Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15141&cataId=nk01500

[Imagen superior: Kim Jong Un, acompañado por su esposa Ri Sol Ju, asistiendo a un partido de baloncesto en Pyongyang junto con la estrella del baloncesto estadounidense Dennis Rodman. Imagen: Agencia de noticias Yonhap]

A medida que Corea del Norte entra en su campaña anual “Anti-Espionaje” de marzo a abril, las autoridades, según los informes, están enfatizando la necesidad de un sistema de cumplimiento y denuncia más preciso contra elementos anticomunistas dentro del país.

Según una fuente en la provincia de Ryanggang, hay un foco particular en las actividades de espionaje de “agentes surcoreanos” y “extranjeros”, así como la posibilidad de que los locales puedan ser reclutados para actividades antiestatales en la región fronteriza cercana a China. Las autoridades locales posteriormente intensificaron sus medidas de propaganda para fomentar la conciencia entre los residentes.

“El arte de propaganda ha aumentado recientemente de acuerdo con la ‘Lucha contra el Espionaje’ a nivel nacional”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang a Daily NK el 18 de abril. “Todos han tenido que participar en actividades de propaganda últimamente”.

“En las reuniones de los lugares de trabajo y de las unidades populares (inminban), la propaganda se centra en establecer un sistema de informes y crear conciencia, mientras se alienta a los delincuentes a entregarse ofreciendo penas más suaves”.

Pero los lugareños consideran que la campaña es simplemente una “formalidad anual” y las reacciones han sido bastante aburridas, según una fuente de la provincia de Hamgyong del Norte que dijo: “Algunas personas se duermen durante las conferencias y reuniones, y una persona dijo: ‘¿que se supone que debemos hacer al respecto si los agentes de la Seguridad del Estado ni siquiera pueden atraparlo?'”

Agregó que algunos lugareños consideran que la propaganda es “poco realista” y reacciona a la campaña al hacer preguntas como: “¿Es que hay tantos espías en este país mientras hacemos esto todos los años?” y, “Ya es bastante difícil ver a un extranjero, ¿cómo se supone que debemos informar sobre sus actividades?”

“En su mayoría son cuadros que van al extranjero y conocen a extranjeros, por lo que decirle a la gente común que deben informar sobre actividades de espionaje es ridículo. Incluso escuché a alguien decir: ‘El mariscal (Kim Jong Un) conoció a un estadounidense (Dennis Rodman) entonces, ¿deberíamos informarlo?'”, agregó.

Algunos señalan a la campaña como indicativa de la propia incompetencia del gobierno, e incluso se burlan de las autoridades por no detectar al culpable de un incidente por un graffiti antigubernamental ocurrido en Hyesan en abril de 2016 .

“La Seguridad del Estado llevó a cabo inspecciones y examinó la caligrafía de las personas, pero al final no salió nada”, dijo una fuente independiente en la provincia de Ryanggang. “Mucha gente dice que las autoridades deberían llevar a cabo una investigación adecuada en lugar de ir por ahí interrogando a personas inocentes todo el día”.

“Hay una dicho bromista que dice que ‘tienes que escribir cartas de queja con los pies'” para evitar la atención de las autoridades, agregó, señalando una de las formas en que las personas se burlan de las tácticas de investigación del gobierno.

Según el artículo 64 de la Ley penal de Corea del Norte, “el acaparamiento, recopilación y distribución de secretos de estado por personas no-ciudadanas con el propósito de espiar se castiga con al menos 5 años y un máximo de 10 años en un campo de trabajo correccional. En situaciones severas, la persona debe recibir una sentencia de al menos 10 años en un campo de trabajo correccional “.