Por Kim Yoo Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15159&cataId=nk01500

[Imagen superior: Soldados norcoreanos y residente en la provincia de Pyongan Norte, Condado de Sakju. Imagen: De Archico. DailyNK]

La llamada “clase hostil” de Corea del Norte, que está sujeta a estricta vigilancia y control por parte de la agencia de inteligencia y seguridad del país, está experimentando un estallido de esperanza en la cumbre Norte-Sur entre el líder Kim Jong Un y el presidente Moon Jae-in, informan fuentes internas.

Las novias y novios con familiares disidentes políticos como los reclusos en kwanliso [campos de prisioneros políticos] y desertores, han programado deliberadamente sus compromisos de matrimonio para coincidir con la reunión cumbre Norte-Sur, sugiriendo que se espera un resultado positivo, dijo una fuente interna de la provincia de Ryanggang durante una llamada telefónica con Daily NK el 26 de abril.

La fuente mencionó a una madre en su barrio cuyo hijo se iba a casar. Han pasado 18 años desde que [la hermana menor de la madre] fue enviada al kwanliso. Ya debe tener más de 60 años, por lo que la madre pensó que moriría pronto, pero esperaba que se sobreviva para cuidar a su sobrina, que fue enviada al kwanliso con ella.

La mujer se desanimó por la situación de su hermana menor y perdió la esperanza, pero ahora, debido a las expectativas en torno a la cumbre intercoreana, esperan que la unificación pueda significar la liberación de los miembros de su familia,  dijo la fuente .

Otra fuente en la provincia de Ryanggang informó a Daily NK que hay sentimientos encontrados en las regiones fronterizas cercanas a China con respecto a la cumbre. Los residentes tienen esperanzas de comunicarse con los familiares de los desertores, pero también están preocupados al mismo tiempo.

Una fuente de la provincia de Hamgyong del Norte transmitió más noticias sobre una ciudad en el condado de Musan. Durante las hambrunas que empobrecieron de la nación a fines de la década de 1990, estuvo casi completamente desierta cuando los residentes escaparon a través de la frontera para hacer una nueva vida en el extranjero.

Los residentes que se mudaron a las casas de las personas que se marcharon ahora están preocupados. Si hay unificación, los residentes originales podrían regresar y exigir que les devuelvan sus antiguos hogares”, dijo.

Pero otros, señaló, están pensando de manera diferente. “Los residentes no pueden decir Josun del Sur [Corea del Sur], por lo que en su lugar dicen “China”. Algunos dicen: “Estas personas han estado viviendo bien en China. Cuando vuelvan y vean el lamentable estado de sus antiguas casas, ¿realmente van a querer que vuelvan?”,  explicó.

Aunque a algunos residentes les preocupa que la unificación pueda significar la pérdida de sus hogares, muchos sienten envidia cuando piensan en los desertores.

Cuando se le preguntó acerca de la atmósfera general que rodea la cumbre, la fuente de Hamgyong del Norte dijo: “La mayoría de las personas son generalmente calladas, pero tienen grandes expectativas para el futuro. Pero entienden que muchas cosas necesitan desarrollarse de cierta manera, entonces todos podemos ser felices juntos”.