Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15162&cataId=nk01500

[Imagen superior: Un puesto de guardia norcoreano cerca de la frontera con China. Imagen:Daily NK]

Según los informes, las autoridades de Corea del Norte intensificaron la seguridad en las zonas fronterizas en los días posteriores a la cumbre intercoreana del viernes pasado y la firma de la Declaración conjunta de Panmunjom comprometida con la paz y la desnuclearización de la Península. La medida se ve como un intento de evitar cualquier incidente potencial que muestre un gobierno débil.

Una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte dijo a Daily NK el 29 de abril: “La gran mayoría de la gente está muy entusiasmada con la cumbre intercoreana, pero las autoridades ordenaron a la policía y a los guardias fronterizos que lleven a cabo medidas fronterizas de emergencia”.

“Las medidas de seguridad de emergencia estaban programadas para terminar el 30 de abril, pero no sé si durará más allá de eso”, agregó. “Con el Rodong Sinmun ampliando ampliamente los detalles de la cumbre, la atmósfera se ha desplazado hacia la anticipación de más intercambios intercoreanos en el futuro. Pero ahora mucha gente está preocupada después de esta repentina intensificación de la seguridad fronteriza”.

El periódico estatal norcoreano Rodong Sinmun publicó comentarios y más de 60 fotos de la cumbre intercoreana un día después del evento, el sábado 28 de abril. Los norcoreanos se sorprendieron al conocer los detalles, incluido el hecho de que Kim fue el primero de los líderes del país para visitar Corea del Sur.

“Parece que las autoridades pensaron que las deserciones aumentarían o habría una afluencia de información extranjera en medio del cambio de atmósfera, lo que los lleva a centrarse en fortalecer la seguridad en la región fronteriza”, agregó una fuente en la provincia de Ryanggang.

Esta revelación, que incluye la oposición a las medidas entre la gente común, pone de relieve el marcado contraste entre la promoción al exterior de la paz y la reconciliación del Norte y la intensificación de los controles internos.

“Una persona en Hoeryong me contó cómo fue advertido por soldados de guardia en la frontera cuando fue a lavar algunas herramientas agrícolas en el río (Tumen). Comentó enojado como que ‘el pueblo y el ejército ni siquiera están unificados en este país, ¿para qué hablar de unificación [nacional]? ‘”, dijo una fuente independiente en la provincia de Hamgyong del Norte.

“Los soldados que tienen que asumir las medidas de seguridad de emergencia pueden ver este tipo de asignaciones como inevitables, pero el uso banmal (forma gramatical ocasional del habla) cuando se habla a un adulto como ese se considera grosero. También he escuchado a personas decir eso, en preparación para la unificación, la ideología de los soldados y también su integridad necesitarán ser reformados”.

Con una población que anhela mejoras rápidas en las relaciones Norte-Sur y una intención del gobierno de limitar el impacto interno de tales cambios relacionados, crece la posibilidad de que surja una grieta en el sistema. Incluso mientras el Norte se relaciona con el Sur, es probable que las autoridades continúen con su reciente campaña contra los medios populares surcoreanos, ya que aún representa una amenaza significativa para su sistema de opresión.