Por Kang Mi Jin
Traducido por Josue de Juan
Fuente http://english.dailynk.com/english/read.php?num=15106&cataId=nk01500

[Imagen superior: Soldados norcoreanos en patrulla en Sinuiju, cerca de la frontera con China. Imagen: de archivo. DailyNK]

Según informes, los pagos de remesas a residentes de Corea del Norte en el extranjero van en aumento, incluso cuando las autoridades han advertido contra la práctica como parte de una campaña nacional contra las llamadas actividades “antisocialistas”. El contrabando de dinero en efectivo hacia el país es, de acuerdo con las fuentes dentro del país, a menudo permitido bajo el permiso explícito de las autoridades centrales o hecho directamente con la ayuda de agentes del Ministerio de Seguridad del Estado .

“En conferencias y en otros lugares estos días, las autoridades están declarando que las remesas son completamente ilegales”, dijo una fuente localizada en la provincia de Hamgyong del Norte a Daily NK el 2 de marzo. “Sin embargo, el dinero continúa pasando por la seguridad fronteriza ya que los funcionarios ayudan con o pasar por alto las entregas “.

“He escuchado a oficiales de la ley sobre órdenes emitidas por Kim Jong Un en febrero instruyéndoles a desviar las tarifas de las transacciones de remesas para el estado”, dijo, y agregó que los contrabandistas de efectivo están encontrando más oportunidades de trabajo ahora.

La aprobación continua de dinero de las remesas que ingresa al país, independientemente de lo “ilegal” que las autoridades afirmen, puede considerarse como evidencia del interés del gobierno en la cooperacion de la actividad para mantener esta valiosa fuente de divisas.

Además, las personas involucradas en el comercio de remesas que ahora trabajan juntas con las autoridades se están llevando a casa menos dinero debido a la participación del gobierno, lo que significa que a pesar del aparente aumento en la actividad general, muchas personas están sufriendo económicamente como resultado.

“Los contrabandistas de remesas informan que los agentes de Seguridad del Estado que intervienen ahora están exigiendo una tarifa adicional del 20%, lo que inevitablemente ha llevado a un aumento en el costo total de las tarifas por transacción”, dijo una fuente en la provincia de Ryanggang. “El año pasado, las tarifas ascendieron a 30 o 35% como máximo, pero ahora es hasta 40 o incluso 50%”.

Mientras tanto, el “Grupo Central Antisocialista” (una equipo especial que se centra en identificar elementos “antisocialistas”) continúa llevando a cabo inspecciones entre los residentes después de las nuevas conferencias dirigidas por la Seguridad del Estado a principios de marzo.