Por Moon Dong Hui
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15117&cataId=nk01500

[Imagen superior: Un documento contable de una entidad de construcción de Corea del Norte, recientemente adquirido por Daily NK. Imagen: Daily NK]

Las autoridades de Corea del Norte se están uniendo al donju del país (clase empresarial adinerada de Corea del Norte) para generar ganancias en las industrias de bienes raíces y construcción de viviendas.

DailyNK adquirió recientemente un documento contable de una fuente en Pyongyang, que muestra los cálculos financieros realizados con respecto a un complejo de apartamentos de 12 pisos construido para albergar a 40 familias en esa ciudad. El costo de construcción implícito del edificio asciende a 500.000 dólares, con el beneficio esperado de ventas establecido en 730.000 dólares.

El documento fue adquirido de un donju involucrado en el trato, que esperaba ganar 230.000 dólares. Una fuente adicional en Pyongyang involucrada con el mismo proyecto corroboró la exactitud de la información provista en el documento. La información de identificación en la parte superior del documento ha sido redactada para la protección de las fuentes.

Sin embargo, es poco probable que dichos beneficios calculados se reciban en su totalidad, ya que los sobornos siempre deben pagarse a los cuadros locales. En la mayoría de los casos que involucran un proyecto grande, el Donju se unirá para agrupar recursos y luego dividir los beneficios.

El documento simplemente dice “Piso 12 – 10% (4 unidades)”, lo que sugiere que cuatro de las unidades de apartamentos deberán entregarse al estado, una disposición importante.

En febrero de 2017, Daily NK informó que el 10% de las ganancias de la construcción deben otorgarse al estado, pero en la mayoría de los casos, las unidades del último piso son cedidas en lugar de dinero.

Los pisos superiores de dichos edificios son menos populares en Corea del Norte debido a cortes de energía crónicos y problemas de seguridad, los pisos más altos generalmente se venden a precios más baratos. El documento adquirido por Daily NK respalda estas afirmaciones, con las unidades inferiores más deseables (pisos 5º a 7º) que se venden por 30.000 dólares, y las unidades menos deseables del piso 11 que se venden por 8.000 dólares.

Otro hallazgo digno de mención revelado por el documento es el salario relativamente alto proporcionado a los trabajadores de alrededor de 2 USD por día. Comparado con un trabajador estatal de Corea del Norte, que gana un salario mensual de alrededor de cincuenta centavos, esto representa un salario mensual relativamente masivo de 60 dólares.

Se establece una asignación de costos de alimentos de 1.50 dólares por persona/por comida, que equivale a 12.000 KPW. Se sabe que la sopa de fideos de patatas se vende por 500 KPW por taza en los mercados de la provincia de Ryanggang, lo que sugiere que la distribución de alimentos es considerable.

Cuando se le preguntó acerca de los sueldos relativamente altos y las asignaciones de alimentos para el proyecto, un desertor le dijo a Daily NK: “Es probable que inflen los costos de construcción para que puedan justificar cobrar más por la propiedad”.

Se desconoce si los salarios completos realmente se pagaron a los trabajadores. Se sabe que el Donju contrata a las tropas de choque de jóvenes de la nación (equipos de construcción movilizados por el estado) y otros grupos para contratos a nivel de grupo, en lugar de contratar constructores individualmente. Los salarios y las asignaciones de alimentos se dispersan en una suma global para la administración del grupo.

Otra faceta que merece atención es que el precio de los artículos está etiquetado en dólares. Los costos del cemento se presentan a 65 dólares/tonelada, mientras que las barras de acero corrugado cuestan 350 dólares/tonelada. El ascensor está listado en 15.000 dólares. Esto refleja el hecho de que los comerciantes de Corea del Norte prefieren usar dólares en sus tratos sobre el won norcoreano. Dentro del país, el KPW continúa devaluando.

El edificio en cuestión tiene un único nivel de sótano, doce pisos sobre el suelo, un piso dedicado a los negocios, y once dedicados a residencias. Cada piso residencial tiene espacio para cuatro apartamentos.