Por Ha Yoon Ah
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15145&cataId=nk01500

[Imagen superior: Kim Jong Un y su esposa Ri Sol Ju asisten a una actuación de ballet deun compañía de arte china en el East Pyongyang Grand Theatre. Imagen: Agencia de noticias Yonhap]

Las autoridades norcoreanas mantienen restricciones sobre el consumo de medios chinos y continúan castigando a los televidentes a pesar de la postura más amistosa del régimen hacia China desde la visita de Kim Jong Un a Beijing el mes pasado, según una fuente del país. Esta medida se consideran una prueba más de la intención del gobierno de evitar que su nueva diplomacia provoque cambios culturales internos, al menos por ahora.

“[Los medios estatales] solían maldecir a China y su ‘mala’ sociedad, y los chinos que vivían dentro de Corea del Norte eran tratados con hostilidad. Pero ahora no ocurre así, y parece que las relaciones están mejorando con China”, dijo una fuente en la provincia de Pyongan del Norte al Daily NK el 19 de abril.

Sin embargo, una fuente en la provincia de Pyongan del Sur dijo que “además de los dramas surcoreanos, también está prohibida la visualización de películas chinas. Aunque las relaciones entre los dos países han mejorado nuevamente últimamente, las autoridades no han vuelto a permitir que las personas vean películas chinas”.

Una fuente independiente en la provincia de Pyongan del Norte confirmó la situación, diciendo: “Que te atrapen viendo dramas surcoreanos, por supuesto, te llevará a la cárcel, pero como las películas chinas aún no están aprobadas, las personas que las ven también son enviadas a un centro de detención por un par de semanas.”

Describió un incidente reciente en el que “un hombre de unos 30 años tenía una película de Jackie Chan en una memoria USB y se la dio a otra persona, pero esa otra persona fue atrapada y ambos fueron arrestados”.

Según los informes, el hombre pasó diez días detenido y se vio obligado a escribir una confesión que detalla la ruta de contrabando utilizada para obtener la película antes de ser liberada.

Aunque las relaciones chino-norcoreanas parecen normalizarse después de la reunión de Kim Jong Un con el presidente chino Xi Jinping en Pekín, y después de que la población se haya enterado de esta reunión secreta inicial, los beneficios de los lazos chino-norcoreanos con la población general siguen siendo esquivos.

“La gente sabe sobre la reunión del Mariscal (Kim Jong Un) ahora desde que fue reportada en las noticias, pero esto no ha resultado en un relajamiento de las restricciones. Es un tema aparte”, dijo la fuente en la provincia de Pyongan del Sur.

Las circunstancias pueden significar que incluso si la cumbre intercoreana de la próxima semana va bien, puede no dar lugar a que el Norte afloje las restricciones a los medios de comunicación de Corea del Sur. E incluso cuando Corea del Norte parece entusiasmada con las recientes representaciones artísticas para las élites en Pyongyang por parte de compañías artísticas surcoreanas y chinas, estas no necesariamente indican una relajación inminente sobre los controles de medios extranjeros para el resto de la audiencia nacional.

Mientras tanto, una nueva campaña contra los medios de Corea del Sur comenzó en marzo, y muchos residentes recurrieron a las películas indias como una alternativa segura.