Por Lee Sang Yong
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15125&cataId=nk01500

[Imagen superior: Construcción de un complejo de apartamentos en Pyongyang. Imagen: Agencia de noticias Yonhap]

Según los informes, los norcoreanos que se encuentran en regiones agrícolas alquilan sus casas por cuotas mensuales para ayudar a hacer frente a los efectos colaterales de las sanciones internacionales contra el régimen por su desarrollo nuclear y de misiles. Esto ha causado que los precios inmobiliarios caigan dentro del país, ya que la demanda de propiedades de alquiler supera la demanda de compras de viviendas.

“Se ha vuelto aún más difícil vivir en estos días, por lo que muchas personas están vendiendo sus casas y mudándose con otras personas. No desea tener su casa en el mercado por mucho tiempo, por lo que las personas no mencionan sus quejas y razones para hacerlo, a fin de atraer inquilinos”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang a DailyNK el 9 de abril.

“Los tiempos son difíciles, por lo que este año ha visto a mucha gente con el dinero del alquiler pagado por anticipado por personas que vienen de otras ciudades. Algunos lugares cuestan alrededor de 30.000 KPW, es el precio más bajo que se puede encontrar si quieren sobrevivir”.

Según las tendencias actuales del mercado, 30.000 KPW son aproximadamente 4 dólares, aunque los precios exactos fluctúan en función de la accesibilidad y la proximidad a los centros de transporte como las estaciones de tren, o si la casa es de ocupación individual o múltiple.

“Un lugar realmente cercano a una universidad cuesta solo 100.000 KPW por mes, con personas que a veces comparten comidas juntas u otras simplemente usándolo como un lugar para dormir. Las personas proporcionan su propio arroz y pueden pagar 100.000 KPW adicionales por los platos adicionales durante su estadía”.

El precio es inversamente proporcional a la distancia desde la universidad, añadió, y las ubicaciones de alquiler más remotas son tan baratas de alrededor de 50.000-60.000 KPW.

Una fuente en la provincia de Hamgyong del Norte agregó: “Un lugar justo alrededor de la Universidad de Chongjin es de 110.000 a 130.000 por mes, y si quieres compartir comidas familiares, pagas un total de 150.000 KPW”.

Esta proliferación de casas de alquiler es otro ejemplo de la erosión de los principios socialistas y la naturaleza compleja de la economía de mercado de Corea del Norte en relación con el estado. Según los informes, algunos alquilan habitaciones desocupadas en sus casas o restauran sus casas para contratar inquilinos adicionales que buscan una vivienda.

En el papel, tales prácticas siguen siendo ilegales en Corea del Norte, pero los funcionarios a cargo del departamento de viviendas carecen de personal y son cada vez menos estrictos en su aplicación de la ley. Los funcionarios afiliados a la residencia, como el inminban (unidad de personas, un tipo de vigilancia del vecindario) y el Ministerio de Seguridad Popular que tienen la tarea de controlar y monitorear a las poblaciones itinerantes, simplemente presentan informes sin incluir posibles casos problemáticos.