Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?cataId=nk01500&num=15126

[Imagen superior: El grupo surcoreano K-pop Red Velvet presenta ‘We Are One’ junto con cantantes norcoreanos en una actuación en el Gimnasio Ryugyong Jong Ju Yong Gimnasio en Pyongyang el 3 de abril. magen: EPA / Yonhap-Joint Press Corps

Otra canción de Corea del Sur ha ganado popularidad en la región fronteriza de Corea del Norte, informan fuentes dentro del país. Sin embargo, en lugar de cantar las letras originales, algunos residentes han cambiado las palabras para reflejar su “anhelo de unificación”.

“Más personas están cantando canciones surcoreanas ahora después de las actuaciones de músicos surcoreanos en Pyongyang”, dijo una fuente de la provincia de Ryanggang a Daily NK el 10 de abril. “Pero como la gente todavía está siendo cuidadosa debido a la represión, muchos han elegido cambiar la letra alabando a Kim Jong Un”.

Sin embargo, la fuente también describió una canción que ha adoptado un cambio más sutil. La canción en cuestión es el éxito de 2005 ‘Unconditional’ de Park Sang Chul. Con su ritmo rápido y características familiares de “Trot” (estilo pop antiguo coreano), la canción parece haber ganado popularidad en el Norte recientemente debido a su gran atractivo.

Pero la canción también brinda una oportunidad conveniente para que los norcoreanos cambien las letras a un ideal más subversivo.

Las letras originales dicen: “Cruzaré el Pacífico, cruzaré el Atlántico, cruzaré el Océano Índico. Si me llamas, correré hacia ti. Iré hacia ti incondicionalmente”.

Pero las letras modificadas dicen: “Cruzaré el Amnok (río Yalu), cruzaré el Tumen, cruzaré las vallas de alambre de púas. Si me llamas, correré hacia ti. Correré. para ti incondicionalmente “.

Realmente, reemplazar los grandes océanos con ríos locales no puede considerarse un cambio muy amenazante, pero la fuente dijo que la intención subyacente es expresar el deseo de “huir” del país.

“Al principio parece que dicen que ‘el amor no tiene fronteras’, pero en realidad puede interpretarse como un deseo de escapar [del país]. Sin embargo, las autoridades aún no han tomado medidas contra esta canción”, dijo un fuente independiente en la provincia de Hamgyong del Norte.

Añadió, sin embargo, que no debe interpretarse en el sentido de que las autoridades han levantado silenciosamente las restricciones a la música surcoreana, ya que otras fuentes han confirmado las recientes medidas del gobierno por intensificar estas restricciones.

Nos referimos a un incidente a principios de este mes en el que un individuo fue encarcelado después de que lo sorprendieron cantando canciones surcoreanas durante una fiesta .

El Asahi Shimbun informó sobre un incidente similar el 8 de abril y dijo que “seis personas de entre 16 y 17 años fueron llevadas s juicio abierto en el distrito Samsu de la provincia de Ryanggang el 22 de marzo por ‘escuchar y bailar 50 canciones surcoreanas'”.

Pero mientras algunos residentes cambian la letra a versiones más aceptables políticamente, la práctica de modificar tales canciones también ha sido a menudo dirigida por las mismas autoridades norcoreanas.

Por ejemplo, las autoridades agregaron elogios para el sistema político del país en el último verso de la canción de Kim Bum Ryong de 1985 “Wind Wind Wind”, cambiando las palabras de “eres un viento que me hace llorar” al “viento de Juche”. ” En otro ejemplo, las letras de la canción de 1994 “The Fairy and the Woodcutter” de Kim Chang Nam cambiaron la frase romántica: “El día en que las flores florecieron y cayeron entre el cielo y la tierra, en el bosque del valle…” al insulto anti-surcoreano, “el presidente Kim Young Sam ha perdido la cabeza, está enloquecido por el dólar [de EE. UU.] y se derrite ante el yen [japonés]”.

A pesar de la aparente represión, el gusto por la música surcoreana en Corea del Norte permanece. “‘Maze of Love’ (de Choi Jin Hee) es otra canción que se hizo popular con letras alteradas por las autoridades”, dijo la fuente. “Los funcionarios habían discutido en el pasado el hecho de que los residentes conocían la letra original y la estaban cantando de esa manera, y respondieron haciendo que esa versión de la canción fuera ilegal. Pero realmente no tuvo ningún efecto”.

La transmisión de la actuación de K-pop a principios de abril en Pyongyang con Kim Jong Un de forma presencial hace que sea más difícil para las autoridades justificar restricciones continuas a la música de Corea del Sur.

“En las conferencias oficiales, las autoridades aún no han abordado adecuadamente el tema de la música de Corea del Sur”, dijo la fuente de la provincia de Ryanggang.

“Y a medida que la represión se intensifica, la gente comenzó a preguntarse por qué hay un ‘doble estándar’ entre Kim Jong Un y el resto de la gente ‘”.