Por Benjamin Katzeff Silberstein
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://www.nkeconwatch.com/2018/04/25/goods-and-people-crossing-the-china-north-korea-border/

En las últimas semanas, ha habido varias noticias que sugieren un mayor movimiento de mercancías y personas a través de la frontera con Corea del Norte hacia China. En primer lugar, tenemos los informes de que unos 400 trabajadores norcoreanos, que anteriormente habían sido expulsados ​​debido a la implementación de las sanciones impuestas por China, regresaron a China. No debería ser tan chocante si la aplicación de sanciones chinas disminuyó un poco después de la visita de Kim Jong-un a Beijing hace unas semanas. A juzgar por los patrones históricos, la aplicación de sanciones por parte de China en Corea del Norte bien podría haberse relajado a medida que las tensiones internacionales en torno al programa nuclear de Corea del Norte también se relajan un poco.

El MBC de Corea del Sur parece hacer la misma evaluación en un reciente envío de personal desde la frontera entre China y Corea. El 24 de abril, informaron que los restaurantes de Corea del Norte en Dandong se han abierto nuevamente después de haber estado cerrados durante varios meses, desde que China comenzó a aplicar las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte. Las tiendas que venden productos de Corea del Norte en China se han reabastecido y, a juzgar por la venta de pasajes, ha aumentado el número de turistas chinos que visitan Corea del Norte.

Es difícil decir con precisión qué significa todo esto. Seguramente, esto podría ser un signo de las concesiones chinas a Corea del Norte después de la reunión de Kim con Xi. Lo más probable es que la mitigación (de las sanciones) también sea una concesión para las empresas chinas: la implementación de sanciones por parte de China no solo ha afectado a Corea del Norte, sino también a los intereses comerciales chinos en las regiones fronterizas. Parece que los principales beneficiarios de la relajación que ha sucedido son las empresas cercanas a la frontera, como una serie de fábricas chinas y restaurantes administrados por Corea del Norte (generalmente regentados como empresas conjuntas con socios chinos). La información es, como de costumbre, muy irregular y uno debe tener cuidado de no sacar demasiadas conclusiones generales de la evidencia anecdótica.

En cualquier caso, como he escrito para NK Pro, los signos de relajación que hemos visto hasta ahora no merecen ningún cambio en la evaluación de que Corea del Norte está experimentando una presión significativa de las sanciones. Las exportaciones clave que disminuyeron en 2017 debido a las implementaciones de sanciones de China no han aumentado, hasta donde podemos ver a partir de la información disponible públicamente. Esto puede muy bien cambiar en el futuro, y los signos anecdóticos de relajación a lo largo de la frontera pueden ser indicativos de un cambio más amplio. Pero por ahora, la evidencia no parece estar allí.