestados y el gobierno engañó a mi hermana. La enviaron a Corea del Norte como espía para completar una misión. Pero la atraparon y la mataron. Lo supe cuando estuve en el centro de detención.

“En Corea del Norte, trabajé en una compañía de animación, haciendo versiones locales de El Rey León, Titanic, etc. Trabajé como fotógrafo de bodas y cumpleaños, y como los peinados estaban estrictamente controlados en el país, tomaba fotos de personas y usaba el Photoshop para hacer diferentes peinados sobre ellos.

“Mi viaje a Corea del Sur fue breve y fácil. Huí a China, luego a Laos y luego a Tailandia antes de llegar a Corea del Sur. Todo en 15 días.

002La hermana de Choi Sung-guk fue asesinada después de que fuera enviada de China a Corea del Norte [Faras Ghani / Al Jazeera

“También me di cuenta de las diferencias culturales entre las dos Coreas y cómo las personas tenían diferentes actitudes hacia la unificación. Y es por eso que comencé mi webtoon hace tres años y ayudé a reducir la brecha cultural.”Empecé a trabajar como desarrollador de programas y diseñador web después de llegar aquí. Pero siempre me interesaron los cómics y los dibujos animados. Lo que vi aquí fue realmente aburrido, así que comencé a trabajar en una red de radiodifusión, como radio y también como periodista, y fue entonces cuando comencé a entender la sociedad de Corea del Sur.

“A través de mi trabajo artístico, quiero enseñarle a la gente las diferencias y similitudes que tenemos. También quiero disipar el prejuicio que tiene la juventud sobre la unificación.

“De los 32.000 desertores en Corea del Sur, los más notorios son los 100 que no están viviendo bien. El resto de ellos no son visibles porque están bien integrados y son capaces de ganar el dinero que necesitan para sobrevivir.

“En Corea del Norte, la gente tiene que informarse mutuamente. Cuando alguien come carne, un vecino que no puede comer carne lo denuncia. Intento mostrar cosas a través de mi arte a través de escenarios que son los más comunes.

“A veces, incluyo material histórico o información académica para que la gente entienda por qué los coreanos del norte y del sur son diferentes. Todo mi trabajo se ha recopilado a través de gente a mi alrededor y de mi trabajo como intermediario.

“Nunca ha habido nadie que me haya pedido que los envíe de regreso de forma permanente. He tenido solicitudes de personas para poder regresar durante unos días para ver a su familia y he logrado hacerlo. Pero nadie quiere ir allí para siempre.”