Por Takuya Hiraga y Yasuhiro Sugimoto
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.asahi.com/ajw/articles/AJ201804120007.html

Los norcoreanos que viven cerca del río Yalu viajan en un camión de carbón, lavan la ropa haciendo agujeros en el hielo y transportan el agua del río a casa para el uso doméstico. (Imágenes de video de Takuya Hiraga)

El río Yalu sirve como una frontera natural entre China y Corea del Norte, y la diferencia entre la forma en que la gente vive en las costas opuestas no podría ser más marcada.

Es una lección de prosperidad versus pobreza.

005

Desde una perspectiva china, los norcoreanos del otro lado viven en un siglo diferente.

Los chinos en la provincia de Jilin pueden disfrutar muchos de los frutos de la era moderna, mientras que sus vecinos tras el río viven una existencia primitiva.

La ciudad de Jian, en la provincia de Jilin, se encuentra frente a Manpo, donde se ve claramente un camión azul que arroja humo espeso y negro, parecido a una locomotora.

De acuerdo con los comerciantes chinos que visitan la provincia de Jagang, donde se encuentra Manpo, algunos camiones allí queman carbón para alimentar sus motores, en parte porque la gasolina es difícil de conseguir.

Los vehículos también funcionan como autobuses para los norcoreanos, que pagan en efectivo o en cigarrillos para viajar en la camioneta.

En invierno, el río Yalu se congela en las cercanías de Linjiang, provincia de Jilin. En el lado norcoreano, las mujeres abren agujeros en el hielo para lavar la ropa.

002

A principios de marzo, se vio a cinco o seis mujeres empapando la ropa en el agua helada mientras golpeaban las pilas empapadas con un palo de madera para lavarlas. No tienen acceso a detergente.

El río Yalu es un salvavidas para los norcoreanos en más de un sentido. Proporciona agua para beber y preparar comida.

Pero en las zonas urbanas, los sistemas de purificación de agua son defectuosos y los insectos se encuentran a menudo en el suministro de agua.

El transporte también es primitivo, las bicicletas como la opción más popular para la mayoría de los residentes de Chunggang en la provincia de Jagang y Hyesan en la provincia de Ryanggang.

En las zonas rurales, son comunes los carros tirados por bueyes que transportan a los lugareños por caminos no pavimentados.

Los proyectos de desarrollo económico no han llegado a muchas personas fuera de los centros principales.

Las sanciones impuestas por la comunidad internacional para castigar a Corea del Norte por sus programas nucleares y de misiles han reducido el comercio entre China y Corea del Norte, haciendo que lo que ya era una dura existencia sea aún más difícil.

También hay indicios de una grave escasez de alimentos.

Un comerciante chino que visitó la provincia de Jagang en febrero dijo: “Vi el cadáver de un niño que murió de inanición en la calle”.

El comerciante que invitó a un amigo norcoreano a comer dijo que el individuo estaba tan ocupado comiendo que apenas dijo nada, aparte de no haber comido bien en varios días.

Mientras que el arroz y la carne todavía están disponibles en los mercados, los precios están fuera del alcance de muchos residentes locales.

El río Yalu no es particularmente profundo y bastante angosto en algunos lugares, donde solo unas pocas docenas de metros separan a Corea del Norte de China.

003

Si bien China puede estar a un tiro de piedra, la seguridad en el lado norcoreano se ha intensificado en los últimos años para evitar que los desertores huyan o que los contrabandistas traigan contrabando.

En el lado norcoreano, se han instalado alambres de púas a lo largo del río y árboles talados para proporcionar una mejor línea de visión sobre los desertores potenciales.

004

Según fuentes de la patrulla fronteriza china, se han construido torres de acero cerca de Hyesan para interferir con las señales de los teléfonos móviles utilizados por los norcoreanos para contactar con conocidos en China.

Imagenes por Takuya Hiraga y Yasuhiro Sugimoto