Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15131&cataId=nk01500

[Imagen superior: Si un desertor que vive en Corea del Sur envía 1 millón de KRW (aproximadamente 930 USD) a su familia en Corea del Norte, unos 100,000 KRW termina yendo a un Agente surcoreano, 150,000 KRW van a un intermediario chino, 200,000 KRW van a un intermediario de Corea del Norte y 200,000 van al Ministerio de Seguridad del Estado o Ministerio de Seguridad Popular. Esto significa que la familia del desertor finalmente recibe alrededor de 350,000 KRW de la transacción.]

A pesar de ser ilegal, el Ministerio de Seguridad del Estado de Corea del Norte facilita activamente las remesas extranjeras para ingresar dinero, mientras que los oficiales del Ministerio de Seguridad Popular también han entrado recientemente en la dinámica como intermediarios.

“El envío oficial de remesas está oficialmente designado como un acto antisocialista por parte del estado, pero ahora la actividad es cada vez más común”, dijo una fuente de la provincia de Hamgyong del Norte durante una llamada telefónica con Daily NK el 13 de abril. “Eso es porque las agencias reguladoras están ganando dinero mientras sobornan para facilitarlos”.

“Algunos de los intermediarios de remesas eligen no trabajar con el Ministerio de Seguridad del Estado (MSE) o el Ministerio de Seguridad Popular (MPS) e intentan enviar fondos secretamente, pero se ha fortalecido la vigilancia y se descubren muchos que lo intentan. Por esta razón, la mayoría de los intermediarios optan por trabajar con las agencias, sin una mejor alternativa”, explicó la fuente.

De esta manera, MSP y MSE de Corea del Norte, cuya tarea es garantizar la protección y la seguridad, están ganando importantes cantidades de dinero involucrándose en actividades que las autoridades consideran ilegales.

Al carecer de la capacidad de controlar el mercado de remesas en su totalidad, hay rumores de que las autoridades de Corea del Norte han emitido en secreto órdenes de esquilmar el dinero de las remesas en su lugar.

“Los oficiales de MSP se están acercando abiertamente a las familias de los desertores y exigiendo dinero. Al hacerlo, también pueden obtener una parte para ellos mismos”, agregó una fuente en la provincia de Ryanggang.

“Los oficiales demandan los fondos con el pretexto de ofrecer ayuda para identificar a personas desaparecidas. La estación local conoce la situación, pero también recibe una parte de los ingresos, por lo que no hay injerencia”.

Los intermediarios de Corea del Norte no ven los tratos como inviables. Debido a que los funcionarios del gobierno han sido pagados, las remesas son más seguras y los intermediarios mismos no pierden dinero en el trato. Las únicas personas que están peor son los desertores y sus familias.

Según ambas fuentes, los honorarios por el envío de remesas son del 15% para el intermediario chino y del 20% para el intermediario norcoreano. Estas tasas de comisión actuales representan un aumento del 10% de la tarifa total en comparación con el pasado. Los intermediarios surcoreanos agregan un 10% adicional, mientras que la agencia de aplicación de la ley pertinente toma el 20%.

“Al final, en el Norte o en el Sur, una gran cantidad del dinero que se envía termina siendo absorbido por las tarifas. Vemos este fenómeno como una consecuencia desafortunada de la separación familiar”, dijo la fuente de la provincia de Ryanggang.